Receta de Cola de langosta al ajillo

Receta de Cola de langosta al ajillo

La cola de langosta es la parte con más carne que contiene este marisco. Generalmente las colas de langosta pueden realizarse hervidas, horneadas, gratinadas, asadas o al vapor y dependiendo del método de cocción que se realice se puede retirar o no el caparazón pues éste es un elemento muy importante, sobre todo para la decoración. Anímate y sigue el paso a paso de esta deliciosa y elegante receta con langosta.

4 comensales 1h 30m Plato principal Dificultad media
Características adicionales: Coste caro, Recetas para San Valentín, Ideal acompañar con vino blanco, Plancha
Ingredientes:
Pasos a seguir para hacer esta receta:
1

Nuestro primer paso es prealistar los ingredientes pata cocinar la langosta al ajillo. Un plato afrodisíaco, ideal para San Valentín.

2

Desprende la carne de la langosta y llévala a un bol. Conserva el caparazón para poder emplatar encima de éste.

3

Adiciona el vino blanco, el zumo de los limones, pimienta, abundante ajo, mostaza y orégano espolvoreado a cada una de las colas de langostas y deja marinar durante 30 minutos aproximadamente en la nevera o refrigerador.

4

Decidí acompañar este exquisito plato con una pasta pues la cola de langosta es el sabor principal y puede ir acompañada de cualquier guarnición sencilla. También te recomiendo combinar con una ensalada de aguacate si lo que quieres es preparar una cena romántica para San Valentín. Cocina la pasta hasta que esté en el punto de cocción deseado o al dente.

5

Lleva uns sartén a fuego medio y agrega una cucharada de mantequilla fresca, es importante que si vamos hacer nuestra langosta a la plancha se cocine siempre en mantequilla pues este va a darle un sabor exquisito.

6

Una vez se derrita la mantequilla, agrega la carne de la langosta marinada a la sartén y añade sal al gusto. Deja cocinar por lado y lado si deseas puedes hacerle un corte que atraviese la mitad de la cola de langosta y la abres para que puedas cocinarla abierta o puedes cortar en medallones; lo ideal es que estemos pendientes que no se pasen de termino y queden jugosas pues una sobre cocción pueden dejar la carne chiclosa. Antes de terminar la cocción de nuestras langostas añade el jugo de marinado y deja que este se reduzca a la mitad, apaga el fuego.

7

Sirve nuestra cola de langosta al ajillo encima del caparazón de ésta, lo que le dará un toque más sofisticado al plato. Baña el plato con un poco de jugo de la preparación y acompaña los espaguettis con un poco de crema de leche, orégano y queso parmesano.

8

Si prefieres emplatar cortando en medallones gruesos cada una de las colas de langosta es totalmente valido, a mi me pareció divertido emplatar la cola de langosta entera. Si deseas más recetas con mariscos y tienes algún comentario o inquietud, escríbenos. Disfrutar esta deliciosa receta en el día de San Valentín o en cualquier ocasión especial.

Si te ha gustado la receta de Cola de langosta al ajillo, te sugerimos que entres en nuestra categoría de Recetas de Langosta.