Receta de Potaje de vigilia

Receta de Potaje de vigilia

El potaje de garbanzos con bacalao es uno de esos platos que no pueden faltar en Semana Santa, especialmente el Viernes Santo o viernes de Cuaresma. Se trata de un guiso de garbanzos, espinacas, bacalao y huevo muy popular en Andalucía, aunque hoy en día se prepara en todo el país por ser un plato de cuchara ideal para el invierno y muy tradicional. Su origen exacto se desconoce, pero sí sabemos que se trata de una receta que surge debido a la prohibición de comer carne durante el periodo de Cuaresma impuesta por la religión. Por ello, se trata de un plato tan popular para estos días.

Al margen de su historia, estamos ante un plato sencillo y muy nutritivo, ya que contiene proteínas de alto valor biológico, hidratos de carbono, fibra, minerales y vitaminas. Actualmente, en cada casa tienen su manera de hacerlo, sin embargo, en RecetasGratis te enseñaremos la receta tradicional para que puedas disfrutarla tal cual o hacer las modificaciones que quieras. Sigue leyendo y descubre con nosotros cómo hacer potaje de vigilia andaluz.

4 comensales 2h 30m Plato principal Dificultad media
Características adicionales: Coste medio, Recetas para Semana Santa, Recetas españolas, Recetas andaluzas
Ingredientes:
Cómo hacer Potaje de vigilia:
1

Antes de empezar a preparar la receta de potaje de vigilia de la abuela, pon los garbanzos a remojo el día anterior y déjalos durante unas 8-12 horas.

Truco: si haces el potaje de vigilia con garbanzos de bote, sáltate este paso.

2

Ten el bacalao desalado al punto de sal o déjalo en remojo durante 48 horas, cambiando el agua del bacalao unas 2-3 veces, y reservado en la nevera. Si tienes dudas sobre este proceso, en este vídeo te enseñamos a desalar bacalao.

3

Pica la cebolla muy pequeña y los dientes de ajo también, así no se notarán los trozos en el potaje pero sí aportarán todo su sabor.

4

Cuece los huevos en agua durante unos 10 minutos. Apaga el fuego, deja que se enfríen, pélalos y resérvalos.

5

Calienta una cazuela con un chorro de aceite de oliva, pocha la cebolla. Cuando veas que está pochada, añade los ajos picados y baja un poco el fuego para que no se quemen. Deja que estos ingredientes se pochen con cuidado y, antes de que cojan color, agrega el pimentón.

6

Incorpora los garbanzos remojados a la cazuela, mezcla y cubre con agua enseguida para que no se queme el pimentón. Deja que se cuezan los garbanzos hasta que queden tiernos, es decir, durante unos 60-90 minutos en una cazuela tradicional, aunque el tiempo puede variar según el garbanzo. Si haces el potaje de vigilia en olla rápida, los garbanzos estarán listos en 45 minutos aproximadamente.

Truco: si usas garbanzos de bote no será necesario cocerlos, de manera que puedes agregarlos y pasar directamente al siguiente paso.

7

Pela las patatas, córtalas al gusto o cháscalas y agrégalas cuando los garbanzos estén cocidos.

Truco: no todo el mundo hace el potaje de vigilia con patatas, de manera que si lo prefieres puedes eliminar este ingrediente de la receta.

8

A los 10 minutos, añade las espinacas y el bacalao y sigue cocinando el potaje de Cuaresma de la abuela hasta que esté todo cocido. Prueba de sal y añade un poco si lo ves necesario, aunque el bacalao ya aportará mucho sabor.

9

Apaga el fuego, corta los huevos por la mitad o en cuartos y agrégalos al guiso para que se calienten. ¿Qué te está pareciendo esta receta de garbanzos con bacalao y espinacas?

10

¡Lista la receta de potaje de vigilia! Sirve los platos enseguida para disfrutar de este increíble guiso caliente. Como decimos, el potaje de vigilia andaluz ha experimentado múltiples cambios a lo largo de los años, es por ello que puedes eliminar, añadir o modificar ingredientes. Por ejemplo, puedes quitar las patatas, sustituir las espinacas por acelgas o incluso no usar bacalao si buscas una opción vegetariana. Para ello, te aconsejamos consultar esta Receta de potaje de vigilia sin bacalao.

Si te ha gustado la receta de Potaje de vigilia, te sugerimos que entres en nuestra categoría de Recetas de Potajes. También puedes visitar una selección de las mejores recetas españolas y recetas andaluzas.

Con qué acompañar el potaje de garbanzos con espinacas y bacalao

Una vez listo el potaje de vigilia con bacalao y espinacas, el mejor acompañamiento es un poco de pan. Para ello, anímate a prepararlo en casa con estas recetas:

  • Pan casero paso a paso
  • Pan sin gluten
  • Pan de hogaza

Por otro lado, puedes preparar un aperitivo o entrante con estas opciones:

  • Buñuelos de acelga
  • Empanadas de atún
  • Vieiras a la gallega