Receta de Mermelada de kaki casera

Receta de Mermelada de kaki casera

Para hacer mermelada de kaki casera solo necesitamos tres ingredientes básicos: kakis, azúcar y limón. Y si además queremos añadir un toque de aroma, podemos incorporar a la receta base productos como la canela o los clavos de olor.

El kaki o caqui posee importantes beneficios para el organismo que podemos aprovechar degustando la fruta en su versión cruda, o incorporándola a nuestros postres. Entre ellos, destaca su elevado aporte de vitaminas A, C y B, así como de minerales. Por otro lado, favorece la retención de líquidos y ayuda a bajar el colesterol alto, de manera que, ¿a qué esperas para incluirlo en tu dieta? Sigue leyendo y descubre en RecetasGratis cómo hacer mermelada de caqui casera.

4 comensales 45m Dificultad baja
Características adicionales: Coste barato, Popular en Otoño-Invierno
Ingredientes:
Pasos a seguir para hacer esta receta:
1

Hacer mermelada de kaki casera es muy fácil, puesto que apenas implica esfuerzo por nuestra parte. Para que tarde menos en hacerse, recomendamos optar por kakis maduros, pero si solo conseguimos fruta más verde, podemos preparar la mermelada igual. Dicho esto, empezamos lavando los kakis, cortándolos por la mitad y retirando la pulpa.

2

Colocamos la pulpa de los kakis en una olla, agregamos el azúcar, el jugo del limón y, si queremos, los clavos de olor para aromatizar la mermelada casera. Si lo prefieres, puedes añadir, también, una rama de canela. Cabe destacar que el jugo del limón actúa como conservante natural de la mermelada de kaki, es por ello que no podemos eliminar este ingrediente de la receta si pretendemos conservar el dulce por un periodo largo de tiempo.

Truco: Retira las pepitas colando la pulpa para que la mermelada quede más suave.

3

Removemos con una cuchara de madera o espátula y dejamos cocer la mermelada de caqui a fuego lento hasta que el azúcar se disuelva y adquiera la consistencia deseada. Si finalmente conseguiste kakis maduros, tardará alrededor de 35-40 minutos. Si te fue imposible y tuviste que emplear fruta más verde, puede que tarde entre 45 minutos y una hora, o incluso más, por lo que deberás estar atento.

4

Cuando esté lista, pasamos la mermelada a tarros de cristal esterilizados, cerramos y los dejamos boca abajo hasta que se enfríe por completo. Y si quieres elaborar conservas, deja los tarros llenos y cerrados, con un paño cubriendo el fondo de la olla, en agua hirviendo durante 15-20 minutos.

5

¡Listo! Ya podemos disfrutar de esta exquisita mermelada de kaki casera, 100% natural y perfecta para acompañar nuestros desayunos y meriendas, puesto que es ideal para untar rebanadas de pan casero. Así mismo, podemos emplearla para rellenar tartas, como un bizcocho de vainilla, que encaja a la perfección con su sabor.

Si te ha gustado la receta de Mermelada de kaki casera, te sugerimos que entres en nuestra categoría de Recetas de Mermeladas.