Receta de Chips de kale al horno

Receta de Chips de kale al horno

En esta ocasión os vamos a enseñar en RecetasGratis cómo hacer chips de kale al horno, una forma más sana de cocinar la col berza o col rizada en vez de freírla, para que así obtengamos todo el sabor y todas las propiedades de esta verdura pero minimizando las calorías.

La col berza o col rizada, también conocida como kale por su término en inglés, es una hortaliza que se está haciendo un hueco muy especial entre los superalimentos que existen hoy en día en el mercado debido a sus múltiples beneficios del kale para nuestro organismo.

Entre sus propiedades, destacan su alto contenido en vitamina C por lo que es un antioxidante excelente; su gran contenido en fibra y calcio, incluso aporta más que la leche; también es una gran fuente de hierro, magnesio zinc y otros muchos minerales y vitaminas como la A, la E y la K. Todo esto y mucho más son los beneficios del kale y encima, con un aporte calórico mínimo, de tal manera que es una excelente opción no solo para los vegetarianos sino también para cualquier persona que quiera comer sano y obtener mucho nutrientes esenciales al mismo tiempo.

¿Te animas a elaborar este snack de kale al horno crujiente?

6 comensales 15m Acompañamiento Dificultad baja
Características adicionales: Coste barato, Recomendada para perder peso, Al horno
Ingredientes:
Pasos a seguir para hacer esta receta:
1

Comienza a hacer estas chips de kale al horno limpiando perfectamente las hojas de la col berza con agua para eliminar cualquier posible residuo y secándolas muy bien al terminar, porque si las dejas húmedas, en vez de obtener unas chips de kale crujientes estarán blandas y no se acabarán de hacer bien por la humedad.

Después, separa las hojas grandes de los tallos de la col rizada y córtalas en pequeños trozos para que tarden menos en hacerse al horno, y si los cortas del mismo tamaño más o menos, muchísimo mejor, así se harán por igual.

2

A continuación, pon las hojas de kale en un bol y añadimos el aceite de oliva extra. Si quieres que tu chips kale tengan algún toque especial es el momento de añadir aquí una pizca de las especias al gusto que hayáis decidido como el ajo molido, el chile en polvo o la pimienta negra; si no, simplemente mezcla bien el aceite con las hojas para que todas se empapen bien. También precalentamos el horno a 175 ºC.

3

Seguidamente coloca las hojas de kale en una bandeja de horno especial o en una normal con papel sulfurizado y/o vegetal para que no se peguen en la base. Es preferible dejar un espacio entre ellas para que no queden amontonadas y al final obtengamos unas hojas de kale crujientes y cocinadas por igual.

4

Ahora mete la bandeja y hornea las chips de col rizada unos 8 minutos. Después dales la vuelta a todas las hojas y hornéalas unos 5 minutos más por el otro lado, vigilando en todo momento que no se quemen. Es importante vigilarlas los últimos minutos y sacarlas de horno en cuanto empiecen a tostarse para evitar que lleguen a volverse marrones del todo, porque sino sabrán amargas.

Si prefieres hacer las chips de kale al microondas, en vez de ponerlas en una bandeja colócalas en un plato adecuado y cocínalas en el microondas entre 800 y 1000 W unos 2 o 3 minutos, comprobando cada minuto cómo se están cocinando y moviendo las hojas cuando lleven la mitad del tiempo para que se cocinen todas por igual (el microondas suele calentar más por los bordes que por el centro del plato).

Truco: El tiempo de horneado depende de tu horno así que tus chips de kale estarán listas cuando estén crujientes y no blandas.

5

Por último, sazona con una pizca de sal las chips de kale al horno y déjalas enfriar antes de consumirlas. Añade también algunas especias si te apetece y saborea este delicioso snack de kale crujiente y saludable.

Descubre otras recetas de chips de verduras como estas recomendadas:

  • Chips de calabaza
  • Chips de boniato
  • Chips de patata
  • Chips de calabacín
  • Chips de zanahoria

Truco: Si quieres conservar las chips de kale algunos pocos días sin que se te pongan blandas, mételas en un recipiente hermético y cúbrelas con papel absorbente antes de cerrarlas. Pero lo ideal es tenerlas recién hechas y no conservarlas muchos días.

Si te ha gustado la receta de Chips de kale al horno, te sugerimos que entres en nuestra categoría de Recetas de Otras verduras.