Compartir

Jugos para limpiar el hígado graso

Por Eleonor Fischer, Fotógrafa gastronómica. 14 octubre 2019
Jugos para limpiar el hígado graso

El hígado graso es una dolencia que proviene de una alimentación inadecuada y malos hábitos de vida, que produce menudo dolor abdominal difuso, fatiga crónica, sensación de pesadez después de comer, vómito o diarrea. También puede aparecer problemas genéticos, aunque las causas anteriores son las más habituales.

Si te han diagnosticado hígado graso no decaigas, simplemente con una buena dieta y ajustar ciertas cosas en tu rutina diaria volverás a sentirte en óptimas condiciones. En el marco de la alimentación, los jugos y los batidos puede ayudarte a depurar este órgano. Por esta razón, en RecetaGratis compartimos los mejores zumos para limpiar el hígado graso. Eso sí, no olvides consultar con tu médico cualquier cambio en la dieta y seguir el tratamiento que te estipule. Para mejorar esta condición es fundamental que no te saltes el tratamiento médico, por ello los 10 jugos para limpiar el hígado que mostramos a continuación deben ser un complemento.

También te puede interesar: 13 jugos verdes para adelgazar y quemar grasa

Alimentos para preparar los jugos y aliviar el hígado graso

El primer paso para recuperar la salud hepática consiste en reconocer los alimentos más beneficios para el hígado y con los que podemos elaborar jugos para limpiar el hígado graso. Por ello, a continuación mostramos los alimentos para limpiar el hígado mas esenciales:

  • Chía: su gran contenido de grasas saludables mejoran el flujo sanguíneo y, al entrar en contacto con los líquidos de los alimentos, desarrolla un gel que envuelve las grasas, impidiendo que las absorba nuestro organismo (semejante a la lecitina). Otros alimentos con grasas sanas son el aguacate, el aceite de oliva, etc.
  • Nueces: los frutos secos en general son muy saludables para el hígado, sin embargo, las nueces destacan por encima de todos porque contienen muchas proteínas, las cuales facilitan la producción de nuevas células en el hígado y reparan las dañadas. Además, su cubierta las protege de toxinas.
  • Limón: el limón funciona tanto como tónico hepático como remedio digestivo. ¿Por qué sucede esto? Debido a su contenido de aceites esenciales (cítrico y málico), los cuales estimulan los órganos digestivos. Otras frutas semejantes que proporcionan grandes beneficios al hígado son la toronja, el pomelo y la naranja.
  • Papaya: esta fruta es una aliada del sistema digestivo, de toda la vida, tanto por sus enzimas (papaína y quimopapaína), como por su gran cantidad de fibra. Si hablamos particularmente de la salud del hígado, estas enzimas mejoran sus funciones y lo mantienen depurado.
  • Fresas y arándanos: son depurativos naturales muy eficaces y deliciosos. Su acción desintoxicante proviene de su gran porcentaje de fibra y vitamina C, los cuales ayudan a frenar la acumulación de grasa en el hígado, mientras lo desinflaman rápidamente.
  • Manzana: contiene gran cantidad de antioxidantes y pectina. Por una parte, los antioxidantes neutralizan los radicales libres, por otra, la pectina (fibra soluble) ayuda al tránsito intestinal contribuyendo a la eliminación de toxinas a través de las heces, suavizando la carga de trabajo del hígado.
  • Espinacas: las espinacas contienen clorofila, la cual se encarga de absorber y desechar las toxinas y grasas del hígado. Otros vegetales de hoja verde que también alivian el hígado graso son las acelgas, las alcachofas, las lechugas (como la escarola), etc. Y verduras de tallo como el cardo o apio, germinado, etc., también son beneficiosas.
  • Alcachofas: contienen silimarina, un poderosos antioxidante que contribuye en la depuración hepática y la regeneración de sus células, al igual que el cardo mariano.
  • Pepino: un excelente diurético, laxante e hidratante, resulta uno de los depuradores más completos que nos ofrece la naturaleza y, en consecuencia, un gran aliado para el hígado. ¡Además es bajo en calorías!, por este motivo también es muy empleado para elaborar jugos de verduras para adelgazar.
  • Brócoli: es una verdura excelente para la salud hepática, al igual que otras crucíferas, pues contiene azufre, ingrediente ideal para limpiar el hígado. Otros alimentos ricos en azufre son el puerro y la cebolla.
  • Cúrcuma: es un eficaz antinflamatorio (al igual que la menta), característica que ayuda a curar infecciones hepáticas. Otros alimentos hepatoprotectores son la aronia, la cebolla y el ajo.
  • Aronia: su alto contenido en antioxidantes la convierten en un excelente protector hepático por tres razones: reduce la acumulación de cadmio en el hígado, repara daños hepáticos causados por sustancias químicas y protege al hígado de la necrosis.

