Receta de Muffins salados sin harina

Receta de Muffins salados sin harina

Estos muffins salados sin harina son tan sencillos y prácticos de hacer que el día que los pruebes querrás volver a hacerlos una y otra vez. Porque no hay nada más rico y fácil para desayunar o como entrante que estos muffins salados de huevo que no llevan harina ni ningún otro cereal para hacer la masa, así que también son unos muffins salados sin gluten que pueden comer los celíacos sin problemas, siempre y cuando el resto de ingredientes tampoco contengan gluten.

Sigue leyendo este paso a paso de RecetasGratis y consigue unos muffins sin harina con verduras y jamón York riquísimos para toda la familia.

2 comensales 30m Desayuno Dificultad baja
Características adicionales: Coste barato, Receta sin lactosa, Receta sin gluten, Al horno
Ingredientes:
Pasos a seguir para hacer esta receta:
1

El primer paso para elaborar estos muffins salados sin harina es precalentar el horno a 175 ºC por un lado y por el otro, batir los huevos en un bol grande y añadir una pizca de sal y pimienta negra molida al gusto.

Truco: Si utilizas solamente las claras de huevo obtendrás unos muffins salados fit y mucho más ligeros.

2

Seguidamente lavamos bien y picamos en trozos el pimiento rojo, el amarillo y la cebolleta. Yo he escogido estas verduras para hacer estos muffins salados de huevo pero tú puedes escoger las que más te gusten y ponerles setas también por ejemplo.

Truco: Son como unas magdalenas sin harina ni azúcar así que en realidad, puedes añadir los ingredientes que más te gusten sin problemas.

3

A continuación, añadimos las verduras picadas y los tacos de jamón York a los huevos batidos y removemos todo bien. Esta será la "masa" de los muffins sin harina que vamos a realizar. Al no llevar este cereal, también son muffins salados sin gluten, así que son aptos para celíacos.

Truco: En este momento puedes añadir un puñado de queso rallado a la masa de los muffins de huevo para darle un toque extra de sabor.

4

Ahora cogemos un molde para hacer magdalenas y rocíamos cada hueco con un poco de aceite en spray para que a la hora de desmoldar los muffins salados de huevo salgan perfectamente.

5

Después vertemos la masa de los muffins salados sin gluten en los moldes hasta cubrirlos por la mitad, para que luego puedan cuajarse y subir cómodamente.

6

A continuación, metemos los muffins salados de huevo en el horno y los cocinamos durante unos 20 o 25 minutos, hasta que veamos que se han cuajado y dorado bien.

7

Finalmente, dejamos que los muffins salados sin harina reposen un poco y se enfríen, espolvoreamos un poco de cebollino fresco picado por encima y ya podremos probarlos. Os recomiendo que los probéis para desayunar un día que no tengáis prisa. ¡Son una delicia!

Si te ha gustado la receta de Muffins salados sin harina, te sugerimos que entres en nuestra categoría de Recetas de Cupcakes.