Receta de Cheesecake arcoíris sin horno

Receta de Cheesecake arcoíris sin horno

Otro maravilloso postre de la mano de nuestros amigos de Dulce Isis, en este caso se trata de un pastel frío de queso, pero no uno cualquiera sino uno lleno de color que sorprenderá a todo el mundo.

Existen muchas recetas que incluyen la palabra arcoíris y cuando es así, sabemos que ¡habrá mucho color! como el caso de los cupcakes arcoíris. Pues bien, esta receta no es distinta y es que el cheescake arcoíris sin horno no solo está lleno de color sino también se un suave sabor al que no podrás resistirte.

Revisa esta receta paso a paso y descubre que la preparación de este colorido postre frío no es tan complicada. Pruébalo ya y sigue descubriendo nuevas recetas en RecetasGratis y en el blog de cocina Dulce Isis.

10 comensales 4h Postre Dificultad media
Características adicionales: Coste medio, En frío
Ingredientes:
Pasos a seguir para hacer esta receta:
1

Forrar el fondo y los lados de un molde redondo de 18 cm. de diámetro con hojas de acetato. Esto es importante para poder desmoldar el cheesecake con facilidad.

De todas formas, también puedes usar un molde desmontable para que el proceso sea mucho más sencillo.

2

Empezamos por moler las galletas de vainilla en un procesador o licuadora. Cuando ya estén hechas polvo, retiramos de la licuadora y lo mezclamos con el azúcar.

Para hacer esta base de galleta yo he preferido usar azúcar rubia o moreno, pero se puede usar azúcar blanca también. En cuanto a las galletas, puedes usar cualquier tipo de galleta dulce o galletas María.

3

Agregar la mantequilla derretida y mezclar hasta unir todo bien. El resultado debe ser una masa húmeda.

Puedes derretir la mantequilla usando un microondas, en este caso debes calentarla en intervalos de 30 segundos para evitar que se queme.

4

Para terminar con la base de galleta, coloca esta preparación en la base del molde que previamente se ha forrado con los acetatos. Aplanar con una espátula o el fondo de un vaso y llevar al refrigerador mientas se hacen las mezclas del cheesecake arcoíris.

5

Para hacer el relleno de cheesecake, empezaremos por hidratar el colapez con la 1/2 taza de agua. Cuando absorba el agua, llevarla al microondas por 20 segundos o hasta que esté completamente líquida. Dejar entibiar.

6

Aparte, colocar en la licuadora la crema junto con el azúcar glass, el queso y la vainilla y licuar hasta que todo se integre muy bien.

Finalmente, agregar el colapez tibio en forma de hilo mientras se sigue licuando.

7

Dividir nuestro relleno para cheesecake sin horno en 4 porciones iguales y colorear 3 de ellas con los colores que queramos. Yo usé el color rosado, celeste y amarillo.

8

Para conseguir un bonito cheesecake de colores, deberás echar una de las mezclas pintadas al molde con la base de galletas hasta cubrirlo todo. Inmediatamente después, agregar en el centro otra de las mezclas pintadas y luego la otra, siempre en el centro.

Yo he empezado con el color azul, luego amarillo y por último el rosa. Tiene que verse como en la foto para que al partir nuestro pastel de queso salga con un efecto bonito. Llevar al refrigerador por 40 minutos.

9

Pasado ese tiempo, sacar del refrigerador y cubrir todo con la mezcla blanca que nos quedó. Volver a refrigerar por 4 o 5 horas.

10

Una vez que que esté bien cuajado, desmoldar y colocar en un plato.

Para decorar este lindo y delicioso cheesecake arcoíris sin horno, usamos un poco de crema chantilly coloreada con los mismos colores del pastel.

Si te ha gustado la receta de Cheesecake arcoíris sin horno, te sugerimos que entres en nuestra categoría de Recetas de Tartas.