Receta de Alitas de pollo en salsa fácil y deliciosa

Receta de Alitas de pollo en salsa fácil y deliciosa

Alitas de pollo en salsa al horno, una receta sencilla y con mucho sabor, además de un plato que podemos preparar con pocos ingredientes. Quedan ricas y crujientes, ¡seguro que gustan a toda la familia!

Si buscas un plato rico, económico y fácil de hacer y, además, te encanta el sabor del curry, esta receta de alitas de pollo en salsa es lo que buscas, porque se elabora con yogur y curry. Sigue leyendo y descubre en RecetasGratis cómo hacer alitas de pollo en salsa fáciles.

4 comensales 1h 30m Plato principal Dificultad baja
Características adicionales: Coste barato, Al horno
Ingredientes:
Pasos a seguir para hacer esta receta:
1

Preparamos los ingredientes de la receta de alitas de pollo en salsa y limpiamos las alitas.

2

En un bol grande añadimos el yogur, el curry, la sal, la pimienta, el ajo picado y el cebollino. Lo mezclamos todo muy bien para obtener una salsa que usaremos, también, a modo de adobo.

3

Añadimos las alitas y mezclamos muy bien. Tapamos el recipiente y dejamos que las alitas se marinen durante unos 30 minutos, removiendo la mezcla de vez en cuando.

4

Pasado este tiempo ponemos las alitas con toda la salsa en una fuente apta para horno. La introducimos y horneamos a 200 ºC hasta que estén listas. Iremos dando la vuelta a la carne para que se dore por todos lados. Tardarán sobre 1 hora en estar hechas si queremos que queden crujientes.

Truco: para que quede una salsa más líquida, añade un poco de agua y vino blanco y mezcla.

5

Cuando estén las sacamos y servimos. Un plato sencillo y rápido de preparar, así es esta receta de alitas de pollo en salsa que hemos compartido. Visita mi blog Cocinando con Montse y descubre muchas más.

Si te ha gustado la receta de Alitas de pollo en salsa fácil y deliciosa, te sugerimos que entres en nuestra categoría de Recetas de Pollo.

Cómo hacer alitas de pollo en salsa jugosas

Para que las alitas de pollo en salsa queden jugosas y obtengamos una salsa cremosa pero líquida a la vez, hemos de añadir agua y vino blanco (o solo agua) a partes iguales antes de introducir la bandeja en el horno. En función de lo líquida que queramos la salsa tendremos que agregar más o menos cantidad. En cualquier caso, aconsejamos empezar con poca cantidad, por ejemplo medio vaso de cada ingrediente, y observar si es necesario verter más líquido a media cocción.

Para que queden crujientes la clave reside en la paciencia, ya que si dejamos la carne unos minutos más veremos cómo la piel empieza a dorarse y, por ende, a tornarse más crujiente. Otro truco muy efectivo es colocar las alitas de pollo en salsa en la parte superior del horno cuando ya están hechas para que se acaben de dorar.

¿Con qué acompañar las alitas de pollo en salsa?

Son muchos los acompañamientos que encajan con este plato, pero los siguientes son nuestros favoritos:

  • Patatas al horno con pimentón y ajo
  • Guisantes con bacon y cebolla
  • Huevos rotos con patatas y jamón
  • Arroz con cúrcuma