Otros alimentos buenos para el hígado

Los alimentos anteriores son los más indicados para preparar los jugos para aliviar el hígado graso, sin embargo, existen otros productos muy beneficiosos para este órgano. Estos alimentos no suelen emplearse para la elaboración de jugos, no obstante, pueden tomarse en infusión:

  • Diente de león: una hierba desintoxicante por naturaleza, resulta muy eficaz para problemas del hígado, pues contiene colerético y colagogo.
  • Ajo: estamos ante un alimento ideal para devolverle la salud al hígado porque contiene dos sustancias esenciales para ello, metionina y glutatione. Por una parte, la metionina mejora el funcionamiento del hígado y lo protege de daños. Por otra, el glutatione le aporta su poder antioxidante y también lo protege de las agresiones causadas por los radicales libres.
  • Rábano fermentado: en la medicina china tradicional, el sabor ácido favorece el cuidado del hígado. Además, los encurtidos en general poseen bacterias que favorecen la flora intestinal.
  • Germinados de rábano o brócoli: este alimento posee un alto contenido de nutrientes y enzimas esenciales para el hígado.
  • Nabo daikon: una hortaliza muy apreciada en la medicina china tradicional, pues se considera que elimina a través de la orina las toxinas producidas por el hígado, a la vez que favorece a los riñones.
  • Tamarindo: estamos ante una fruta con grandes propiedades protectoras y descongestionantes del hígado, pues controla el colesterol y desintoxica. Por ello, el agua de tamarindo es perfecta para aliviar el hígado graso.

Jugo de melón y menta para aliviar el hígado graso

El melón es un alimento abundante en agua, por lo que que actúa como diurético y favorece la depuración del hígado. Además, aporta vitamina C, ideal para prevenir enfermedades causadas por el exceso de alcohol. Por su parte, la menta resulta desinflamatoria, por lo cual favorece una pronta recuperación del órgano hepático. Para elaborar este zumo para limpiar el hígado graso, sigue estas instrucciones:

Ingredientes

  • ½ melón
  • 6 hojas de menta o hierbabuena
  • Cubos de hielo

Preparación

Este batido está listo en un dos por tres y puedes compartirlo en casa, ya que nadie pensará que algo tan rico es medicinal, ¡les encantará a todos!

  1. Pela y trocea el melón.
  2. Corta el melón en trozos y colócalos en la licuadora con el resto de los ingredientes.
  3. Licua hasta obtener un jugo sin grumos. Puedes colarlo si lo prefieres.
  4. Sirve en un vaso, decora con una hoja de menta y…, ¡salud!

El jugo de melón y menta puedes tomarlo dos veces al día, por la mañana en ayunas y por la tarde. Hazlo durante un 15 días, unos 2 o 3 meses. Ten presente que no es aconsejable tomar un mismo zumo más de 15 días seguidos, es por ello que siempre se aconseja alternar los jugos y hacer pequeños descansos.

