Receta de Bizcocho de zanahoria esponjoso y fácil

Receta de Bizcocho de zanahoria esponjoso y fácil

Con esta receta conseguirás hacer un bizcocho esponjoso de zanahoria y delicioso. En RecetasGratis te damos los ingredientes y los pasos que tienes que seguir para hacer este bizcocho de zanahoria fácil y disfrutar de un dulce realmente espectacular.

Además de enseñarte a preparar el bizcocho, te contamos con qué puedes decorarlo y algunos trucos para rellenarlo y cubrirlo como todo un profesional de la repostería. Así pues, podrás escoger el frosting de tu preferencia o simplemente cubrirlo con nata montada. No dejes que nadie te impida hacer esta receta de bizcocho de zanahoria casero y empieza a prepararla. Comprobarás que es mucho más fácil de lo que parece. Con todos nuestros trucos y consejos, sabrás cómo hacer bizcocho de zanahoria fácil y perfecto.

4 comensales 1h 30m Postre Dificultad baja
Características adicionales: Coste barato, Recetas al horno
Ingredientes:
Pasos a seguir para hacer esta receta:
1

Bate los huevos con el azúcar y el aceite hasta obtener una mezcla espumosa. Para empezar a elaborar este delicioso bizcocho de zanahoria, te recomendamos usar varillas eléctricas. Por otro lado, puedes utilizar azúcar moreno o blanco, ¡el que más te guste! Y si quieres que quede más esponjoso, separa las yemas de las claras y monta las claras aparte.

Truco: Si no tienes aceite de girasol puedes usar aceite de oliva, pero te recomendamos reducir la cantidad para no alterar demasiado el sabor del bizcocho.

2

Tamiza la harina con la levadura en polvo, la canela, la sal y la nuez moscada. Añade esta mezcla a la masa e integra haciendo movimientos envolventes suaves. En este punto, precalienta el horno a 180 ºC con calor arriba y abajo.

Truco: Puedes utilizar harina integral si lo prefieres.

3

Incorpora la zanahoria rallada, las nueces picadas y las pasas. Engrasa un molde de unos 15-20 cm de diámetro y vierte la masa del bizcocho de zanahoria. Si decidiste montar las claras, agrégalas ahora. Eso sí, para obtener un bizcocho de zanahoria esponjoso es preciso integrarlas a la masa haciendo movimientos envolventes suaves, de esta forma no perderán volumen.

Truco: Puedes engrasar el molde con mantequilla, aceite o espolvorear harina. También puedes forrarlo con papel de hornear.

4

Hornea el bizcocho de zanahoria durante 40 minutos aproximadamente, o hasta que esté listo. Dependiendo del horno puede tardar más o menos, de manera que te recomendamos vigilarlo a partir de los 25-30 minutos.

Truco: Para comprobar si está hecho por dentro pínchalo con un palillo o un cuchillo, si sale limpio es que ya está.

5

Cuando esté listo, déjalo 5 minutos en el horno con la puerta entreabierta y retíralo. Espera a que se enfríe un poco, desmóldalo y deja que se acabe de enfriar sobre una rejilla. Este es un truco muy efectivo que te permitirá evitar que tu bizcocho de zanahoria quede húmedo por abajo.

6

Una vez frío el bizcocho esponjoso de zanahoria, espolvorea azúcar glas por encima y decóralo con unas tiras de zanahoria. ¡Así de sencillo es hacer este bizcocho de zanahoria fácil! Y para decorarlo también puedes utilizar uno de estos frostings que te recomendamos:

  • Frosting de queso
  • Frosting de almendras
  • Frosting de vainilla
  • Frosting de chocolate

A continuación, te contamos algunos trucos para decorar con frosting este bizcocho.

Si te ha gustado la receta de Bizcocho de zanahoria esponjoso y fácil, te sugerimos que entres en nuestra categoría de Recetas de Bizcochos.

Bizcocho de zanahoria casero - Trucos para decorarlo

Ahora que conoces la receta de bizcocho de zanahoria esponjoso y has comprobado que es más fácil de lo que parece, ya que únicamente debes mezclar los ingredientes siguiendo un orden, te estarás peguntando cómo decorarlo para darle esa apariencia de carrot cake. Pues bien, una vez frío, te aconsejamos introducir el bizcocho en la nevera y dejarlo durante 2 horas como mínimo. ¿Por qué hacemos esto? Muy sencillo, si lo cubres inmediatamente con la crema batida, el bizcocho empezará a desmigarse y no se verá una superficie lista y blanca. Al dejarlo en el frigorífico, se compacta y esto no ocurre.

Tras dos horas de frío, corta el bizcocho por la mitad y sigue estos pasos:

  1. Coge la base del bizcocho de zanahoria y cubre la superficie con crema. Puedes optar cualquiera de los frostings recomendados.
  2. Coloca la otra mitad encima y cubre todo el bizcocho, superficie y paredes, con la crema restante. Esto lo puedes hacer con una espátula o un cuchillo de hoja grande, en caso de no disponer del utensilio adecuado para ello.
  3. Vuelve a dejarlo en la nevera hasta el momento de su consumo.

Si te atreves a mejorar todavía más la decoración, puedes introducir un poco de crema en una manga pastelera y dibujar diversas formas. ¿No tienes manga pastelera? ¡No te preocupes! Un truco muy efectivo es coger una bolsa de plástico, cortar una de las puntas y usarla a modo de manga. Te quedará un bizcochuelo de zanahoria espectacular.