Receta de Sopa de langosta

Receta de Sopa de langosta

Aprende cómo hacer sopa de langosta de forma sencilla y siguiendo instrucciones paso a paso con esta estupenda receta. Las recetas más clásicas con este tipo de marisco puede ser la langosta al ajillo, pero si sabemos aprovechar su carne y su caparazón podemos conseguir un estupendo caldo, perfecto para servir como entrante en una velada elegante.

4 comensales 30m Entrante Dificultad baja
Características adicionales: Coste medio, Hervido
Ingredientes:
Pasos a seguir para hacer esta receta:
1

Extraer la carne de la langosta, solo de la parte de la cola, y reserva el resto del cuerpo para el caldo. Recuerda separar el hígado y las huevas en caso que de las tenga.

Troceamos la carne y reservamos todo.

2

Para hacer el caldo de langosta, se derretir la mitad de la mantequilla a fuego lento y añadir los trozos del caparazón de la langosta. Freírlos hasta que algunos trocitos dorados empiecen a engancharse al fondo de la cazuela.

3

En ese punto, se añade la zanahoria, el puerro, la cebolla, el apio y el chalote, todo picado en trozos pequeños. Freímos el conjunto durante un par de minutos para luego añadir el alcohol y dejar que se evapore durante 1 minuto.

4

A continuación se añade el agua, la pasta de tomate y un pellizco de sal. Mantenemos la cocción hasta llevar todo a ebullición para entonces reducir la temperatura y dejarlo 30 minutos más hasta que se cueza.

Pasado este tiempo, colamos el caldo de langosta.

5

Ahora, derretimos el resto de la mantequilla y salteamos el hígado de la langosta junto con las huevas en caso de que las hubiese. Incorporamos la nata y batimos hasta que se mezclen los ingredientes.

Retiramos del fuego y reservamos.

6

Ponemos harina en un cuenco y añadimos un par de cucharadas de agua fría. Lo batimos y añadimos un poco de caldo hasta obtener una crema liquida.

7

Llevar el resto de caldo de langosta a ebullición y añadir la mezcla de harina. Dejar que hierva a fuego lento durante 5 minutos a la vez que lo removemos.

Colar la mezcla de huevas, hígado y nata sobre la cazuela. Reducir el fuego e incorporar la carne de la langosta que teníamos reservada. Dejamos cocer a fuego lento hasta que se caliente.

8

Ahora ya podemos servirnos un buen plato de sopa de langosta y decorar con el cebollino fresco picado finamente.

Este potente caldo lo podemos servir como entrante para una velada especial y si quieres completar el menú, te invitamos continuar con unas brochetas de ternera con fresa y mango y una mousse de chocolate como postre.

Si te ha gustado la receta de Sopa de langosta, te sugerimos que entres en nuestra categoría de Recetas de Caldos.