Jugos para limpiar el hígado graso - Jugo de melón y menta para aliviar el hígado graso

Jugo de papaya y limón, perfecto para limpiar el hígado graso

La exótica papaya también tiene mucho que aportar al hígado, ya que sus enzimas (papaína y quimopapaína) y su gran cantidad de fibra favorecen el buen funcionamiento de este órgano y lo mantienen limpio. El limón, por su parte, aporta su toque ácido, compuesto por dos sustancias (cítrico y málico) encargadas de tonificar y estimular al hígado en su proceso de desintoxicación.

Ingredientes

  • ½ papaya
  • ½ limón (el zumo)
  • 200 ml de agua (puede ser agua de tamarindo)

Preparación

  1. Pela la papaya y trocéala.
  2. Deposita la papaya picada en la licuadora y agrega el resto de los ingredientes.
  3. Mezcla hasta lograr una preparación homogénea y sin grumos.
  4. Si lo deseas también puedes agregarle media cucharada de miel y 4 hojas de menta antes de mezclar.

Consume este jugo para limpiar el hígado graso recién preparado. Bébelo en ayunas durante una semana (7 días seguidos), una vez al mes. Puedes probar su efectividad durante tres meses seguidos.

Jugos para limpiar el hígado graso - Jugo de papaya y limón, perfecto para limpiar el hígado graso

Jugo de remolacha y limón para el hígado graso

La remolacha y el limón juntos representan el dúo perfecto para combatir del hígado graso. Esta bebida evita la oxidación y la inflamación del hígado, favorece la estimulación de sus funciones desintoxicantes y alivia la digestión lenta y pesada.

Ingredientes

  • 1 remolacha grande
  • 1 limón grande

Preparación

  1. Lava, pela y corta en trozos la remolacha. También, exprime el limón y retira las semillas.
  2. Coloca todos los ingredientes dentro de la licuadora y mezcla.
  3. Tritura hasta lograr una textura espesa.

Bebe este jugo 2 veces al día, una vez durante la mañana en ayunas y la otra alrededor de las 16:00 h de la tarde (una hora antes de ingerir cualquier comida). La cantidad indicada es 200 ml durante 15 días, por 2 o 3 meses.

Jugos para limpiar el hígado graso - Jugo de remolacha y limón para el hígado graso

Jugo de toronja, limón y naranja, un remedio casero para limpiar el hígado

Los cítricos en general resultan excelentes aliados para mejorar la salud del hígado, ya que ayudan a desinflamarlo y depurarlo. ¿Imaginas un combo cítrico? Este elixir hepático te proporcionará excelentes resultados.

Ingredientes

  • 2 toronjas
  • 2 limones
  • 1 naranja
  • 1 cucharada de aceite de oliva

Preparación

  • Pela las frutas, córtalas por la mitad y retira las semillas.
  • Exprime todos los ingredientes dentro de la licuadora y mezcla.
  • Si deseas endulzarlo un poco, puedes agregarle media cucharada de miel o papelón (piloncillo).

Puedes ingerir un vaso de este jugo para limpiar el hígado graso 2 veces al día, durante 15 días, un máximo de dos meses seguidos. El jugo de toronja, limón y naranja es un laxante suave que, además, te ayuda a adelgazar y a desintoxicar el hígado.

Jugos para limpiar el hígado graso -  Jugo de toronja, limón y naranja, un remedio casero para limpiar el hígado

Batido para limpiar el hígado de plátano y cúrcuma

Aquí nos encontramos ante un dúo muy eficaz cuando hablamos de revitalizar nuestro hígado. Por una parte, la cúrcuma posee fama de protectora del hígado por sus cualidades antiinflamatorias, mientras que el plátano contiene una concentración de betacatoreno, vitamina B, C y E que ayudan a eliminar la grasa del hígado. Sin duda alguna, este batido resulta una magnifica opción como remedio casero para prevenir problemas hepáticos o combatirlos. ¡Además su sabor es divino!

