menu
Compartir

Queimada gallega

 
Por Isabel Rescalvo, Bloguera de cocina. Actualizado: 5 febrero 2021
Queimada gallega

El rito y el conjuro de la queimada gallega es una tradición mágica que se sigue haciendo en la actualidad. Normalmente se hace de noche, en la oscuridad, a la luz de la llama de la propia queimada, recitando un conjuro mientras se remueve con un cazo el alcohol con azúcar en un pote típico de barro, en reuniones sociales y celebraciones en la comunidad gallega.

Con la queimada se consiguen fusionar tres elementos básicos para el hombre: el fuego, la tierra y el agua. La tierra se simboliza mediante el pote de barro, el agua mediante el aguardiente, mientras que el fuego danza entre ellos. Se cree que este ritual ahuyenta los malos espíritus y brinda protección, y suele celebrarse con amigos o familia en el verano.

Ahora que ya conoces un poco su historia, es el momento de preparar tu propia receta de queimada gallega. No es difícil y, si no tienes café, naranja o limón, ten en cuenta que también puede prepararse solo con aguardiente y azúcar. Sigue leyendo y descubre cómo hacer queimada gallega en RecetasGratis.

10 comensales 10m Dificultad baja
Características adicionales: Coste barato
Ingredientes para hacer Queimada gallega:
También te puede interesar: Queimada Gallega casera
Cómo hacer Queimada gallega:
1

Para preparar la queimada gallega, deberás utilizar un recipiente adecuado, el ideal es un pote especial para queimada que suele tener patas, pero si no tienes, puedes usar una cazuela de barro común. Pon en la cazuela el litro de aguardiente y el azúcar.

Queimada gallega - Paso 1
2

Lava bien la naranja y el limón, sécalos y pela la piel con un pelador de verduras. Añade esa piel al aguardiente con el azúcar. Si no tienes un pelador, puedes cortar la piel con un cuchillo bien afilado.

Queimada gallega - Paso 2
3

Por último, incorpora un puñado de granos de café.

Truco: en otras preparaciones también se suelen añadir otras frutas como las manzanas.

Queimada gallega - Paso 3
4

Ahora, es hora de quemar la queimada gallega. Este es un paso importante, procura hacerlo en un lugar amplio para que solo se encienda el alcohol. Para encenderla, lo ideal es usar un mechero de cocina largo o un soplete de cocina. Enciende la llama acercándola con cuidado a la olla, tan pronto se prenda el alcohol, retira la llama.

Queimada gallega - Paso 4
5

Con un cucharón de cocina, ve dando vueltas ligeramente sin llegar al fondo. Cuanto más llegues al fondo o más fuerte remuevas, más llamas se formarán, por lo que debes tener cuidado. En este momento, mientras se da vueltas con el cucharón, es cuando se lee el conjuro para la queimada gallega.

Queimada gallega - Paso 5
6

Cuanto más quemes el alcohol, menos fuerte estará y tomará un color más dorado. Eso ya va en gustos, si te gusta muy fuerte, nada más leer el conjuro, puedes parar de remover. Para apagar la queimada, pon encima de la cazuela una tapadera.

Queimada gallega - Paso 6
7

Sirve la queimada gallega caliente en pequeños cuencos de barro y disfruta de esta antigua tradición con tus seres queridos.

Espero que te haya gustado la receta y te invito a que visites mi blog Cakes para ti.

Si quieres conocer, además, más recetas gallegas tradicionales, no dejes de visitar nuestra sección de recetas gallegas para encontrar todo lo que buscas.

Queimada gallega - Paso 7

Si te ha gustado la receta de Queimada gallega, te sugerimos que entres en nuestra categoría de Cócteles.

Queimada gallega - Conjuro y origen

Las fiestas y las reuniones familiares son un momento perfecto para realizar una queimada. Se prepara con un conjuro que se originó en Vigo en el año 1967, aunque el alcohol tiene orígenes medievales. Fue escrito por Mariano Marcos Abalo para una fiesta en la ciudad y, hoy en día, el conjuro se recita en la mitad de la preparación de la queimada. Aunque tiene muchas variantes, tienen aspectos en común; este es un pequeño fragmento del conjuro (o esconxuro) en gallego:

Mouchos, coruxas, sapos e bruxas;

demos, trasnos e diaños;

espíritos das neboadas veigas,

corvos, pintegas e meigas;

rabo ergueito de gato negro

e todos os feitizos das menciñeiras...

Podres cañotas furadas,

fogar de vermes e alimañas,

lume da Santa Compaña,

mal de ollo, negros meigallos;

cheiro dos mortos, tronos e raios;

fuciño de sátiro e pé de coello;

ladrar de raposo, rabiño de martuxa,

oubeo de can, pregoeiro da morte...

Sube la foto de tu Queimada gallega

Sube la foto de tu plato

Escribir comentario

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido la receta?

Queimada gallega
1 de 8
Queimada gallega

Volver arriba