Receta de Postre con queso fresco

Receta de Postre con queso fresco

Un postre con la ligera acidez del pomelo.

En esta receta que Ali comparte en RecetasGratis.net descubrirás una forma muy sencilla de elaborar un postre con queso fresco. Tanto si tienes invitados en casa como si no, el paso a paso que muestra a continuación es perfecto para sorprender e innovar en la cocina. ¡Sigue leyendo, ponte manos a la obra y no olvides dejar tu comentario!

4 comensales 45m Postre Dificultad media
Características adicionales: Coste medio
Ingredientes:
Pasos a seguir para hacer esta receta:
1

Retiramos la mantequilla del frigorífico para que adquiera una temperatura ambiente. Mientras tanto, aprovechamos para preparar la gelatina de pomelo. Para ello, hidratamos las hojas de gelatina en agua fría durante cinco minutos.

2

Aparte, extraemos el zumo de pomelo (yo conseguí los 250 ml con un pomelo y medio), lo colamos y lo vertemos en un cazo con la mitad del azúcar (100 g). Ponemos el cazo a fuego medio y calentamos hasta que alcance una temperatura de 60 ºC. Si no podemos calcular la temperatura con un termómetro, vigilamos la mezcla para evitar que hierva.

3

Vamos removiendo la mezcla para que el azúcar se disuelva y no se pegue en el fondo del cazo. Cuando observemos que el zumo de pomelo está caliente y las láminas de gelatina hidratadas, las retiramos del agua y las incorporamos a la mezcla, removiendo para que se deshagan.

4

Colocamos la mezcla en un molde largo, para obtener una lámina de gelatina de medio centímetro de grosor aproximadamente, y dejamos que se entibie antes de introducirla en la nevera.

5

Mientras la gelatina cuaja, cogemos un bol, colocamos los bizcochos y los trituramos. Agregamos la mantequilla que teníamos reservada fuera del frigorífico y mezclamos hasta obtener una masa. Luego, dividimos esta masa en cuatro porciones y las dejamos en el fondo de los cuatro vasos que hayamos seleccionado para servir el postre con queso fresco. Ejercemos presión contra el fondo e introducimos los vasos en el congelador.

6

Una vez que la gelatina haya cuajado, podemos empezar a preparar el queso fresco. Para hacerlo, cogemos un bol y añadimos el queso troceado, la leche y el azúcar restante. Batimos bien para que todos los ingredientes se integren correctamente. Podemos agregar más o menos leche y/o azúcar para que el postre de queso quede a nuestro gusto.

7

Después, cogemos un cortapastas del mismo diámetro que el vaso y cortamos círculos de gelatina de pomelo. Necesitaremos unos ocho círculos en total para elaborar el postre de queso fresco.

8

Retiramos los vasos del congelador y agregamos una cucharada de la mezcla de queso, leche y azúcar. Ejercemos un poco de presión y colocamos un círculo de gelatina. Añadimos otra cucharada de queso, aplastamos y ponemos otro círculo encima. Terminamos el postre con la última cucharada de queso y espolvoreamos un poco de canela por encima. Repetimos este proceso con todos los vasos.

9

¡Listo! Servimos el postre de gelatina y queso fresco bien frío. Como ves, este postre casero que nos muestra Ali es muy sencillo, cremoso e ideal para servir cuando tenemos invitados. Si quieres conocer otras opciones similares, puedes consultar la receta de vasitos de chocolate, postre mil y una gelatina o visitar su blog Pan, uvas y queso.

Si te ha gustado la receta de Postre con queso fresco, te sugerimos que entres en nuestra categoría de Recetas de Postres con frutas.