Receta de Panna cotta de chocolate con praliné

Receta de Panna cotta de chocolate con praliné

Hola, hoy les traigo una receta súper especial. Se trata de una panna cotta de chocolate casera con una decoración crujiente.

Para quienes no la conocen, la panna cotta italiana es una crema de leche cocida y luego llevada a refrigeración, que usualmente se hace de vainilla pero esta versión es de chocolate y además está decorada con una praliné de pecanas que le da ese crujiente ideal para este postre suave y refrescante.

Yo hice el praliné con pecanas pero pueden elegir la nuez de su preferencia. Disfruten la receta y no olviden visitar mi blog Dulce Isis para encontrar recetas de postres tan espectaculares como esta panna cotta de chocolate con praliné.

5 comensales 4h Postre Dificultad media
Características adicionales: Coste medio, En frío
Ingredientes:
  • Praliné
Pasos a seguir para hacer esta receta:
1

Primero, engrasar con aceite de cocina los moldes donde vamos a verter nuestra panna cotta para que sea fácil desmoldar. Luego las llevamos a la congeladora mientras preparamos la panna cotta de chocolate.

Truco: Se vierte panna cotta en moldes que estén congelados para que nuestro postre se mantenga bien frío y la grasa de la leche no se separe.

2

Por otro lado, disolvemos la gelatina neutra en la leche. Coloca entonces el colapez en la leche, remueve y deja reposar unos minutos.

3

Luego, echamos en una ollita la crema de leche y el azúcar y disolvemos bien. Procura utilizar un cazo de fondo grueso.

4

Añade allí mismo la cocoa y llevamos a fuego medio hasta que se disuelva y se integren bien todos estos ingredientes.

5

Cuando la mezcla empiece a hervir, añadimos la colapez con la leche y removemos bien para que se disuelva todo y se formen grumos. Utiliza unas varillas manuales o un globo de cocina.

6

Dejamos que la preparación dé un hervor y la retiramos del fuego. Dejamos reposar 2 minutos y la colamos a un tazón para dejar que enfríe a temperatura ambiente, durante unos 20 minutos o hasta que esté tibia.

7

Pasado ese tiempo, sacamos nuestros moldes del congelador y procedemos a verter la panna cotta casera en cada uno de ellos. Los llevamos a la refrigeradora por unas 3 horas o de un día a otro.

8

Mientras tanto podemos hacer el praliné. Para eso, tenemos que tener forrada una lata de hornear con un tapete de silicona.

9

Por otro lado, echamos el azúcar en una ollita y la llevamos a fuego bajo hasta que se derrita para formar el caramelo.

Para hacer caramelo líquido no debes mover el azúcar con cuchara, solo se sujeta la olla del asa y se va moviendo para que todo el azúcar se disuelva bien.

10

Cuando llegue a un color caramelo y toda el azúcar se haya disuelto la sacamos del fuego e inmediatamente echamos las pecanas trituradas, mezclamos bien con ayuda de una cuchara de madera.

Recuerda que puedes usar cualquier tipo de frutos secos para hacer la decoración con praliné de nuestras panna cottas de chocolate.

11

Rapidamente, vertemos la mezcla sobre nuestra lata de hornear y esparcimos todo bien para que quede lo más plano posible.

12

Dejamos enfriar y cuando el praliné endurezca, lo trituramos con un rodillo de repostería.

Truco: También se puede triturar en un procesador de alimentos.

13

Finalmente, cuando la panna cotta esté bien durita, demoldamos poniendo el molde sobre un tazón de agua caliente por unos segundos y listo. Servimos en un platito y le espolvoreamos el caramelo troceado.

La panna cotta de chocolate con praliné es un postre espectacular, así que anímate a probarlo y decorarlo con lo que más te guste. Y si quieres probar con otros sabores, te recomendamos probar la panna cotta de chocolate blanco y por supuesto, la panna cotta italiana más tradicional.

Si te ha gustado la receta de Panna cotta de chocolate con praliné, te sugerimos que entres en nuestra categoría de Recetas de Flan.