Ingredientes

  • 2 plátanos
  • ½ cucharadita de jengibre fresco
  • 1 cucharadita de cúrcuma
  • 1 pizca de canela
  • 300 ml de leche desnatada o agua

Preparación

  1. Pela el plátano, córtalo y colócalo en la licuadora.
  2. Pela el jengibre y agrégalo al vaso.
  3. Añade el resto de ingredientes y licua.

Todos los detalles de la receta los encontrarás aquí: "Batido de plátano y cúrcuma". Consume un vaso 2 veces al día, después de las comidas, durante una semana seguida al mes.

Jugos para limpiar el hígado graso - Batido para limpiar el hígado de plátano y cúrcuma

Batido de pepino, manzana, espinacas y arándanos

Esta bebida es muy versátil, sirve tanto para deportistas por su potencial energético como para revitalizar nuestro hígado. ¿Cuál es la clave de sus ingredientes para lograr este efecto? El pepino favorece una mejor digestión, humecta y contrarresta dolores musculares; la manzana aporta ácido málico, el cual previene el desarrollo de piedras en el hígado; las espinacas ayudan a eliminar las grasas del hígado gracias a la clorofila; y los arándanos evitan que el hígado retenga líquidos y se inflame. A esta combinación podemos añadir aronia.

Ingredientes

  • 1 pepino
  • 1 taza de arándanos
  • 240 ml de agua
  • 1 taza de espinacas
  • 1 manzana

Preparación

  1. Corta el pepino, pela la manzana y trocéala.
  2. Añade en el vaso de la licuadora todos los ingredientes y tritura.

Puedes ingerirlo 1 vez al día, preferiblemente por la mañana y en ayunas (1 hora antes del desayuno), durante 1 mes. Descubre todos los pasos detallados en esta receta: "Batido de pepino con arándanos".

Jugos para limpiar el hígado graso - Batido de pepino, manzana, espinacas y arándanos

Jugo de remolacha con zanahoria y manzana

Este batido reúne la concentración de las vitaminas A, B y C que proporciona la zanahoria, más el gran poder desintoxicante de la remolacha, y ambas proporcionan una buena dosis de fibra. Este cóctel saludable da como resultado una eficaz medicina casera para restaurar la salud del hígado.

Ingredientes

  • 1 remolacha
  • ½ papaya
  • 2 zanahorias
  • 1 trozos de jengibre
  • 2 manzanas
  • 1 rama de apio
  • 240 ml de agua

Preparación

  1. Lava y corta todos los ingredientes. Pela los que sean necesarios, como la zanahoria y la manzana.
  2. Coloca todos los ingredientes en el vaso de la licuadora y tritura.

Para obtener mayores beneficios, ingiere esta bebida recién preparada 2 veces al día, un vaso por la mañana (en ayunas y 1 hora antes de desayunar) y otro antes de las 17:00 h de la tarde (1 hora antes de consumir cualquier alimento). Hazlo por dos semanas, una vez al mes. Puedes realizar esta rutina hasta 3 meses seguidos. ¿La receta completa? Aquí: "Jugo de remolacha con zanahoria y manzana".

 

Jugos para limpiar el hígado graso - Jugo de remolacha con zanahoria y manzana

Jugo verde para limpiar el hígado graso

Este jugo verde se prepara con alcachofa, apio y perejil, ingredientes recomendados para depurar el organismo en general pero, también, para limpiar el hígado.

Ingredientes

  • 1 alcachofa
  • 2 tallos de apio
  • 1 rama de perejil
  • 1 manzana verde
  • 500 ml de agua

Preparación

  1. Lava la alcachofa e introduce en la licuadora las hojas más próximas al corazón y el corazón troceado.
  2. Pela, trocea la manzana y agrégala.
  3. Añade el apio, el perejil y el agua y licua. Si usas agua de alcachofa, mejor.
  4. Para potenciar el efecto depurativo puedes añadir el zumo de medio limón.

Puedes consumir este zumo para limpiar el hígado graso 2 veces al día, por la mañana en ayunas y una hora antes de cenar.

