Receta de Niño envuelto de jamón y queso

Receta de Niño envuelto de jamón y queso

En el mundo de la gastronomía existe una gran variedad de recetas y platillos denominados "niño envuelto", ya que su presentación es en forma de rollo. Pueden mostrarse como un rollo gigante entero o por rebanadas; los hay tanto dulces como salados, y es que el niño envuelto es una forma muy divertida de presentar un rico bocado. Por ello, en esta ocasión en RecetasGratis, hemos preparado una increíble y sencilla receta de niño envuelto de jamón y queso, la cual llevaremos a cabo con pan de caja. ¡Sigue leyendo!

4 comensales 30m Entrante Dificultad baja
Características adicionales: Coste barato, Recomendada para niños, Sin cocción, Recetas mexicanas
Ingredientes:
Pasos a seguir para hacer esta receta:
1

Deja listos todos los ingredientes sobre la mesa de trabajar para asegurarte de que no te falta ninguno y empezar a descubrir cómo hacer niño envuelto.

2

Empezamos la preparación colocando una lámina de papel de aluminio sobre una superficie plana y lisa. Sobre el papel, disponemos las rebanas de pan blanco en dos o tres filas y, con ayuda de un rodillo, las aplanamos completamente.

3

Una vez listo el pan, untamos sobre él la mayonesa de chipotle, cubriendo completamente la superficie.

4

Después, sobre la mayonesa de chipotle, colocamos las rebanadas de jamón de pavo, distribuyéndolas también de manera uniforme por toda la superficie.

5

Sobre el jamón, disponemos las rebanadas de queso manchego. Si lo prefieres, puedes sustituir este tipo de queso por otro que sea de tu preferencia para adaptar a tu gustos la receta de niño envuelto.

6

Y sobre las rebanadas de queso, untamos el guacamole. Sin duda, este ingrediente aporta al niño envuelto de jamón y queso y sabor inigualable. Para hacer tu propia salsa, no te pierdas nuestra receta de guacamole original.

7

Ahora, con ayuda del papel de aluminio, enrollamos el pan ejerciendo una leve presión para que el rollito quede bien sujeto. Dejamos el niño envuelto con el papel, sellando los bordes, y lo reservamos en el frigorífico durante 15 minutos como mínimo.

8

Pasado el tiempo de refrigeración, lo retiramos y rebanamos en rodajas de aproximadamente 3 cm de ancho cada una. Ahora, solo nos queda servir el niño envuelto de jamón y queso acompañado de otros platillos igual de deliciosos, como tostadas de surimi o croquetas de papa con carne molida.

Si te ha gustado la receta de Niño envuelto de jamón y queso, te sugerimos que entres en nuestra categoría de Recetas de Antojitos mexicanos. También puedes visitar una selección de las mejores recetas mexicanas.