Receta de Pollo al curry light

Receta de Pollo al curry light

El pollo al curry es un plato tradicional de la cocina india, hecho tradicionalmente a base de leche de coco y curry. Sin embargo, la leche de coco es una de las bebidas vegetales con un mayor número de calorías, lo que hace que muchas personas no puedan consumirla a menudo si están llevando a cabo una dieta para perder peso. Por ello, es normal que decidamos buscar alternativas más ligeras pero que nos permitan elaborar un plato igual de sabroso que el original.

En RecetasGratis te vamos a enseñar cómo hacer pollo al curry light, sin nata y sin leche de coco, con ingredientes saludables y ligeros. Y al final, te explicaremos cómo acompañar la receta para mantener la línea. ¡Sigue leyendo!

2 comensales 30m Plato principal Dificultad baja
Características adicionales: Coste barato, Recomendada para perder peso, Salteado
Ingredientes:
  • Para la salsa curry light
Pasos a seguir para hacer esta receta:
1

Empezamos la receta de pollo al curry light pelando y picando finamente los dientes de ajo y la cebolla. La cantidad de estos ingredientes depende mucho de la cantidad de pollo utilizada y de nuestro gusto, por lo que podemos modificarla si lo vemos necesario.

2

Cortamos las pechugas de pollo en cubos o tiras, ¡cómo más nos guste! Nosotros nos hemos decantado por esta parte, pero lo cierto es que el pollo al curry sin nata también se puede hacer con muslos e, incluso, con las alitas.

3

Ponemos una sartén con unas dos o tres cucharadas de aceite de oliva a calentar. Cuando esté caliente, sofreímos la cebolla y el ajo, removiendo con una cuchara de madera para evitar que se quemen.

4

Cuando la cebolla se vuelva transparente, incorporamos el pollo y salteamos todo junto. En este punto, salpimentamos al gusto.

5

Ahora, tenemos dos opciones: la primera, hacer la salsa curry light aparte y, al final, mezclarlo todo; la segunda, hacer la salsa en la misma sartén en la que tenemos la carne. Si escogemos la primera, reservamos el pollo, y si escogemos la segunda, añadimos el curry y mezclamos.

Truco: Empieza añadiendo poca cantidad de curry, ya que si consideras que falta siempre puedes agregar más, pero si te pasas no podrás corregirlo.

6

Agregamos el tomate natural e integramos. La receta de pollo al curry hindú original utiliza tomate natural picado, de manera que puedes hacerlo así también o, en su lugar, añadir la cucharada de tomate tamizado como hemos hecho nosotros. Eso sí, al tratarse de una receta ligera evita utilizar tomate frito.

7

Vertemos la leche y el caldo de pollo o el agua y mezclamos. Bajamos la temperatura para que el pollo al curry light se cocine a fuego lento y la leche no llegue a hervir. Como se trata de una receta sin nata y, además, ligera, en caso de no querer utilizar leche desnatada, podemos sustituirla por leche de almendras sin azúcar, leche de soja sin azúcar o leche de arroz también sin azúcar. La leche de coco es de las más calóricas que existen, es por ello por lo que no aconsejamos utilizarla para este plato.

Truco: Si usas caldo de pollo, debe ser bajo en grasa.

8

Si consideramos que la salsa no está lo suficientemente espesa, podemos añadir una cuchara de harina y mezclar. Así mismo, probamos el sabor y decidimos si es necesario añadir más curry. Cuando esté, paramos el fuego y servimos.

9

Podemos acompañar la receta de pollo al curry light con arroz blanco hervido con aceite de coco si queremos notar ese sabor tan especial y propio de la cocina india. Y para conocer otros acompañamientos y recomendaciones sobre la receta, sigue leyendo.

Si te ha gustado la receta de Pollo al curry light, te sugerimos que entres en nuestra categoría de Recetas de Pollo.

Pollo al curry sin nata - Consejos y acompañamientos

El pollo al curry sin nata se puede hacer de múltiples formas. Nosotros hemos compartido una receta ligera que nos permite incluirla en dietas para perder peso o mantener la línea. No obstante, como decimos, existen otras opciones como las siguientes:

Pollo al curry sin nata y sin leche

Si no queremos usar leche de origen animal, en lugar de leche desnatada, como hemos dicho, podemos preparar la salsa curry light con leche de almendras (si es sin azúcar, 100 ml contienen unas 25 calorías), leche de soja sin azúcar (100 ml tienen alrededor de 45 kcal) o leche de arroz sin azúcar, puesto que presenta las mismas calorías que la leche desnatada. La leche de coco y la leche de avena son de las más calóricas, teniendo la de coco unas 80 calorías cada 100 ml y la de avena las mismas que la leche de vaca.

Ahora bien, si no queremos emplear ningún tipo de leche para preparar la receta de pollo al curry light, otra forma de hacer la salsa es con yema de huevo y caldo de pollo, o solo caldo de pollo. Recordemos que el caldo de pollo debe ser bajo en grasa, lo que se consigue haciendo el caldo casero. Para ello, recomendamos esta receta de caldo de pollo básico.

Por otro lado, podemos hacer la salsa con agua, siguiendo esta receta de salsa de curry light.

Pollo al curry con yogur

Otra opción totalmente válida es preparar pollo al curry con yogur, que es una receta sin nata aunque, dependiendo del yogur, no ligera. Si usamos un yogur natural sin azúcar, el plato seguirá siendo bajo en calorías. Ahora bien, si empleamos, por ejemplo, un yogur azucarado o griego, las calorías aumentan y, por ende, no podremos catalogar la receta como light.

Para aprender a preparar la salsa de curry con yogur griego, recomendamos revisar esta receta de salsa de curry sin nata.

Cómo acompañar el pollo al curry light

Dado que lo que buscamos es un plato ligero pero completo y sabroso, los mejores acompañamiento para la receta de pollo al curry light son los siguientes:

  • Arroz hervido, siendo lo ideal utilizar arroz basmati o arroz integral por ser los menos calóricos. Para conocer todos los detalles, en el siguiente artículo hablamos de las propiedades y las calorías del arroz: "¿El arroz engorda?"
  • Pasta, siendo preferible utilizar pasta integral.

Al utilizar uno de estos ingredientes, ya conseguimos tener en un mismo plato la cantidad ideal de proteína y de carbohidratos, tan necesarios para proporcionar al organismo la energía que necesita. A pesar de que existen muchas dietas para perder peso que retiran los hidratos de carbono del menú, lo cierto es que esto es algo realmente negativo para el cuerpo, ya que sin esta sustancia el cerebro no recibe la cantidad de glucosa que necesita para funcionar correctamente, entre otras cosas. Por ello, es importante mantener los carbohidratos, siempre en su justa medida, puesto que un exceso también puede ser contraproducente. Así mismo, los nutricionistas recomiendan consumirlos durante el día, por lo que este plato no sería adecuado para cenar.