Compartir

Agua de kéfir - Receta, propiedades, beneficios, contraindicaciones

 
Por Eleonor Fischer, Fotógrafa gastronómica. Actualizado: 5 diciembre 2019
Agua de kéfir - Receta, propiedades, beneficios, contraindicaciones

El kéfir es un ingrediente milenario que hoy en día está a la vanguardia de la alimentación saludable, pues se clasifica como un alimento probiótico. Sus diferentes presentaciones pueden brindarle a tu organismo impresionantes beneficios, de manera que cada una de ellas destaca por ofrecer particulares ventajas. Entre las distintas formas de preparar kéfir, resalta el agua kefirada por su fácil elaboración y múltiples propiedades.

Hoy Recetagratis.net te contará todo, sobre este alimento probiótico y cómo prepararlo fácilmente.

Qué es el kéfir de agua

Para poder definir el kéfir de agua, es preciso hablar del kéfir en general. Así pues, ¿qué es el kéfir? Se denomina kéfir tanto a los gránulos que ayudan a fermentar ciertas bebidas (leche fresca, agua con azúcar o té) como al producto obtenido tras la fermentación, es decir, leche, agua y té. De esta forma, vemos que el kéfir de agua es una bebida fermentada con los nódulos de kéfir.

Todas las bebidas preparadas con kéfir se consideran prebióticas y, aunque usualmente se puede realizar en casa, también las puedes encontrar en versiones comerciales, específicamente en tiendas especializadas en dietética y salud.

Tipos de kéfir

Como hemos mencionado, son tres los tipos de kéfir que existen:

  • Kéfir de agua
  • Kéfir de leche
  • Té de kéfir

¿Cómo diferenciarlos entre ellos? ¿Cómo saber si es té o agua de kéfir? La diferencia entre agua de kéfir, té de kéfir y leche de kéfir radica en que las dos primeras son bebidas saludables, mientras que la última, aunque parece una bebida, en realidad es un alimento (muy nutritivo). Sin embargo, los tres productos pasan por el mismo proceso de fermentación y todos cumplen una función medicinal, por lo cual su uso debe ser dosificado.

Agua de kéfir - Receta, propiedades, beneficios, contraindicaciones - Qué es el kéfir de agua

Para qué sirve el agua de kéfir

El kéfir de agua sirve para adelgazar, desintoxicar el organismo, proteger tu sistema inmunológico y regular tu digestión. Por todos estos motivos se trata de una bebida tan popular y demandada en todo el mundo, ya que posee importantes beneficios y propiedades que garantizan estos resultados y que veremos en el siguiente apartado.

Por su parte, el kéfir de leche también desintoxica, cuida tu sistema inmunitario, protege tu microbiota, te ayuda a digerir mejor, digiere la leche por ti y te alimenta. Por ello, es conveniente alternar ambos tipos de kéfir.

Propiedades y beneficios del agua de kéfir

Exponer los beneficios del kéfir en tan pocas líneas resulta un poco difícil, sin embargo, los siguientes son los beneficios y las propiedades del agua de kéfir más destacadas:

  • Protege la microbiota del intestino por su condición de probiótico. Regenera la flora bacteriana, así se evitan muchas enfermedades, problemas de indigestión, estreñimiento, diarrea, candiasis, entre otros.
  • Posee propiedades antibióticas y antibacterianas, ya que el kéfir libera ácidos grasos orgánicos que sirven para frenar la actividad de agentes infecciosos, hongos, virus y bacterias.
  • Disminuye el colesterol y la presión arterial. Existen estudios que comprueban sus beneficios, sin embargo, aún se desconoce cómo sucede.
  • Evita malestares digestivos. Dependiendo del tiempo de reposo empleado para elaborar el agua de kéfir, puedes mejorar un episodio de estreñimiento o una diarrea. Si necesitas un laxante, deja los gránulos de kéfir descansando durante 24 horas. Por el contrario, si necesitas una acción astringente, espera más de 24 horas para ayuda a que aumente la acidez del kéfir.
  • Ayuda a depurar el organismo debido a que mejora el tránsito intestinal, pues mantiene sana la flora bacteriana.
  • Protege el sistema inmunológico, puesto que cuida la microbiota del intestino.
  • Favorece la pérdida de peso. Pues mejora la digestión, ayuda a metabolizar más rápido, combate el estreñimiento, controla los niveles de azúcar en la sangre y contiene pocas calorías.

Cómo hacer agua de kéfir: receta

Para preparar kéfir de agua casero de manera exitosa, primero debes considerar 2 cosas claves:

  • Mantén una higiene escrupulosa en los utensilios que utilices. Si puedes, preferiblemente, resérvalos únicamente para preparar kéfir.
  • Evita cualquier utensilio de metal. Los nódulos de kéfir, así como el agua de kéfir, contienen un pH ácido y puede reaccionar frente a metales.

Una vez consideradas estas observaciones, puedes comenzar a elaborar el kéfir casero, el proceso es muy fácil y rápido, solo necesitas seguir esta receta de agua de kéfir paso a paso.

