Receta de Pan crujiente casero

Receta de Pan crujiente casero

Este pan de corteza súper crujiente es una torta campesina, ideal para llevar al campo. Con poca miga pero tierna, es fantástico para cortar rebanadas y acompañar con quesos y embutidos, o hacer tostas para una comida informal. No tiene muchos tiempos de levado, por lo que es un pan muy práctico, pues siempre los levados son lo que marcan la dificultad de un pan, además de la masa madre, que en esta ocasión no lleva, pero el pan queda igualmente rico, aunque este tipo de panes siempre es mejor consumirlo en el mismo día.

En RecetasGratis estamos convencidos de que este este pan crujiente casero, sin huevo y sin mantequilla, os va a encantar, así que vamos con el paso a paso de su elaboración y a disfrutarlo.

4 comensales 1h 30m Acompañamiento Dificultad baja
Características adicionales: Coste barato, Recetas al horno
Ingredientes:
Pasos a seguir para hacer esta receta:
1

Vamos a tamizar la harina en el bol en el que vamos a amasar el pan para empezar a descubrir cómo hacer pan casero crujiente.

2

A continuación, deshacemos la levadura fresca en el agua tibia.

3

Incorporamos la levadura disuelta a la harina y añadimos la cucharada sopera de aceite y la cucharadita de sal. Amasamos durante 10 minutos hasta que nos quede una masa fina y elástica, que se encoja si la estiramos.

4

Formamos una bola con la masa, la tapamos con un paño y la dejamos reposar durante 1 hora en un lugar cálido y sin corrientes de aire.

5

Pasado este tiempo, estiramos la masa con un rodillo de cocina dejándola plana. Ponemos la masa del pan casero fácil y crujiente en una bandeja forrada con papel de horno, la cubrimos de nuevo con un paño y la dejamos reposar durante 30 minutos en un lugar cálido y sin corrientes de aire.

6

Precalentamos el horno a 210 ºC y ponemos un bol con agua en la base del horno para crear vapor. Antes de meter al horno esparciremos sal en escamas sobre la superficie de la torta y un poco de pimienta negra recién molida. Horneamos el pan casero fácil durante 20 minutos o hasta que la torta esté doradita. Apagamos el horno y dejamos dentro la torta cinco minutos más, para dejar una corteza bien crujiente.

7

La sacamos del horno y pincelamos la corteza con una cucharadita de aceite de oliva. La dejamos enfriar en una rejilla para que enfríe bien.

8

El resultado es un pan casero fácil, con una corteza súper crujiente pero una miga tierna, ¡muy rico! Os invito a que visitéis mi blog Cakes para ti y conozcáis nuevas recetas.

Si te ha gustado la receta de Pan crujiente casero, te sugerimos que entres en nuestra categoría de Recetas de Pan.