Receta de Calabacines a la parmesana

Receta de Calabacines a la parmesana

Los calabacines a la parmesana o parmesana de calabacines son la traducción culinaria de la famosa receta de parmigiana di zucchine de Italia que se elabora con 3 ingredientes solamente: calabacín, tomate y queso. Sí que es cierto que la parmigiana italiana tradicional más conocida es la que se prepara con berenjenas pero con los calabacines está igual o más sabrosa, estos absorben mucho menos aceite y además, se pueden preparar a la plancha o al horno en lugar de fritos para aligerar el plato. ¡Aprende a cocinarlos con RecetasGratis!

4 comensales 45m Entrante Dificultad baja
Características adicionales: Coste barato, Recetas italianas
Ingredientes:
Pasos a seguir para hacer esta receta:
1

Prepara la salsa de tomate de la parmigiana italiana poniendo un chorrito de aceite en una sartén antiadherente y añadiendo el tomate enlatado (si son tomates enteros tendrás que cortarlos en trozos más pequeños). Cocina unos poco minutos y sazona con una pizca de sal y pimienta negra molida.

Truco: Puedes utilizar tomate triturado en lata pero este contiene mucha más agua y, por lo tanto, tardará más en cocinarse.

2

Prueba la salsa de tomate para vez la acidez y si es necesario añade un poco de azúcar blanco o moreno. Deja cocinar a fuego medio-bajo removiendo de vez en cuando durante unos 30-45 minutos o hasta que se haya evaporado toda el agua del tomate y esté bien frito.

3

Mientras tanto, limpia bien los calabacines bajo el chorro del agua y córtalos por la mitad. Entonces córtalos en láminas de medio centímetro aproximadamente de manera longitudinal.

Truco: No hace falta que les quites la piel, así la parmigiana de calabacín tendrá este toque de color verde.

4

Dora las láminas de calabacín en un plancha o sartén caliente con un poquito de aceite, espolvorea un poco de sal y resérvalas.

Truco: No te preocupes si quedan un poco crudas, porque se acabarán de hacer en el horno.

5

Una vez hecha la salsa de la parmigiana di zucchine, añade las hojas de albahaca bien picadas y mezcla bien.

Truco: Rectifica de sabor de nuevo si es necesario añadiendo un poco más de sal o de azúcar.

6

Coloca una capa de la verdura en una cazuela grande de barro en o varias cazuelitas individuales aptas para horno, depende cómo vayas a presentar la parmesana de calabacín, y precalienta el horno a 180 ºC con calor arriba y abajo.

Truco: Así es como se sirve tradicionalmente la parmigiana siciliana, aunque esta no sea de berenjena.

7

Añade una capa de salsa de tomate por encima y otra de queso parmesano rallado. Repite la misma operación colocando una capa de calabacín, otra de salsa y otra de queso hasta llenar la cazuela y acabar con una buen capa de parmesano.

Truco: Puedes rallar el queso parmesano al momento si lo prefieres en vez de comprarlo ya rallado.

8

Mete la parmigiana de calabacín al horno a media altura unos minutos hasta que el queso se gratine. Luego sácala y deja que se enfríe un poco para no quemarte.

Truco: El tiempo de horneado para que se gratine el queso dependerá de tu horno.

9

Sirve los calabacines a la parmesana recién hechos. Te recomiendo que los acompañes con un pan italiano casero para mojar la salsa... ¡exquisita!

Si te ha gustado la receta de Calabacines a la parmesana, te sugerimos que entres en nuestra categoría de Recetas de Calabacín. También puedes visitar una selección de las mejores recetas italianas.