Compartir

Recetas de dieta blanda

Por Eleonor Fischer, Fotógrafa gastronómica. Actualizado: 11 diciembre 2018
Recetas de dieta blanda

Qué mal la pasamos cuando enfermamos de algún mal digestivo, en especial porque nuestro apetitivo disminuye o desaparece por completo. En esos casos, lo único que nos pasa por la garganta es una sopa o alguna infusión casera. ¡Qué triste! Sin embargo, durante este tipo de padecimiento lo más importante es mantenernos hidratados y restablecer lentamente la ingesta de alimentos, todo bajo la supervisión de un especialista de la salud. Generalmente, cuando padecemos algún problema gástrico el médico aconseja seguir una dieta blanda pero… ¿qué es una dieta blanda?

Por este motivo en RecetaGratis traemos para ti este artículo sobre recetas de dieta blanda adecuadas en estos casos, para que tú y los tuyos se mejoren pronto. Además, explicaremos qué es y cómo adecuarla según algunas dolencias y tipos en específicos. Recuerda que cualquier dieta, aunque sean pautadas por un médico, pueden resultar sabrosas y no perder sus beneficios para el organismo.

También te puede interesar: Consejos para adelgazar sin dieta

Qué es una dieta blanda

La llamada dieta blanda o de protección gástrica consiste en la ingesta de alimentos suaves y fáciles de digerir ("blando" no significa tierno o de fácil masticación) para restablecer la función correcta del aparato digestivo. Este tipo de alimentación la recetan los médicos a los pacientes con problemas gástricos o intestinales que presentan síntomas como vómitos, diarreas, úlceras, dolor de estómago por gastritis o estreñimiento entre otras causas. También se receta a personas con dolencias odontológicas (dientes, encías o cavidad bucal), dificultad para tragar o disfagia, personas que deben realizarse exámenes médicos (como la colonoscopia) o por cualquier tratamiento quirúrgico o postquirúrgico.

Los alimentos indicados para una dieta blanda deben masticarse bien y digerirse con facilidad, así benefician un proceso digestivo ligero contribuyendo al pronto restablecimiento del paciente, por eso hay algunos que quedan excluidos y no se pueden consumir durante este período[1]:

  • Evitar comer alimentos ricos en fibras como los vegetales y las frutas crudos, las legumbres enteras (pero sí peladas) y las crucíferas para que no aumente el volumen intraintestinal ni estimular el peristaltismo. Se pueden comer verduras y frutas cocidas, en purés, en caldos o en compotas.
  • Suprimir los lácteos, las salsas y las grasas en general por ser de digestión prolongada. Se pueden tomar lácteos naturales como yogur natural, requesón o quesos frescos pero no la leche ni los quesos.
  • Evitar carnes rojas, fibrosas, embutidos y salados, los pescados azules y los mariscos en favor de las proteínas más suaves como la carne de pavo, el pollo, los huevos, el tofu o los pescados blancos.
  • Suprimir cocciones de frituras, estofados y guisos en favor de la cocción a la plancha, hervida, al vapor o al horno.
  • Evitar cereales y féculas integrales y la bollería industrial en favor de los cereales refinados, el pan blanco, el arroz blanco o los tubérculos hervidos.
  • Suprimir los estimulantes del reflejo gastrológico y del peristaltismo como el café, el té, el alcohol, el chocolates, los dulces, los encurtidos, el vinagre, los picantes o las especias, y los zumos ácidos y las bebidas azucaradas (bebidas isotónicas con azúcar tampoco).

Este tipo de régimen alimenticio puede pasar por varias fases en la ingesta de alimentos, según sea el diagnóstico, con lo cual usualmente pasa por una fase liquida, otra semi-líquida o de consistencia blanda y finalmente, una sólida. Recuerda que la dieta blanda se recomienda exclusivamente para enfermedades intestinales, no como dieta adelgazante ni desintoxicante.

