Receta de Salsa romesco tradicional

Receta de Salsa romesco tradicional

Salsa romesco tradicional y casera, una delicia elaborada a base tomate, pimiento asado y avellana, muy sencilla de preparar y con mucho sabor. Esta salsa es una receta típica de la gastronomía catalana, que se popularizó como el acompañante perfecto de los calçots, aunque su versatilidad la ha convertido en guarnición de todo tipo de verduras, ya que realza su sabor. Anímate a preparar nuestra versión de la salsa romesco paso a paso de RecetasGratis y disfruta de un menú vegetariano como nunca antes.

Estamos en temporada de calçots y la salsa romesco no puede faltar. Para su preparación, necesitamos unos ingredientes muy básicos, que pueden encontrarse en cualquier supermercado de confianza. El ingrediente más preciso son los pimientos de la salsa romesco, las ñoras, una variedad seca que requiere de una hidratación previa de 12 horas. También nos será sencillo encontrarlo en muchos comercios de la ciudad.

La receta de salsa romesco rápida también nos vale como acompañamiento de carnes, pescados, incluso para reconvertirla en otras salsas. La cantidad de cada ingrediente siempre podrá variar a gusto del consumidor. Sigue leyendo este post de RecetasGratis para descubrir cómo hacer la salsa romesco original para calçots.

1 comensal 30m Acompañamiento Dificultad baja
Características adicionales: Coste barato, Recomendada para veganos, Recomendada para vegetarianos, Recetas españolas, Recetas catalanas
Ingredientes:
Cómo hacer Salsa romesco tradicional:
1

La noche anterior, pon las ñoras en un recipiente con agua y déjalas a remojo toda la noche para hidratarlas. Si olvidaste ponerlas, no pasa nada, ten en cuenta que requieren un mínimo de 4-5 horas de remojo.

2

Precalienta el horno a 200 ºC. En una bandeja, y sobre una hoja de papel vegetal o papel de aluminio, pon los tomates previamente lavados y también la cabeza de ajo. Introduce en el horno unos 15-20 minutos hasta que la piel de los tomates se desprenda de la carne y la cabeza de ajo comience a dorarse. Cuidado con que no se quemen, que esto aportará un sabor muy amargo a la salsa.

3

Prepara la sartén con un chorrito de aceite para tostar la rebanada de pan, las almendras y avellanas. Una vez fritas, reserva para más adelante.

4

Pasados los 15-20 minutos, retira los tomates y la cabeza de ajo del horno. Deja que se enfríe unos minutos para que puedas manipularlo con facilidad. En un recipiente, pela ambas verduras y extrae la parte tierna de cada tomate y diente de ajo. Intégralos y reserva.

5

Ahora toca preparar el ingrediente característico de la receta de salsa romesco: las ñoras. Ábrelas con cuidado por la mitad y retira las pepitas. Con la ayuda de un cuchillo o cuchara, raspa la piel para poder aprovechar toda su carne. Guarda en un recipiente y reserva.

6

Integra todos los ingredientes en un mismo bol: las avellanas y almendras tostadas, el pan, la carne de las verduras asadas, las ñoras, etc. Prueba primero a añadir unos 200ml de aceite y unos 60ml de vinagre, esto es a tu gusto. Si una vez triturado todo, sientes que le falta sabor, añade más aceite y vinagre. Busca la textura que más te gusta triturando: si prefieres no encontrar trocitos de frutos secos, tritura bastante hasta obtener una crema. Se trata de ir probando hasta darle el punto que más te guste.

7

Una vez obtenida la textura deseada, ¡ya tienes tu salsa romesco tradicional! Déjala en la nevera para que enfríe hasta la hora de servir.

8

Esta salsa romesco rápida te servirá para aliñar cualquier tipo de verduras o carnes, aunque tradicionalmente se utilice como acompañante principal de los famosos calçots.

Si te ha gustado la receta de Salsa romesco tradicional, te sugerimos que entres en nuestra categoría de Recetas de Salsas rojas. También puedes visitar una selección de las mejores recetas españolas y recetas catalanas.

Ideas para usar la salsa romesco

Si ya has elaborado tu salsa romesco casera no dudes en preparar alguna de nuestras propuestas de RecetasGratis para calçots:

  • Calçots al horno
  • Calçots a la brasa

También es el perfecto acompañamiento de carnes, pescados y verduras. Aquí te dejamos algunas de las recetas que mejor encajan:

  • Solomillo de cerdo a la plancha
  • Salmón a la plancha
  • Entrecot a la plancha

Por último, puedes innovar e incorporar la salsa romesco a tus recetas de siempre. Una buena idea es la pasta con salsa romesco y verduras, una opción vegetariana con un sabor excepcional. Su elaboración es muy sencilla, tan solo tienes que preparar un sofrito de verduras en la sartén y añadir tu salsa romesco casera. Una vez hervida la pasta de tu elección según las indicaciones del fabricante, incorpórala a la sartén y rehoga con el sofrito para integrar bien todos los sabores. ¡Es una opción rápida y original!