Receta de Mini pavlovas

Receta de Mini pavlovas

La pavlova es un postre realmente rico que en su día se creó para homenajear a la famosa bailarina rusa Anna Pávlova. Es en su formato mini como más apreciado es, realmente atractivo y perfecto para un comensal. Normalmente va decorado con fruta y alguna crema de relleno. En esta ocasión lo vamos a rellenar con una crema de fresa, pero no dudéis en ponerle vuestro relleno favorito, ya sea lemond curd, crema pastelera o el que más os guste.

Aunque es un postre muy atractivo a la vista, lo ideal es comerlo totalmente troceado para contrastar el dulzor del merengue con la crema, que no debe ser muy dulzona, y el ácido de los frutos rojos. La mezcla os aseguro que es riquísima. Desde RecetasGratis, os animamos a que probéis este estupendo postre, ya que no os dejará indiferente, de manera que seguid leyendo para descubrir cómo hacer mini pavlovas.

6 comensales 1h 30m Postre Dificultad baja
Características adicionales: Coste medio, Al horno, Receta tradicional de Australia
Ingredientes:
  • Para el merengue
  • Para el relleno:
  • Para decorar:
Pasos a seguir para hacer esta receta:
1

Para hacer nuestras mini pavlovas, primero vamos a preparar el merengue. Para ello, ponemos en un bol amplio las claras de huevo a temperatura ambiente y con unas varillas eléctricas las batimos a velocidad alta. Cuando formen picos suaves, añadimos poco a poco el azúcar.

2

El merengue estará listo cuando se formen picos fuertes. Al levantar el batidor, las claras montadas no se caerán, siendo este el indicador de que nuestro merengue casero estará bien formado.

3

Precalentamos el horno a 100 ºC. Hecho esto, es el momento de añadir al merengue el zumo de limón, la vainilla líquida y la maicena. Mezclamos suavemente con una espátula pero integrando bien todos los ingredientes de las mini pavlovas.

4

Forramos una bandeja con papel de horno. Vertemos el merengue en una manga pastelera con boquilla en forma de estrella y formamos unos nidos no muy grandes encima de la bandeja, separados entre sí, pues en el horno suelen crecer. Horneamos las pavlovas caseras con calor arriba y abajo durante una hora a 100 ºC. Una vez horneadas, las dejamos enfriar sobre una rejilla.

Truco: Tenemos que hacer una forma de nido para luego poder meter el relleno en el hueco central. Las mini pavlovas se pueden hacer con varios días de antelación y guardar en una lata hermética.

5

Ahora vamos con el relleno. Para hacerlo, en un bol amplio ponemos la nata para montar, la mermelada y el queso crema y batimos con unas varillas eléctricas hasta que todo quede bien integrado. Metemos el relleno en una manga pastelera y lo dejamos enfriar o reservamos hasta el momento de servir.

6

Aunque se puede rellenar las mini pavlovas con antelación, siempre es preferible rellenarlas poco antes de su consumo. Sacamos la manga pastelera con el relleno de la nevera y rellenamos cada uno de los nidos.

Truco: Si el hueco central se ha cerrado al hornear, perforamos un poco para que se puedan rellenar.

7

Y ya solo nos queda adornar las mini pavlovas con los frutos rojos deseados y con alguna hojita de menta. Sin duda, la pavlova de frutos rojos es una de nuestras preferidas.

8

Reservamos los postres en la nevera hasta el momento de su consumo. Ahora que conocéis la receta de las mini pavlovas, animaos con rellenos variados y decoraciones distintas.

Espero que os haya gustado la receta y si os animáis a hacerla que subáis la foto. También os invito a que visitéis mi blog Cakes para ti.

Si te ha gustado la receta de Mini pavlovas, te sugerimos que entres en nuestra categoría de Recetas de Postres con frutas.

Pavlova, una receta con muchas variantes

Como ya decíamos, podemos hacer las mini pavlovas con múltiples rellenos e infinidad de decoraciones. No obstante, si no tenéis muchas ideas, aquí compartimos algunas que os pueden servir como guía:

  • Mini pavlovas de chocolate, con un relleno hecho a base de ganache de chocolate (negro o blanco) y frutos rojos de decoración o frutas cítricas como la naranja.
  • Mini pavlovas de frutas, con un relleno de frutas, como una crema pastelera de naranja, y una decoración formada con frutas variadas, como mango, fresa, arándanos, limón...
  • Mini pavlovas de limón, con un relleno de limón y chocolate fundido para decorar.

Y si lo que quieres es aprender a preparar la tarta pavlova clásica, no te pierdas esta otra receta.