A rasgos generales, estas son la recomendaciones que la dietista-nutricionista Lucía Martínez Argüelles recomienda en su artículo online sobre la dieta blanda o de protección gástrica[2]:

  • Comer poca cantidad de alimentos varias veces al día
  • La temperatura de la comida debe de ser tibia o templada
  • Cocinar con poca sal
  • Masticar bien y comer despacio
  • Reposar un rato tras cada ingesta
  • Mantener la dieta durante mínimo 2-3 días e ir introduciendo poco a poco cava vez más alimentos hacia una dieta normal.
Recetas de dieta blanda - Qué es una dieta blanda

Tipos de dietas blandas

La dieta blanda se aplica en diversas dolencias y según sea la aplicación se clasifican en:

  • Astringente: disminuye las dolencias intestinales como dolor de estómago, diarrea, náuseas, etc. Este tipo de dieta generalmente se receta a personas con gastritis y se le llama dieta de protección gástrica. Sin embargo, la alimentación astringente se puede aplicar en otros casos. Este tipo de dieta generalmente maneja una dieta de textura blanda.
  • No astringente: contribuye al proceso de sanación de dolencias odontológicas y de la garganta, proporcionando al paciente alimentos fáciles de masticar y tragar. Recetada también en casos específicos de inflamación de esófago o la garganta y problemas al tragar, para estos se llama dieta para la disfagia. En la alimentación no astringente lo importante es la textura de los alimentos, así que la comida puede ser líquida, semilíquida o blanda. Dependiendo del caso y la evolución de mismo, se pueden alternar durante el tratamiento.
  • Específicas: recetadas en casos de pacientes candidatos a intervenciones quirúrgicas o personas que necesitan exámenes médicos como la colonoscopia. Este tipo de dieta puede contener alimentos líquidos, semilíquidos o blandos, dependiendo del caso del paciente.

Truco: Las dietas blandas varían, según sea la dolencia del paciente y las particularidades de su organismo.

Recetas de dieta blanda - Menú estándar

A continuación, te voy a enseñar un menú estandarizado que puedes seguir cuando tengas que hacer este tipo de régimen alimenticio para configurarlo a tu manera cada día según tus gustos y necesidades pero, siempre es necesario que cualquier dieta esté pautada por un profesional sanitario.

Este menú no está centrado en ningún tipo de dieta blanda no astringente o astringente si no que se centra en una dieta de protección gástrica general. Yo te recomiendo que tomes de referencia los alimentos y lo vayas variando según el tipo de macronutrientes que contengan, es decir, varía según sean hidratos de carbono, proteínas o grasas:

Desayuno

  • Agua, infusión o caldo
  • 2 rebanadas de pan blanco (tostado mejor)
  • Compota de frutas para untar
  • 1 yogur

Almuerzo

  • Arroz blanco hervido con su agua de cocción o sopa de pasta o patatas hervidas
  • 1 filete de pollo, pavo o pescado blanco hervido
  • 1 fruta al horno
  • Agua o caldo de verduras para beber

Merienda

  • Agua, infusión o caldo
  • 1 rebanada de pan de molde
  • 1 trozo de queso fresco o requesón

Cena

  • Crema o puré de verduras
  • 1 trozo de tofu, seitán o 2 huevos cocidos
  • 1 plátano maduro
  • Agua o caldo de verduras para beber

Truco: Complementar esta dieta con soluciones rehidratantes por vía oral es imprescindible.

Recetas de dieta blanda - Recetas de dieta blanda - Menú estándar

Recetas de dieta blanda astringente

Cuando padecemos a causa de un virus digestivo o una gastroenteritis, usualmente el médico nos receta una dieta astringente o “dieta de protección gástrica”. Así se alivian los malestares intestinales de la enfermedad mientras se restablece poco a poco el funcionamiento de nuestro sistema digestivo. Consulta prontamente al médico si observas síntomas tales como diarrea, dolor de estómago, vómitos, fatiga, etc.

