Los guisantes admiten multitud de usos en la cocina, aunque en ocasiones se considere que se agregan a ciertos platos sin criterio alguno, solo con una finalidad estética: aportar colorido. Sin embargo, son numerosas las recetas que pueden prepararse con esta rica verdura, con resultados inmejorables. En platos de arroz tipo paella, en recetas de guisados de carne o de ave y en pescado en salsa verde, su papel es sobre todo conseguir un contraste de color.
Anterior   1   2