Receta de Crema de avellanas casera

Receta de Crema de avellanas casera

Esta mantequilla o crema de avellanas casera es ideal para preparar muchos platos. Por ejemplo, puede usarse para acompañar unas tostadas y convertirlas en un desayuno energético y saludable; pero también se puede mezclar con yogures o cremas, usarla para preparar turrones o helados y hacer una rica crema de chocolate si le añadimos este ingrediente. Además, las avellanas nos aportan muchos beneficios gracias a su contenido en minerales y vitaminas E, B, A y C.

En esta receta de crema de avellanas hemos utilizado avellanas tostadas, pero se pueden comprar crudas y tostarlas en el horno. También, si te gusta que la pasta sea dulce, puedes añadir azúcar moreno a la mezcla cuando tritures las avellanas, así como también edulcorante o cualquier otro azúcar que te guste. La cantidad será a tu gusto, solo tienes que ir probando y seguir nuestros pasos para aprender cómo hacer crema de avellanas casera de forma fácil y rápida.

2 comensales 15m Dificultad baja
Características adicionales: Coste barato
Ingredientes:
Cómo hacer Crema de avellanas casera:
1

Pela la piel y limpia las avellanas. Échalas en un robot de cocina o un procesador de alimentos potente. Puedes cortarlas en trozos para que sean más fáciles de triturar al hacer la crema de avellanas con batidora.

2

Ve triturando en el robot poco a poco, para y mueve las avellanas que se queden en las paredes del robot para que esas también se trituren bien. Continúa así hasta que las avellanas se hagan polvo.

3

Para hacer esto hay que tener paciencia, cuesta un poco que se triture todo. Sigue haciendo lo mismo para evitar que las avellanas se metan entre las cuchillas y no se trituren bien.

4

Con el tiempo se irá formando una crema gracias al calor de la máquina y la grasa que irán soltando las avellanas. Cuando se forme una pasta de avellanas, añade algo de azúcar si quieres la crema de avellanas dulce.

Si quieres notar un poquito las avellanas en cada bocado, puedes dejarlas sin triturar por completo para que queden pequeños grumos.

5

Y si te gusta que quede como una crema, sigue triturando hasta que quede como una crema de untar.

Para conservar la crema de avellanas métela en unos botes de cristal y guárdala en la nevera. Sácala de la nevera unos minutos antes de utilizarla.

Si te ha gustado la receta de Crema de avellanas casera, te sugerimos que entres en nuestra categoría de Recetas de Postres con frutos secos.

Crema de avellanas fit - Sugerencias

Aunque esta receta de crema de avellanas es bastante calórica, contiene grasas saludables y es una rica fuente de proteína vegetal, por lo que es perfecta para un desayuno fit en un día de ejercicios. Prepararla en casa sale mucho más económica y saludable, puesto que no lleva aditivos y podemos conservarla fácilmente en la nevera.

Si quieres hacerla dulce, pero sana, puedes endulzarla y hacer crema de avellanas con dátiles. Los dátiles son un excelente endulzante natural y saludable que puedes incorporar también en recetas de bizcochos y otros postres.

Por supuesto, no podemos dejar de lado la posibilidad de hacer Nutella o nocilla con esta receta fácil. Si quieres preparar una crema de cacao y avellanas vegana, sigue nuestra receta Nutella vegana sin azúcar.

Descubre más recetas con avellanas visitando alguna de nuestras sugerencias:

  • Leche de avellanas
  • Macarrones de avellana
  • Tarta de manzana y avellanas