Receta de Pechugas de pollo a la mostaza sin nata

Receta de Pechugas de pollo a la mostaza sin nata

Si estás cansado de cocinar el pollo siempre igual esta receta fácil de pollo a la mostaza te puede interesar. En esta ocasión te presentamos una forma nueva de preparar unas pechugas de pollo utilizando el fuerte y característico sabor de la mostaza, un ingrediente fácil de encontrar y que todos tenemos en casa.

Para hacer la salsa de mostaza de nuestro plato utilizaremos una salsa bechamel ligera, sin mantequilla, así que si pensabas que sería un plato pesado, pues no. Estas pechugas de pollo a la mostaza sin nata son ideales para incluir en tu menú de dieta, así que no pierdas la oportunidad y cocinar con RecetasGratis un plato de pollo a la plancha con salsa ¡más exquisito que ninguno!

4 comensales 45m Plato principal Dificultad baja
Características adicionales: Coste medio, Plancha
Ingredientes:
Pasos a seguir para hacer esta receta:
1

Nuestro primer paso para realizar la receta de pollo a la mostaza es prealistar los ingredientes.

Para hacer la falsa bechamel necesitas harina, aceite, leche, nuez moscada, sal y pimienta. Si tienes dudas sobre su preparación, sigue paso a paso la receta de salsa bechamel sin mantequilla.

2

Para hacer la salsa de mostaza, coloca en una olla profunda el fondo de pollo y la salsa bechamel. Mezcla y ve cocinando el conjunto a fuego medio.

3

Agrega laurel y tomillo para que se concentren los sabores durante la cocción. Este paso es opcional.

4

Una vez se reduzca la salsa, adiciona la mostaza y el brandy. Deja conservar a fuego medio durante 10 minutos más y apaga el fuego.

5

Por otra parte, trocea la pechuga de pollo deshuesada, puedes cortar en cubos o tiras. Lo ideal es obtener entre 4-5 porciones. Agrega sal y pimienta negra al gusto.

6

Lleva un sartén a fuego medio con un poquito de aceite de girasol. Agrega el pollo y sofríe hasta que éste se dore y cocine por lado y lado.

7

Una vez lista las pechugas lleva a los platos donde vamos a servir para bañar con la salsa y decorar.

Recuerda que esta salsa de mostaza sin nata es mucho más ligera que las típicas salsas hechas con crema de leche, así que no habrá problema de comer este plato cuando estés haciendo dieta.

8

El toque final de nuestro plato de pechugas de pollo a la mostaza sin nata lo daremos con un toque de mostaza pura sobre cada pieza de pollo. Si quieres añadir guarniciones te recomendamos acompañar el pollo a la mostaza con un poco de arroz blanco o cualquier guarnición de verduras.

Si deseas más recetas con pollo y tienes algún comentario o inquietud, escríbenos. ¡Disfruta!

Si te ha gustado la receta de Pechugas de pollo a la mostaza sin nata, te sugerimos que entres en nuestra categoría de Recetas de Pollo.