Receta de Mousse de café fácil y rápida

Receta de Mousse de café fácil y rápida

En esta ocasión vamos a descubrir cómo hacer mousse de café fácil y deliciosa para los amantes del café. Sin duda, se trata de un postre sencillo y rápido para terminar una buena comida. Esta mousse es muy rápida de preparar y lleva pocos ingredientes, un postre para asombrar a vuestros invitados.

La mousse de café sin gelatina que presento queda muy cremosa, se toma bastante fría y se acompaña con un poco de cacao en polvo que le da un rico toque, de manera que tiene un sabor parecido al tiramisú. Además, cabe destacar que se trata de una receta que no lleva huevos. Seguro que os va a gustar por lo rica y sencilla que, por lo que no os perdáis la receta de mousse de café que comparto en RecetasGratis.

4 comensales 15m Postre Dificultad baja
Características adicionales: Coste barato, Recomendada para vegetarianos, En frío
Ingredientes:
Pasos a seguir para hacer esta receta:
1

Preparamos los ingredientes con antelación para hacer la mousse de café más rápido. La nata o crema de leche debe estar muy fría, de manera que si es necesario se pone 5 minutos al congelador.

2

En un bol ponemos la leche condensada, la nata para montar y una cucharada de café soluble (tipo Nescafé). Ahora solo ponemos una cucharada pero después iremos añadiendo en función de la intensidad que queramos proporcionar al postre.

3

Montamos con unas varillas la crema hasta que nos quede como una nata montada. Una vez conseguido, probamos de café y si nos gusta más fuerte añadimos más café soluble.

Truco: Si usamos varillas eléctricas la mousse de café se montará más rápido.

4

Dejamos la mezcla en el bol, o la metemos en una manga pastelera, y reservamos en la nevera o en el congelador. Si guardamos la preparación en el congelador tendremos que sacarla unos 10 minutos antes de degustar el mousse de café en vasitos.

5

A la hora de servir, ponemos en un vaso una parte de la crema de café con ayuda de la manga pastelera.

6

Espolvoreamos con el cacao en polvo y lista para comer. ¿Verdad que es fácil esta mousse de café sin horno? Y lo mejor de todo es que podemos tener listo este increíble postre en apenas unos minutos, por lo que es ideal para servir cuando tenemos visitas inesperadas. Y si lo que queréis es descubrir otras variantes de la tradicional mousse casera para presentar distintos sabores, no os podéis perder estas ideas:

  • Mousse de chocolate con galletas
  • Mousse de plátano

Si te ha gustado la receta de Mousse de café fácil y rápida, te sugerimos que entres en nuestra categoría de Recetas de Mousse.

Cómo hacer mousse de café perfecta

Para que la receta de mousse de café quede en su punto justo, recomendamos prepararla la noche de antes para dejarla en el frigorífico durante toda la noche. De esta forma la mezcla se acaba de asentar y adquiere una textura mucho más espesa y esponjosa.

Otro truco para preparar mousse de café perfecta es utilizar varillas eléctricas a la hora de montar la crema, como ya hemos apuntado. En caso de no tener, deberemos utilizar varillas manuales y batir enérgicamente. Así mismo, utilizar la nata muy fría es otra de las claves, ya que se monta mucho mejor y toma una mejor textura y consistencia.

Nosotros hemos preparado mousse de café con leche condensada, pero si no dispones de este ingrediente o, simplemente, prefieres omitirlo, puedes no usarlo y añadir más nata o crema de leche, así como una cucharada de azúcar (preferiblemente azúcar glass). La cantidad de azúcar es al gusto.