La dieta blanda astrigente admite alimentos como arroz blanco hervido, pasta blanca, sémola de trigo hervida, patatas hervidas o al vapor, pan blanco (mejor si es tostado), verdura cocida (zanahoria, calabaza o calabacín preferentemente), tortillas francesas, carnes magras (pollo, pavo o conejo) sin cocciones grasas (hervidas, a la plancha o al horno), pescados (hervidos, a la plancha o al horno), frutas cocidas, compotas (de manzana, pera, etc.), productos lácteos naturales, bebidas sin cafeína y gelatina.

Si debes consumir este tipo de régimen o prepararlo para alguien, revisa a continuación algunas de las recetas de dieta blanda astrigente donde conseguirás algunas sugerencias muy apetecibles y reconfortantes:

Truco: Evita los condimentos fuertes, el picante, los alimentos ácidos (tomate, pimentón, etc.) el exceso de sal y otras especias.

Recetas de dieta blanda para niños

El hogar pierde candor cuando algún peque enferma. Falta el ruido, las travesuras, las sorpresas y esa alegría natural impregnada en el ambiente. Por otra parte, cuando un niño enferma, necesitas llenarte de paciencia y mucho amor para ayudarlo a mejorar pronto, recuerda que pueden comportarse quisquillosos con la comida y los medicamentos, un poco más que los adultos.

Si el niño está inapetente y/o presenta cuadros severos de enteritis, diarrea o vómitos, resulta vital mantenerlo hidratado pues dependiendo de la edad pueden correr serios riegos de salud. Ante cualquiera de estos síntomas, siempre se debe consultar al pediatra, quien indicará las pautas a seguir.

Generalmente en la dieta blanda para niños, primero se comienza con un ayuno corto (de 6 a 24 horas) en el que debes suministrar líquidos en etapa, posteriormente al ayuno se pasan a alimentos semi-líquidos y finalmente se incorpora poco a poco la comida sólida. Un posible menú para esta modalidad alimenticia puede constar de agua de arroz durante la etapa líquida. Luego, en la etapa semi-líquida incorpora caldos, cremas, sopas (pescado y arroz) y purés. Finalmente, en la etapa solida puedes preparar una tortilla (muy suave), pescado o pollo a la plancha.

Pensado en los peques, para evitarles una dieta insípida y poco atractiva, te dejo continuación varias y excelentes recetas de dieta blanda para niños muy sabrosas y saludables. Todas pensadas en la dieta blanda más común, la astringente:

Etapa liquida:

Etapa semi-liquida:

Etapa sólida:

Recetas de dieta blanda - Recetas de dieta blanda para niños

Recetas de dieta blanda para adultos

Tanto en la dieta blanda infantil como en la dieta blanda para adultos, el médico al recetarla hace varias consideraciones, tales como el tipo de dolencia y las particularidades del paciente (edad, antecedentes). Por este motivo las dietas blandas se dividen en astringente, no astringente y específicas, según sea el caso.

Si un niño y un adulto realizan una misma dieta, seguramente la diferencia más notoria será la porción, la textura (dependiendo de la edad) y quizás la incorporación de algunos alimentos pero al final han de seguir las mismas pautas del apartado anterior.

Este tipo de dietas no pasa de los 4 o 5 días siempre y cuando no se trate de una diera blanda después de una operación. Sin embargo, el médico siempre tendrá la última palabra.

Algunas recetas de dieta blanda para adultos:

 

Truco: La dieta blanda no está indicada como dieta de adelgazamiento.

Recetas de dieta blanda para gastritis

La gastritis es una enfermedad estomacal, causada por la inflamación de la mucosa que recubre las paredes del estómago. En este caso, el tipo de dieta blanda adecuada es la astringente. Gracias a este estilo de alimentación se apacigua la sintomatología: la diarrea, el dolor abdominal, los vómitos, la fatiga, la acidez estomacal, la aerofagia o la inapetencia entre otros.

