Receta de Seitán casero

Receta de Seitán casero

El seitán, también llamado carne vegetal, es una receta hecha con gluten de trigo y es muy utilizado en la alimentación vegana y vegetariana. Puesto que su color y su textura son parecidos a los de la carne, muchas personas lo usan para sustituirla. El gluten es rico en proteínas, aunque no contiene todos los aminoacidos esenciales para cubrir nuestra necesidad diaria. Es, además, bajo en carbohidratos.

Podemos encontrar seitán en recetas de comida asiática, así como también lo podemos preparar con lentejas, con arroz o salteado con vegetales. Si alguna vez te has preguntado cómo hacer seitán casero de una forma fácil y sencilla, en RecetasGratis te enseñamos todos los pasos que necesitas para conseguirlo. Sin más preámbulos, ¡vamos a ello!

6 comensales 1h 30m Plato principal Dificultad baja
Características adicionales: Coste barato, Recomendada para veganos, Recomendada para vegetarianos, Recomendada para macrobióticos, Recomendada para perder peso, Receta sin lactosa, Receta sin azúcar, Hervido
Ingredientes:
Pasos a seguir para hacer esta receta:
1

Prepara un bol amplio para que puedas preparar la masa más cómodamente. Utiliza la misma medida de agua que de gluten, es decir, un tazón de gluten por uno de agua.

2

Haz una mezcla con el agua y la harina de gluten. Remueve con una cuchara de madera hasta que se integren ambas y comienza a amasar. No necesita más de 3 minutos de amasado, verás que comienza a adquirir un aspecto de esponja.

3

Cubre el recipiente de la masa con papel film y deja que la masa repose por 20 minutos.

4

Mientras tanto, pon a hervir agua y añade las pastillas de caldo de verduras y la soja.

Truco: No será necesario que añadas sal, puesto que las pastillas de caldo y la soja ya llevan.

5

Retira el papel film y agarra la masa con las manos. Ve apretándola hasta formar una bola, debe haber adquirido una textura muy chiclosa, lisa y elástica. Introduce la masa del seitán en el agua hirviendo.

6

Tapa la olla y deja cocinar el seitán por una hora sin bajar el fuego. En este punto, irá adquiriendo el sabor del caldo de verduras y la soja. Cuando esté listo, apaga el fuego y déjalo reposar hasta que se enfríe totalmente.

Truco: Si preparas el seitán casero en la noche, puedes dejarlo reposar hasta el día siguiente.

7

Una vez frío, podrás cortar el seitán como desees y aprovecharlo en algunas de las sugerencias que te damos más adelante.

Truco: Puedes conservarlo tapado en papel film en el congelador o con el agua de su cocción en la nevera durante una semana.

Si te ha gustado la receta de Seitán casero, te sugerimos que entres en nuestra categoría de Recetas de Cocido.

Seitán casero - Recetas y calorías

El seitán es un alimento ampliamente utilizado en países asiáticos como China y Japón para sustituir la carne. Aunque, evidentemente, no es apto para personas celiacas, es muy delicioso y saludable para personas que no sufran de esta intolerancia alimenticia. Cada 100 g de seitán cuentan con:

  • 121,5 calorías
  • 1,5 g de grasas
  • 1,3 g de hidratos de carbono
  • 25,7 g de proteínas

Con el seitán puedes preparar estofado de seitán con patatas, sustituyendo la carne por trocitos de seitán ya cocido. Puedes condimentarlos con las especias y salsas de tu gusto, así como utilizar el caldo que prefieras. Puedes, asimismo, asar filetes de seitán con unas gotitas de aceite y ajo en una sartén. De esta forma, quedará perfecto para acompañarlo con una deliciosa salsa o con guarniciones de arroz, vegetales o legumbres.

Son muchas las formas de preparar y utilizar el seitán en la cocina y, si no tienes claro cómo empezar a sustituir la carne con este alimento, ¡en RecetasGratis te damos varias ideas de recetas con seitán!

  • Guisantes con seitán
  • Seitán encebollado agridulce
  • Albóndigas de seitán
  • Seitán con verduras caramelizado
  • Filetes de seitán empanados
  • Kebab vegano con seitán
  • Seitán al curry con verduras