Receta de Tarta de queso japonesa muy fácil y original

Receta de Tarta de queso japonesa muy fácil y original

¡La mejor receta de tarta de queso que has probado! Conocido como bizcocho japonés tembloroso o pastel japonés, es una versión del postre tradicional muy original. Horneado al baño María, el resultado es un cheesecake que se deshace en la boca, esponjoso, de textura suave y un sabor inigualable. Por ello este pastel es conocido también como cotton cheesecake japonés...

Para conseguir la consistencia tan característica de esta tarta es preciso añadir a la masa ingredientes como maicena y harina de trigo, así como seguir una serie de técnicas específicas como montar las claras de huevo. ¿Quieres conocer todos los trucos? Pues sigue leyendo y descubre en RecetasGratis cómo hacer tarta de queso japonesa, fácil, original y deliciosa.

8 comensales 1h 30m Postre Dificultad baja
Características adicionales: Coste barato, Recetas al horno
Ingredientes:
Pasos a seguir para hacer esta receta:
1

Primero pesamos las harinas, las mezclamos y reservamos. Estos ingredientes aportan a la tarta de queso al horno japonesa esponjosidad y textura, por lo que no aconsejamos omitirlos.

2

Mezclamos el queso crema con la mantequilla y la leche y batimos bien.

3

Una vez que esté bien batido todo, cascamos los huevos y separamos yemas de claras. Batimos las yemas y las añadimos a la mezcla junto con el jugo de limón. Volvemos a batir para integrar los ingredientes de la tarta de queso esponjosa japonesa.

4

En este punto, encendemos el horno a 150 ºC, arriba y abajo, y metemos una bandeja con agua, ya que la tarta de queso japonesa se hace al baño María. También preparamos el molde en el que va a ir la tarta, de manera que untamos mantequilla en las paredes y el fondo y ponemos papel de hornear.

5

Ahora se añade la harina poco a poco, tamizándola y batiendo al mismo tiempo. Una vez hecha la mezcla, reservamos.

6

Aparte, montamos las claras. Una vez cojan cuerpo vamos añadiendo el azúcar poco a poco. Hay que montarlas de manera que no se muevan si se vuelca el recipiente.

7

Una vez listas, las añadimos poco a poco y haciendo un movimiento envolvente a la mezcla que tenemos reservada. Es importante realizar estos pasos con las claras porque son, sin duda, uno de los trucos para conseguir una tarta de queso japonesa esponjosa.

8

Metemos el pastel japonés en el horno y dejamos que se haga durante 60 minutos. El tiempo y el calor dependen mucho del horno, por lo que hay que ir modificando datos conforme se van haciendo tartas. Pero la práctica merece la pena.

9

¡Está muy rica y queda muy esponjosa! Ahora que sabes cómo hacer tarta de queso japonesa, ¿a qué esperas para probarla? Puedes decorarla con crema batida, ganache de chocolate o disfrutarla tal cual, ya que es toda una delicia.

Si te ha gustado la receta de Tarta de queso japonesa muy fácil y original, te sugerimos que entres en nuestra categoría de Recetas de Tartas.