Existen 2 tipos de gastritis según la duración, la gastritis aguda y gastritis crónica; mientras que por sintomatología y consecuencias existe la gastritis erosiva y la atrófica. Recuerda, consulta al médico, apenas aparezcan los síntomas y sigue “al pie de la letra” el tratamiento. A continuación, te dejo varias buenas recetas de dieta blanda para gastritis, perfectas para cumplir esta régimen gustosamente:

Truco: En la dieta blanda astrigente evita el arroz, pan y pasta integral.

Recetas de dieta blanda - Recetas de dieta blanda para gastritis

Recetas de dieta blanda para postoperatorio

Cuando debemos someternos a una intervención quirúrgica, la dieta blanda indicada es la específica. Este tipo de dieta está diseñada para pre-operatorio, postoperatorio y exámenes médicos. Según sea el estilo de operación o examen y las particularidades del paciente, así será la dieta de protección gástrica a seguir.

La dieta específica, dependiendo del caso, puede incluir frutas, hidratos de carbono de fácil asimilación, proteínas y grasas saludables. Cada alimento cumple una función en la recuperación del paciente, además de mantenerlo nutrido. Por ejemplo, las frutas son ligeras de digerir y además poseen vitamina C, muy conveniente en el proceso de cicatrización. Por otra parte, los hidratos de carbono de fácil asimilación (pasta y arroz integral), alivian el estreñimiento causado por la inactividad. El menú de esta dieta consta de caldos (verdura, pollo, pescado) sin condimentar (solo poca sal), cremas (zanahoria, calabaza, calabacín), compotas (manzana, pera, etc.), purés muy blandos (de verduras con legumbres o solo verduras), purés de pollo y pescado (muy blando, suavizado con caldo), yogures naturales y soluciones rehidratantes por vía oral o intravenosa.

Generalmente, este tipo de dieta, dura entre 5 o más días dependiendo del tipo de operación y las particularidades del paciente. Por este motivo, aquí te dejo un posible menú con recetas de dieta blanda para después de una operación con consideraciones generales, ya que solo el médico puede especificar los detalles particulares:

Desayunos

Meriendas

Comidas y cenas

Día 1:

Día 2:

Día 3:

Día: 4

Día 5:

Algunas de estas recetas contienen condimentos como la pimienta y el ajo, simplemente reduce al mínimo o elimina estos ingredientes. Otras, contienen leche que puedes reemplazar por yogur. Recuerda que estas recetas resultan adecuadas para esta dieta, y solo necesitas eliminar los ingredientes que nos se ajustan a las exigencias pautadas por el médico.

Recetas de dieta blanda - Recetas de dieta blanda para postoperatorio

Dieta blanda - Menú semanal variado

En el caso de que tengas que hacer una dieta blanda recetada por un médico o profesional de la salud ya tienes un menú semanal variado que puedes organizarte gracias a todas estas recetas de dieta blanda que te he recomendado en este artículo según tipos, edades y problemas o dolencias específicas. De tal manera que sabiendo en qué se basa y qué alimentos excluir o incluir, puedes crear tu menú a medida.

Si te ha gustado el artículo Recetas de dieta blanda, te sugerimos que entres en nuestra categoría de Nutrición y salud.

Referencias
  1. P. Cervera, J. Clapés y R. Rigolfas. Alimentación y dietoterapia
  2. Lucía Martínez Argüelles. Dieta blanda o de protección gástrica. Disponible en: https://www.dimequecomes.com/2012/01/dieta-blanda-o-de-proteccion-gastrica.html

Escribir comentario sobre Recetas de dieta blanda

¿Qué te ha parecido el artículo?
3 comentarios
Su valoración:
LENIN
Excelente consejos!!!!
Su valoración:
Jecar Mendoza
Estoy de acuerdo!!!
Su valoración:
mariterevalencia
es. estupendo saber estas recetas.gracias.
Eleonor Fischer
Hola María Teresa,

¡Gracias a ti por estar atenta a nuestras recetas!

Saludos

Recetas de dieta blanda
1 de 6
Recetas de dieta blanda

Volver arriba