Receta de Croquetas de bacalao caseras

Receta de Croquetas de bacalao caseras

Las croquetas de bacalao caseras son un entrante o aperitivo perfecto para cualquier ocasión, porque son muy fáciles de hacer y además están deliciosas. Preparar croquetas en casa siempre nos transporta a nuestra infancia, ya que en todas las casas se han cocinado como una forma de aprovechar las sobras del cocido o cualquier otro plato de carne y pescado.

La masa que vamos a aprender a elaborar para hacer estas croquetas de bacalao queda realmente buena y con una textura muy suave. Además, el rebozado permite que la croqueta queda muy crujiente por fuera. Y si quieres hacer más cantidad para congelar, al final de la receta te explicamos los pasos para congelarlas correctamente. Sigue el paso a paso que compartimos en RecetasGratis para saber cómo se hacen las croquetas de bacalao caseras siguiendo la receta de la abuela, ¡te encantarán!

5 comensales 45m Entrante Dificultad baja
Características adicionales: Coste medio, Recetas para Semana Santa, Frito
Ingredientes:
Pasos a seguir para hacer esta receta:
1

Recomendamos comprar el bacalao desalado para ganar tiempo a la hora de hacer las croquetas caseras. No obstante, también puedes desalarlo en casa. Para hacerlo, deberás poner el bacalao en agua durante 2 días, cambiando el agua cada 8 horas. Luego, desmiga el bacalao, quita las espinas y la piel. Aparte, pela y pica los dientes de ajo.

2

Calienta una sartén a fuego medio con la mantequilla y sofríe el ajo picado. También puedes usar aceite, pero las croquetas de bacalao quedarán más jugosas con mantequilla.

3

Antes de que se dore el ajo añade el bacalao y remueve para que se mezclen bien estos ingredientes.

4

Incorpora la harina, mezcla y deja que se cocine durante 3 minutos. Si no haces este paso el relleno de las croquetas de bacalao tendrán un sabor a harina nada agradable.

5

Pon la leche en una jarrita y caliéntala en el microondas. Ve añadiendo la leche caliente a la sartén poco a poco y sin dejar de remover. debe formarse una masa similar a una crema densa que se despega de la sartén. Si hace falta, agrega más leche.

6

Cuando veas que la masa se va despegando de la sartén añade el perejil picado y mezcla. Prueba de sal y si hace falta añade un poco. Pon la masa en una fuente y deja que se enfríe por completo para meterla en la nevera durante 3-4 horas. El tiempo de reposo en frío permite que la masa acaba de compactarse y puedas formar mejor las croquetas.

Truco: Si tienes prisa, puedes dejarla en el congelador unos 30 minutos.

7

Cuando vayas a preparar las croquetas de bacalao pon en un bol el pan rallado y en otro bate un par de huevos. Coge porciones de masa con una cuchara, darle forma ovalada con tus manos, pásala por el huevo batido y luego por el pan rallado. Repite este proceso hasta tener todas las croquetas listas. En este momento puedes congelar las que no vayas a consumir.

8

Calienta una sartén con abundante aceite de oliva y fríe las croquetas por tandas para evitar que se peguen entre ellas. Resérvalas sobre papel de cocina para retirar el exceso de grasa. Las croquetas de bacalao de la abuela siempre se cocinan fritas, pero también puedes hacerlas al horno cocinándolas a 180 ºC durante 20 minutos, o hasta que estén doradas.

9

¡Listas para comer! Ahora que sabes cómo hacer croquetas de bacalao, anímate a probarlas y no olvides dejar tu comentario. Ya has visto que la receta no es complicada, aunque es cierto que se trata de un proceso largo debido a que tiene varias elaboraciones, y es que las auténticas croquetas de bacalao son las que se hacen de principio a fin, desalando en casa el bacalao. No obstante, recuerda que si lo compras ya desalado también quedarán deliciosas y ganarás tiempo.

Puedes acompañarlas con una ensalada verde o cualquier otra que te guste. Y si quieres aprender a preparar más croquetas, no te pierdas la receta de croquetas de atún.

Si te ha gustado la receta de Croquetas de bacalao caseras, te sugerimos que entres en nuestra categoría de Recetas de Croquetas.

Cómo congelar croquetas de bacalao caseras

Cómo hacer unas buenas croquetas de bacalao es un proceso un tanto largo, por ello no es de extrañar que prefieras elaborar un número mayor de croquetas para congelarlas y tener para varias ocasiones. Pues bien, para congelar las croquetas de bacalao es necesario hacer todo el proceso, incluido el rebozado, pero no cocinarlas. Una vez rebozadas, colócalas en un tupper, una bandeja o una bolsa de congelación. Deben estar bien tapadas, de manera que en caso de usar una bandeja deberás forrarla con papel film. Una vez tapadas, escribe la fecha e introdúcelas en el congelador. Puede aguantar de 6 a 12 meses, aunque es preferible cocinarlas antes de los primeros 6 meses.

Al momento de cocinarlas, deberás dejar que se descongelen por completo y freírlas en abundante aceite o hacerlas al horno. Verás que las croquetas de la abuela están igual de buenas que recién hechas.