Receta de Albóndigas de carne molida

Receta de Albóndigas de carne molida

Aprende a preparar las albóndigas de carne picada de toda la vida, como las hacía la abuela. Con esta receta fácil descubrirás cómo se hacen las albóndigas, las clásicas bolitas de carne que luego podrás usar para comer con pasta, con salsa, como aperitivo o como más te guste.

Las albóndigas de carne son la forma ideal para hacer que los niños coman este tipo de alimento, así que descubre en RecetasGratis cómo aderezarlas y cómo hacer albóndigas de carne molida para darles la textura y la consistencia que deben tener unas buenas albóndigas caseras.

2 comensales 30m Plato principal Dificultad baja
Características adicionales: Coste barato, Frito
Ingredientes:
Cómo hacer Albóndigas de carne molida:
1

Para hacer estas albóndigas de carne caseras puedes usar carne de ternera o pedir en la carnicería una mezcla de ternera y de cerdo. Si te decides por esta última opción la proporción ideal es de de un 70% de carne de vaca y un 25% de cerdo. La mezcla hará que las albóndigas queden más jugosas gracias a la carne de cerdo. Y si prefieres utilizar carne de pollo, entonces consulta la receta de albóndigas de pollo.

2

Para empezar la receta de albóndigas de carne, coloca la carne en un bol lo suficientemente amplio y amasa junto con los huevos, el pan rallado, la cebolla, los condimentos y el perejil. La cebolla y el perejil deben estar finamente picados. Si eres alérgico al huevo puedes prescindir de este ingrediente.

Truco: para potenciar el sabor de las albóndigas de carne, sofríe previamente la cebolla picada.

3

Añade un poco de harina a la mezcla hasta que se vuelva maleable y compacta. La cantidad varía al gusto, pero con una o dos cucharadas grandes debería ser suficiente. Comprueba la sazón y corrige con más condimentos o sal la receta de albóndigas de carne fáciles si es necesario.

4

Para hacer las albóndigas fáciles de carne, forma bolitas con la carne y pásalas por pan rallado. Si ves que la carne no se compacta, puedes añadir más harina y amasar.

5

Ahora que sabes cómo preparar albóndigas, las podrás cocinar en salsa o hacerlas fritas. En el segundo caso bastará con pasarlas por aceite caliente hasta que se doren, pero si prefieres hacer albóndigas de carne en salsa, tal como las hemos hecho nosotros, aquí tienes algunas recetas paso a paso que te pueden ayudar:

  • Albóndigas fritas con salsa
  • Salsa de tomate casera
6

Esta receta de albóndigas de carne molida es deliciosa y, como ves, elijas la opción que elijas, terminar de cocinarlas es muy sencillo. Ahora que ya sabes cómo hacer albóndigas de carne, solo falta que le des tu toque personal a la receta y nos cuentes cómo te han quedado. ¡Buen provecho!

Si te ha gustado la receta de Albóndigas de carne molida, te sugerimos que entres en nuestra categoría de Recetas de Albóndigas.

Trucos para hacer albóndigas de carne perfectas

A la hora de saber cómo hacer albóndigas es importante tener en cuenta una serie de trucos que pueden ayudarnos a marcar la diferencia entre unas albóndigas de carne buenas y unas perfectas. Uno de los más importantes es el uso del pan rallado y la harina, ya que aunque muchas recetas de albóndigas de carne utilizan solo pan, la harina aporta un extra de consistencia y, después, textura crujiente. Dicho esto, vamos a ver más trucos y recomendaciones:

  • Las especias potencian el sabor de las albóndigas de carne, así que deja volar tu imaginación, añade y prueba. Además de orégano, ajo y perejil, recomendamos pimienta, tomillo y romero.
  • Si eres alérgico al huevo, sustitúyelo por un poco de leche o caldo de carne, ya que así la masa compactará mejor y las albóndigas de carne quedarán más jugosas.
  • Como ya hemos dicho, sofreír la cebolla también potencia el sabor de la receta de albóndigas de carne.
  • Para conseguir que todas las albóndigas queden del mismo tamaño, un truco infalible es emplear una huevera. Si no tenemos, podemos usar una cuchara para coger siempre la misma porción de carne.
  • El rebozado de las albóndigas de carne ayuda a acabar de fijar la masa y aporta un extra de crujiente. Lo ideal es hacerlo con pan rallado, harina de trigo o maicena.

Y si además, quieres conocer otros tipos de elaboraciones, no te pierdas estas recetas:

  • Salsas para albóndigas de pollo
  • Albóndigas en salsa de verduras
  • Albóndigas rellenas de queso mozzarella
  • Alfóndigas con tomate caseras
  • Albóndigas de res en salsa de almendras y tomate