Receta de Pollo frito al ajillo crujiente

Receta de Pollo frito al ajillo crujiente

¿A quién no le gusta el pollo frito crujiente? El pollo es una de las carnes más accesibles y consumidas, ya que la podemos conseguir en casi cualquier rincón del mundo y, ademas es muy económica en comparación con pescados y mariscos o carnes rojas. Por otro lado, se trata de un ingrediente sumamente versátil, puesto que puede ser preparado de una infinidad de formas, en guisos, con salsas, deshebrado, en milanesas, en piezas fritas, etc. En esta ocasión, en RecetasGratis, hemos decidido traer para ti una excelente receta de pollo al ajillo frito, un plato lleno de sabor y textura, excelente para cuando no tienes ni idea de qué preparar en casa.

Estamos seguros de que este pollo frito crujiente te encantará y, por ello, te invitamos a que sigas con nosotros y descubras cómo hacer pollo frito al ajillo crujiente, te aseguramos que no te arrepentirás.

4 comensales 30m Plato principal Dificultad baja
Características adicionales: Coste barato, Ideal acompañar con zumo natural, Frito, Recetas mexicanas
Ingredientes:
Cómo hacer Pollo frito al ajillo crujiente:
1

Para poder empezar a preparar este delicioso pollo frito al ajillo crujiente, lo primero que debes hacer es dejar listos todos los ingredientes. Puedes seleccionar las piezas de carne que más te gusten.

2

Una vez que lo tenemos todo listo, por un lado tomamos el huevo y la leche, colocamos estos ingredientes en un tazón y los mezclamos perfectamente. De esta forma, conseguiremos elaborar un pollo frito rebozado muy crujiente, ¡ya verás!

3

Por otro lado, en un plato colocamos la harina de trigo, el pan molido y una pizca de sal y pimienta y, del mismo modo, los mezclamos perfectamente.

4

Ahora, tomamos las piezas de pollo y las sumergimos en la mezcla de huevo con leche, procurando que queden completamente impregnadas con esta mezcla. Al introducir leche al rebozado para preparar el pollo frito sencillo, conseguimos potenciar el sabor de la receta, de manera que aconsejamos no prescindir de este ingrediente.

5

Acto seguido, pasamos el pollo por la mezcla de harina y pan molido, lo cubrimos completamente con esta mezcla. Repetimos estos pasos con todas las piezas de carne y las reservamos un momento.

6

Luego, para hacer la salsa de ajo, tomamos los dientes de ajo y los partimos por la mitad. Aparte, limpiamos perfectamente el chile guajillo quitándole venas y semillas, y lo rebanamos en finas tiras. Si no dispones de chile guajillo, puedes sustituirlo por otro de tu preferencia, o eliminar este ingrediente de la receta de pollo al ajillo frito.

7

Ahora, ponemos a freír el ajo en una sartén con suficiente aceite muy caliente durante unos segundos, seguido añadimos las tiras de chile guajillo, agregamos también una pizca de sal y pimienta, y el jugo de limón.

8

Añadimos al aceite caliente el pollo rebozado y dejamos que se cueza completamente. Es importante que la parte exterior de la carne quede bien dorada para obtener el pollo frito al ajillo crujiente.

9

Una vez lista la carne, la retiramos del aceite caliente, la colocamos sobre papel absorbente para quitar el exceso de grasa que pueda tener y ¡listo! Servimos el pollo al ajillo frito caliente y acompañado de patatas asadas al horno en gajos, de arroz blanco o de una salsa barbacoa casera.

Si te ha gustado la receta de Pollo frito al ajillo crujiente, te sugerimos que entres en nuestra categoría de Recetas de Pollo. También puedes visitar una selección de las mejores recetas mexicanas.