Receta de Patatas al ajillo

Receta de Patatas al ajillo

Patatas al ajillo, una receta sencilla y económica. Hoy en día son muchas las versiones de esta receta que existen, como las famosas patatas al ajillo de Almería o las patatas al ajillo de Jaén, conocidas como patatas al ajillo pastor, todas ellas deliciosas y espectaculares. No obstante, en esta ocasión vamos a preparar una receta más fácil y rápida, que puede servirnos como base de otras. Así, estas patatas al ajillo quedan riquísimas y son ideales para un aperitivo o como acompañamiento de cualquier plato. Sin duda, se trata de un plato rápido de preparar que nos puede sacar de un apuro en cualquier momento.

Cortadas en cuadrados pequeños y doradas a fuego medio con un agradable sabor al ajillo, estas patatas gustarán a grandes y a pequeños. Y si os gustan picantes, solo tenéis que añadirle un poco de pimentón picante, ¡así de fácil! Sigue leyendo y descubre en RecetasGratis cómo hacer patatas al ajillo. Además, al final compartimos también la receta de las patatas al ajillo pastor, ¡no te la pierdas!

4 comensales 45m Acompañamiento Dificultad baja
Características adicionales: Coste barato, Recomendada para vegetarianos, Frito
Ingredientes:
Pasos a seguir para hacer esta receta:
1

Lavamos y cortamos las patatas en cuadrados pequeños o en gajos. Ponemos una sartén a fuego medio con el vaso de aceite y, cuando esté caliente, añadimos las patatas.

2

Mientras se hacen, picamos los ajos y el perejil. Cuando estén las patatas doradas, quitamos el aceite, dejamos las patatas fritas y añadimos los ajos picados. Removemos para hacer las patatas al ajillo.

3

Antes de que el ajo coja color, vertemos el vaso de vino blanco y dejamos que reduzca. Al añadir el vino, el resultado es unas patatas al ajillo más caldosas, con una salsita deliciosa.

4

Añadimos un poco de sal y el perejil picado, removemos con cuidado y listas para servir. Esta receta de patatas al ajillo queda riquísima y es muy fácil de hacer. Son ideales para acompañar unos rollitos de lomo con queso, unas croquetas de pescado o lo que más nos guste. Más recetas en mi blog, Cocinando con Montse.

Si te ha gustado la receta de Patatas al ajillo, te sugerimos que entres en nuestra categoría de Recetas de Patata.

Cómo hacer patatas al ajillo pastor

La receta de patatas al ajillo se presta a realizar múltiples variaciones, por lo que podemos hacer unas patatas al ajillo con huevo, por ejemplo, unas patatas al ajillo con vinagre en lugar de vino o unas patatas al ajillo gratinadas. Como veis, las posibilidades son infinitas y solo debemos dejar volar nuestra imaginación.

Las patatas al ajillo pastor, que son las tradicionales de Jaén, se caracterizan por cocinarse con vino blanco, vinagre, especias, ajo y huevo. De esta forma, para prepararlas podemos cortar las patatas en cubos, como hemos hecho en la receta anterior, o en rodajas, las freímos igual y, al momento de agregar la picada de ajo y perejil, sumamos comino, orégano y pimentón. Después, vertemos medio vaso de vino y medio de vinagre blanco, y seguimos cocinando. Cuando estén casi listas, cascamos dos huevos y dejamos que cuajen sin romperlos. ¡Así de fácil!

Por otro lado, podemos optar por hacer unas patatas al ajillo con huevo más sencillas. Para ello, tenemos dos opciones:

  1. Hacer huevos fritos y servirlos sobre las patatas para, luego, romperlos y mezclarlo todo.
  2. Cuando las patatas al ajillo estén casi listas, cascamos un par de huevos sobre la sartén y los rompemos, como cuando hacemos huevos revueltos.

Para hacer las patatas al ajillo gratinadas, simplemente debemos colocarlas en una fuente o bandeja para horno, añadir queso rallado al gusto y hornear hasta gratinar.

Todas las opciones son válidas y deliciosas, de manera que experimentad, probad y no olvidéis dejar un comentario para compartir la experiencia.