Materiales

  • 2 tarros de cristal grandes (boca ancha y con tapa)
  • 1 servilleta, toalla o filtro de café (escrupulosamente limpio)
  • 1 goma (liga)
  • 1 colador de plástico
  • 1 bol (plástico o vidrio)
  • 1 cuchara (de madera o plástico)

Ingredientes

  • 2-3 cucharadas de granos de kéfir hidratados
  • 3 cucharadas de azúcar moreno (también sirva panela incluso azúcar refinada)
  • ½ litro agua mineral sin cloro (la cantidad varía en algunas recetas, entre 1 litro o ¾ de litro)

Proceso

  1. Incorpora el azúcar en el tarro.
  2. Agrega el agua mineral a temperatura ambiente y remueve.
  3. Añade los nódulos de kéfir.
  4. Cierra el tarro utilizando la servilleta y la goma.
  5. Guarda la preparación dentro de un lugar oscuro, sirve la despensa o un cajón que no abras usualmente. Déjalo reposar durante un día entero si quieres un kéfir de agua suave y laxante o 36-48 horas si prefieres un kéfir más fermentado, es decir, astringente.
  6. Pasado el tiempo, cuela el kéfir y reserva los nódulos en otro recipiente de cristal para preparar más agua de kéfir.
  7. Cierra el tarro de agua de kéfir y guárdalo dentro de la nevera.
  8. Para mejorar su sabor, puedes consumir el kéfir de agua con rodajas de limón o alguna fruta y unas hojas de menta.

¡Así de fácil! Ahora ya sabes cómo se preparar el agua de kéfir, de manera que solo debes conseguir que alguien te regale los nódulos para empezar.

Consejo: Para preparar agua de kéfir sin azúcar, reemplaza el azúcar por uvas pasas, higos secos, dátiles o sirope de agave.

Agua de kéfir - Receta, propiedades, beneficios, contraindicaciones - Cómo hacer agua de kéfir: receta

Cómo tomar agua de kéfir

Ahora que sabes cómo hacer agua de kéfir, ha llegado la hora de descubrir cómo tomarla. Si quieres sacar el mejor provecho de este probiótico, lo mejor será acostumbrar gradualmente a tu flora intestinal a las nuevas bacterias que aporta el kéfir de agua. Por lo cual, resulta muy importante consumir la dosis adecuada, las cuales tienes a continuación:

  • La dosis de agua de kéfir recomendada para empezar sería 300 ml diarios, repartidos en dos raciones (150 ml cada una). Puedes tomar un vaso por la mañana y otro por la tarde.
  • Apenas notes los primeros cambios (especialmente en tu sistema digestivo), sube la dosis a 500 ml diarios, distribuidos en dos raciones (250 ml cada una), es decir 2 vasos al día.

Contraindicaciones del agua de kéfir

Si ingieres el kéfir con moderación, resulta poco probable que surja algún efecto secundario, pero ten siempre presente que se trata de una bebida medicinal.

Si por alguna razón te excedes en el consumo de agua de kéfir, puede causarte calambres o incluso estreñimiento. Recuerda, si sufres de algún trastorno digestivo, antes de consumir esta bebida debes consultar al médico. En caso de padecer estreñimiento y tomar esta bebida como laxante, debes saber que existen más bebidas que pueden ayudarte, como estas: "10 jugos laxantes para el estreñimiento".

Cómo conservar el agua de kéfir

Ya tenemos agua de kéfir, pero ahora nos preguntamos, ¿cómo conservarla? Lo ideal es consumirlo lo antes posible, porque cuanto más fresco sea, mejor actúan sus propiedades. En cuanto a los nódulos de kéfir, como son la base de nuestra preparación (cultivo), debemos preservarlos. Sin embargo, no te asustes, la labor resulta facilísima y a continuación compartimos unos tips claves para realizar esta tarea de conservación y reposo:

Limpieza habitual de los nódulos de kéfir:

  • Lava los nódulos y el recipiente contenedor 1 vez por semana, utilizando agua tibia sin cloro. Acto seguido, déjalos reposar en agua mineral durante 12 horas.
  • Conserva solo los nódulos saludables. Si observas que algún nódulo adquiere un color amarillento, deséchalo.
  • Puedes adquirir nódulos en tiendas dietéticas o por Internet. Aunque no los encontrarás en cualquier establecimiento de alimentos, seguro que sí podrás comprarlos en lugares especializados.
  • Si la cantidad de nódulos es excesiva, retira los sobrantes. Cada vez que utilices los nódulos, también crecerán, así que cuando se exceda la población deberás sacar los sobrantes. Puedes regalarlos a alguien que desee comenzar su propio cultivo (es una tradición obsequiarlos).

Si debes ausentarte durante muchos días:

  • Si te ausentas durante 3-4 días, limpia los nódulos como lo haces habitualmente pero déjalos en agua con azúcar dentro de la nevera.
  • Si te ausentas meses, limpia los nódulos como lo haces habitualmente, escúrrelos, sécalos y congélalos. Así aguantan meses hasta que lo quieras utilizar de nuevo. Para ese momento, deberás descongelarlo lentamente y rehidratarlo con agua mineral y azúcar varios días antes de iniciar de nuevo el ciclo.

Para más detalles, no te pierdas este artículo: "Cómo congelar y descongelar kéfir".

Agua de kéfir - Receta, propiedades, beneficios, contraindicaciones - Cómo conservar el agua de kéfir

Si te ha gustado el artículo Agua de kéfir - Receta, propiedades, beneficios, contraindicaciones, te sugerimos que entres en nuestra categoría de Nutrición y salud.

Escribir comentario sobre Agua de kéfir - Receta, propiedades, beneficios, contraindicaciones

¿Qué te ha parecido el artículo?

Agua de kéfir - Receta, propiedades, beneficios, contraindicaciones
1 de 4
Agua de kéfir - Receta, propiedades, beneficios, contraindicaciones

Volver arriba