Receta de Pastel de chocolate esponjoso y jugoso

Receta de Pastel de chocolate esponjoso y jugoso

El pastel de chocolate esponjoso y jugoso que mostramos en RecetasGratis es muy fácil de hacer y rápido. Sin apenas darte cuenta obtendrás una tarta digna de pastelería y perfecta para cualquier evento, ¿te animas?

Existe una infinidad de formas de elaborar un pastel de chocolate en casa pero, ¿cuántas de ellas son fáciles? ¡Te aseguramos que esta lo es! Además de mostrarte cómo hacer un bizcocho con sabor a chocolate, te explicamos los sencillos pasos que debes seguir para aprender a elaborar una cobertura básica, pero deliciosa, y los mejores utensilios para decorar tu pastel. Así, si estás pensando en realizar tu propia tarta para un cumpleaños, reunión familiar o con amigos y no sabes por dónde empezar, ¡sigue leyendo! Te enseñamos cómo hacer un pastel de chocolate decorado paso a paso.

6 comensales 1h 30m Postre Dificultad baja
Características adicionales: Coste medio, Recetas al horno
Ingredientes:
  • Para la cobertura
Cómo hacer Pastel de chocolate esponjoso y jugoso:
1

Para empezar con la preparación del pastel de chocolate esponjoso deberás batir primero la mantequilla hasta obtener una crema suave. Para ello, es recomendable que la mantequilla se encuentre a temperatura ambiente.

2

Luego, incorpora el azúcar y sigue batiendo. Cuando lo tengas bien integrado, añade los huevos sin dejar de mover. Recuerda que los huevos deben ir echándose uno a uno, de manera que hasta que no esté completamente integrado el primero, no agregues el segundo.

3

A continuación, añade los todos los ingredientes secos previamente tamizados, es decir, el cacao en polvo, la harina, los polvos de hornear, la maicena, la levadura y la sal. Esto ayudará a evitar que se formen grumos en la masa, aportará aire a la mezcla y, por tanto, logrará un bizcocho de chocolate más esponjoso y húmedo. Cabe destacar que la cantidad de chocolate es al gusto, de manera que si lo prefieres puedes añadir más o menos.

4

Mezcla haciendo movimientos envolventes hasta conseguir una masa uniforme y homogénea, y justo antes de terminar de integrar por completo la harina, añade los trozos de chocolate. Al incorporarlos de esta forma, los trozos quedan repartidos por todo el bizcocho y no se quedan en el fondo durante su cocción en el horno.

Truco: Precalienta el horno a 180 ºC con calor arriba y abajo.

5

Cuando tengas lista la masa del pastel de chocolate, es el momento de hornearla. Para ello, vacía la mezcla en un molde previamente engrasado con mantequilla y cocina en el horno a durante 30-40 minutos, con calor solo abajo y teniendo en cuenta que en función del tipo de horno puede tardar más o menos en hacerse. Lo ideal es utilizar un molde de 18 cm, pero si no dispones de él puedes usar el que tengas en casa.

6

Cuando lo tengas listo, retíralo del horno y deja que se enfríe. Verás que el resultado es un bizcocho esponjoso y jugoso, perfecto para decorar y preparar un pastel de cumpleaños, por ejemplo. Así, para finalizar tu pastel de chocolate, solo queda preparar la cobertura. Para ello, calienta la crema de leche y, una vez alcanzado el primer hervor, viértela sobre el chocolate troceado y remueve para que se funda e integre. De forma opcional, puedes añadir la mantequilla para conseguir un extra de brillo. Reserva el frosting en el frigorífico para que adquiera consistencia. Así mismo, una vez frío, reserva el bizcocho también en la nevera.

7

Pasada una hora aproximadamente, ya podrás retirar el bizcocho y la cobertura para decorarlo. Es importante que la torta también se mantenga en frío para evitar que se desprendan migas al momento de cubrirla con el chocolate. Para decorar el pastel, puedes cortarlo por la mitad y rellenarlo, o simplemente cubrirlo por fuera, procurando que el chocolate se distribuya de manera uniforme. Y si quieres mejorar la presentación, reserva cobertura para introducir en una manga pastelera y realizar formas a tu gusto.

Truco: Para cubrir el pastel recomendamos utilizar una espátula grande, ya que así conseguirás que la cobertura quede lo más lisa posible.

8

Una vez decorado, reserva la tarta en el frigorífico hasta el momento de consumirla. Como ves, se trata de un pastel de chocolate esponjoso y jugoso perfecto para cualquier celebración, ocasión especial o para darnos un capricho. Y si quieres acabar de coronar tu postre casero, preparar una salsa de naranja, sirope de fresa, de mango, o del sabor que más te guste, puesto que el chocolate encaja con prácticamente cualquiera de ellos.

Si te ha gustado la receta de Pastel de chocolate esponjoso y jugoso, te sugerimos que entres en nuestra categoría de Recetas de Pasteles.