Un pincho se denomina tradicionalmente a una pequeña rebanada de pan sobre la que se coloca una pequeña ración de comida como puede ser chorizo, jamón serrano, tortilla o croquetas. Recibe su nombre porque tradicionalmente se sujetaba la comida al pan con un palillo. Los hay fríos y calientes. Se suelen servir con un vasito de vino tinto o una cañita de cerveza.
Publica tu receta gratis