Jugos para limpiar el hígado graso - Jugo verde para limpiar el hígado graso

Jugo de limón, chia y nueces

Ya hemos visto que tanto el limón como la chía y las nueces son excelentes alimentos para limpiar el hígado, por ello combinarlos en una misma receta está más que recomendado cuando se padece hígado graso.

Ingredientes

  • ½ vaso de semillas de chía
  • 1 litro de agua
  • 1 limón
  • 1 puñado de nueces

Preparación

  1. Prepara el agua de chía cubriendo las semillas con agua y dejando que repose hasta que se transforme en gel.
  2. Agrega el gel a la licuadora con el agua restante, el jugo de limón y las nueces.
  3. Tritura hasta obtener una mezcla homogénea. Puedes colarla si quieres.

Puedes consumir este jugo para el hígado graso 1 vez al día, preferiblemente por la mañana en ayunas.

Jugos para limpiar el hígado graso - Jugo de limón, chia y nueces

Jugo de brócoli y pepino para desintoxicar el hígado graso

Tanto el brócoli como el pepino son alimentos altamente beneficiosos para la salud hepática, tal y como hemos visto en apartados anteriores. Si a ellos sumamos otros productos buenos como el limón o la zanahoria, el resultado es un jugo perfecto para depurar este órgano.

Ingredientes

  • 100 g de brócoli
  • 1 zanahoria
  • 1 pepino
  • 1 limón o naranja
  • 500 ml de agua

Preparación

  1. Pela el pepino y la zanahoria, trocéalos y añádelos al vaso de la licuadora.
  2. Exprime el limón y agrega el zumo.
  3. Lava el brócoli, córtalo y añádelo también.
  4. Vierte el agua y licua bien.

Puedes tomar este jugo para limpiar el hígado 2 veces al día, una por la mañana en ayudas y otra por la tarde, una hora antes de cenar. No se recomienda consumir este jugo durante más de 15 días seguidos. Consulta el paso a paso aquí: "Receta de jugo de brócoli y pepino".

Jugos para limpiar el hígado graso - Jugo de brócoli y pepino para desintoxicar el hígado graso

Cómo desintoxicar el hígado rápidamente

Un hígado enfermo requiere descanso en muchos aspectos, pero no sedentarismo, para así regenerarse rápidamente. Esto implica un trabajo en conjunto: alimentación equilibrada, ejercicio, evitar el estrés y algunos otros hábitos saludables. A continuación, mostramos los consejos que debes tener en cuenta durante los primeros 10 días.

Sigue una dieta sana

  • Sustituye grasas perjudiciales por grasas saludables. Consume tanto grasas polinsaturadas como monosaturadas y alimentos ricos en omega 3, frutos secos, semillas, pescados, aceites vegetales, entre otros.
  • Cocina al horno, al vapor o a la plancha.
  • Cumple los horarios de comida puntualmente. Realiza las tres comidas del día, más 2 o 3 meriendas. Recuerda consumir porciones moderadas.
  • Bebe mucha agua, te ayudará a depurarte. Ingiere al menos 2 litros de agua filtrada o embotellada diariamente.
  • Ingiere bebidas que ayuden a desintoxicar tu organismo, como té y los jugos compartidos.
  • Evita bebidas alcohólicas.
  • Evita el azúcar.
  • Consume verduras y frutas ecológicas. A diferencia de las tratadas con pesticidas, estas no sobrecargan al hígado de trabajo. Come 4 o 5 porciones de estos alimentos a lo largo del día. También consume legumbres y ciertas hierbas pero en cantidades moderadas.
  • Agrega a tu dieta lecitina de soya que evita los depósitos de grasa en el hígado. Puedes consumir garbanzos, rico en lecitina, o comprarla en cápsulas blandas.
  • Consume solo carnes blancas como pollo, pavo (ambos sin piel) y pescado.
  • Consume lácteos descremados o con bajo contenido graso, como leche, yogur y queso blanco. Evita el queso amarillo, queso fundido, crema batida, etc.
  • Prefiere los productos integrales (arroz, pasta, harina, etc.), en vez de sus versiones refinadas.

