Receta de Mermelada de limón casera

Receta de Mermelada de limón casera

El limón es una fuente muy saludable de vitamina C, además de una fruta que ayuda a reducir la tensión arterial. Combina muy bien con otros alimentos y se puede elaborar con él una riquísima mermelada. El problema del limón es que se compone de mucha agua, y siempre es difícil elaborar mermeladas con frutos que tienen un alto contenido en agua porque se suelen quedar líquidas. No pasa así con la manzana, por ejemplo, que tiene gran cantidad de pectina y nos va a hacer de espesante.

No obstante, en RecetasGratis, os damos las claves para elaborar una mermelada de limón espesa, creando la pectina con sus propias semillas y todo de forma fácil y natural. Y como resultado, obtendremos una mermelada casera que nos durará muchos meses, hecha solo con azúcar y limón. Vamos a por esta interesante receta para descubrir cómo hacer mermelada de limón.

8 comensales 24h Desayuno Dificultad baja
Características adicionales: Coste barato, Recomendada para veganos, Recomendada para vegetarianos, Hervido
Ingredientes:
Pasos a seguir para hacer esta receta:
1

Vamos a hacer nuestra mermelada de limón tres días antes para intentar quitarle un poco de amargor a los limones. Para ello, lava bien los limones, córtalos por la mitad y retira las semillas para depositarlas sobre una gasa limpia.

2

Ata bien la gasa con las semillas, ponla en una taza con agua, cúbrela con papel film y reserva así la taza durante tres días en la nevera para que las semillas suelten la pectina y actúe de espesante para la mermelada casera.

3

Parte, a su vez, los medios limones por la mitad, colócalos en una olla cubiertos de agua y déjalos reposar durante tres días. Ve cambiando el agua dos veces al día, una por la mañana y otra por la noche.

4

Pasados los tres días, retira la pulpa del limón de la corteza. Como estarán muy blandos, se quitará fácilmente con las manos. Recoge también el zumo que vayan soltando al pelar los limones.

5

Coge varias cortezas de limón y ráspalas con un cuchillo para que no queden pieles blancas, que son las que más amargan. Corta la corteza en tiras finas para añadirlas a la mermelada de limón.

6

Es muy importante que peses toda la pulpa y el jugo obtenido, puesto que esa será la cantidad de azúcar que necesitarás para hacer la mermelada de limón. Como mi pulpa ha pesado 650 g, es la cantidad de azúcar que he puesto. Así que deposita en una olla la pulpa de limón, el jugo que ha soltado, el azúcar, las pieles en tiras y una pizca de sal. También saca la taza de agua donde tienes reservadas las semilla y añádelas, tanto el agua como las semillas. Cuece a fuego suave durante una hora y cuarto removiendo de vez en cuando. Verás que queda líquida, pero no te preocupéis, conforme se va enfriando se irá espesando.

7

Al finalizar, retira las semillas y si ves alguna suelta sácala también. Puedes triturar con la batidora la mermelada, eso lo dejo a tu elección, por si te gusta más con tropezones o menos. Llena los botes elegidos con la mermelada y tápalos bien. Deja que se enfríen y guárdalos en la nevera hasta su consumo.

Se conserva en perfecto estado hasta seis meses sin abrir. Espero que te haya gustado la receta de mermelada de limón y te invito a que visitéis mi blog Cakes para ti.

Si te ha gustado la receta de Mermelada de limón casera, te sugerimos que entres en nuestra categoría de Recetas de Mermeladas.

Mermelada de limón sin azúcar

El procedimiento para hacer mermelada de limón sin azúcar es prácticamente el mismo que para elaborar la versión con azúcar. Así, tres días antes tendremos que poner las semillas en agua y los limones también. Al momento de preparar la mermelada de limón casera, en lugar de azúcar utilizaremos edulcorante y, si queremos, una rama de canela. La cantidad de edulcorante dependerá del tipo que se utilice, por lo que será importante comprobar el etiquetado para saber la equivalencia, puesto que, en general, con muy poca cantidad suele ser suficiente.

Ahora bien, si queremos preparar una mermelada de limón sin azúcar ni edulcorantes, deberemos eliminar también este endulzante. Para contrarrestar el sabor amargo, podemos añadir un par de ramas de canela y/o una o dos cucharaditas de miel de agave, que es más saludable y baja en calorías que la miel de abejas.

Independientemente de la receta de mermelada de limón que sigamos, recomendamos esterilizar los botes de cristal que vayamos a utilizar para envasarla una vez lista. Para ello, simplemente se deben introducir en una olla con agua y dejar hervir durante unos minutos.

Mermelada de limón y jengibre

Para hacer la mermelada de limón con jengibre tendremos que seguir los pasos anteriores y agregar a la receta una cucharadita de jengibre en polvo, que tendremos que añadir a la olla con el resto de ingredientes. En este caso, aconsejamos agregar, también, una rama de canela, ya que la combinación de limón, jengibre y canela es realmente espectacular.

Otras recetas de mermelada casera

Si os gustan las recetas de mermeladas caseras y queréis descubrir otras opciones, no os perdáis estas ideas:

  • Mermelada de naranja
  • Mermelada de patata
  • Mermelada de arándanos