Recuerda, aunque estas recomendaciones pueden ser muy útiles, lo ideal es consultar al médico. Él debe indicarte una dieta especial para ti, ya que si tienes alguna otra enfermedad (o varias), algunos de estos alimentos beneficiosos para el hígado pueden resultar desfavorables para otra afección.

Adquiere hábitos saludables

Para disfrutar de un hígado sano no basta con seguir una dieta saludable, también necesitas cambiar algunos hábitos de vida y aquí tienes algunas recomendaciones sobre el tema:

  • Camina o practica algún ejercicio físico. Para el hígado no basta con una buena alimentación, también necesita que realices alguna actividad física representativa que te ayude a quemar calorías y, sobre todo, a eliminar grasas. Recuerda que debes ejercitarte con constancia, mínimo 3 veces por semana, durante una hora.
  • Huye del estrés. Si no puedes evitar situaciones estresantes, tanto en el trabajo como en casa, práctica alguna disciplina que te brinde paz (yoga, pilates, taichí, entre otras) o realiza actividades que te relajen (cocina, practica jardinería, escucha música, etc.).
  • Duerme el tiempo necesario para un descanso reparador. Descansa las 8 horas reglamentarias .
  • Olvida el tabaco.
  • Evitar manipular u oler sustancias toxicas. Por ejemplo, si trabajas en el campo no manipules pesticidas sin la indumentaria necesaria.
  • Depura tu organismo. Empieza por regular la actividad intestinal.
  • Mejora la respiración.
  • Realiza la digestión sin sobresaltos. Evita comer trabajando o sentado frente al ordenador.
  • Revisa con tu medico el funcionamiento de otros órganos depuradores.
  • Utiliza productos ecológicos en la cosmética y la limpieza del hogar.
  • Pierde peso corporal en caso de estar por encima de tu peso ideal. Si pierdes al menos el 10 % del peso actual, los niveles de las enzimas del hígado mejorarán y favorecerán la eliminación de grasa. Este punto, se relaciona con otros mencionados con anterioridad (dieta sana, ejercicios, etc).
  • Evita o modera el consumo de alcohol.

Ten en cuenta que estas recomendaciones son indicadas exclusivamente para el hígado graso, otras afecciones hepáticas pueden necesitar otras indicaciones. Por este motivo, insistimos en visitar al especialista.

Si te ha gustado el artículo Jugos para limpiar el hígado graso, te sugerimos que entres en nuestra categoría de Jugos y zumos.

Bibliografía
  • Aller de la Fuente, R. Nutrición en el paciente con enfermedad hepática grasa no alcohólica: ¿qué debemos recomendar a nuestros pacientes? Asociación Española para el Estudio del Hígado.
  • SEEDO. Hígado graso, la amenaza silenciosa. Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad.

Escribir comentario sobre Jugos para limpiar el hígado graso

¿Qué te ha parecido el artículo?
2 comentarios
Su valoración:
Ursula
me ha gustado mucho , me gustaría recibir vuestras recomendaciones
Eleonor Fischer
¡Hola Ursula!

Antes que nada, muchas gracias por tú comentario. Sí quieres recibir informacíón culinaria de nosotros, te recomiendo varias vías:

-Nuestro app
https://app.recetasgratis.net/
-Facebook
https://www.facebook.com/RecetasGratis/
-Twitter
https://twitter.com/recetaGratis
-Pinterest
https://www.pinterest.com/recetasg/

Cualquiera de estas redes o la app, te mantendrán informada de todas nuestras recetas y artículos.

¡Un gran saludo para tí!
Su valoración:
victorvolvos
Muy interesante y bueno me lo guardo.👍🍷😋
Eleonor Fischer
¡Muchas gracias por tú comentario Víctor!

Jugos para limpiar el hígado graso
1 de 11
Jugos para limpiar el hígado graso

Volver arriba