Compartir

Receta de Masa de pizza esponjosa con levadura seca

 
Cuca
Bloguera de cocina
Receta de Masa de pizza esponjosa con levadura seca

¿A quién no le gusta una buena pizza casera? Preparar la masa no es tan complicado como pueda parecer y os aseguro que este pequeño esfuerzo bien merece la pena. En RecetasGratis comparto con vosotros mi receta de masa de pizza con levadura seca de panadería que da muy buen resultado y podréis preparar dos pizzas con masa fina o una grande con una masa bien gruesa y esponjosa. Me gusta aromatizarla con un toque de hierbas provenzales que le dan un sabor sutil y muy bueno. Te animo a que te metas en harina y prepares tu propia masa de pizza esponjosa con levadura seca... ¡seguro que repites y dejas de lado las masas industriales!

8 comensales 1h 30m Plato principal Dificultad baja
Características adicionales: Coste barato, Recetas italianas
Ingredientes:
También te puede interesar: Receta de Masa de pizza esponjosa y crujiente
Pasos a seguir para hacer esta receta:
1

Para empezar a preparar nuestra masa de pizza con levadura seca de panadería cogemos un bol amplio y tamizamos dentro la harina. Hacemos un hueco dentro, dándole forma de volcán y añadimos con cuidado el agua, el aceite, las hierbas provenzales (las puedes sustituir por orégano u omitirlas) y la levadura.

Truco: Puedes sustituir la levadura seca por 20 gramos de levadura fresca de panadero. En ese caso añade el agua tibia.

2

Tapamos los líquidos con parte de la harina que tenemos alrededor, añadimos un pellizco de sal y dejamos reposar cinco minutos.

3

A continuación, con las manos muy limpias nos ponemos a amasar. Al principio parecerá que no va a salirnos y que todo se nos pega a las manos, pero al cabo de unos minutos veréis como la masa de pizza queda suave, se va despegando y va adquiriendo una textura elástica.

4

Cuando la masa de pizza con levadura tenga la consistencia adecuada, formamos una bola con ella, y la pintamos con unas gotitas de aceite. En un bol amplio la ponemos y la hacemos rodar para que quede bien impregnada del aceite por todos lados. Tapamos con un papel film transparente que esté en contacto directo con la masa y cubrimos el bol con un paño limpio. Para que leve, la dejamos reposar en un lugar cálido de nuestra casa, alejado de corrientes.

Truco: Yo alguna vez he horneado la pizza con masa de pan sin dejarla levar y el resultado no es malo aunque aconsejo esperar al levado.

5

Cuando la masa de pizza casera haya crecido hasta alcanzar el doble de su volumen inicial enharinamos levemente la mesa de la cocina o la encimera (bien limpias, por supuesto), la volcamos encima y desgasificamos, es decir, golpeamos suavemente con las manos para que pierda el aire. Amasamos uno o dos minutos y ya podemos estirar la masa con el rodillo (o lanzándola al aire si te atreves) y preparar nuestra pizza favorita.

6

Puedes dividir la masa de pizza esponjosa con levadura seca en dos partes, meterla en bolsas de congelar, cerrarlas muy bien y congelarlas. Cuando la quieras para preparar tu pizza casera al gusto bastará con sacarla con antelación del congelador y dejar que se descongele en el frigorífico.

Aprovecho para recordarte que en mi blog Los dulces secretos de Cuca te esperan muchas más recetas.

Si te ha gustado la receta de Masa de pizza esponjosa con levadura seca, te sugerimos que entres en nuestra categoría de Recetas de Pizza. También puedes visitar una selección de las mejores recetas italianas.

Sube la foto de tu Receta de Masa de pizza esponjosa con levadura seca

Sube la foto de tu plato

Escribir comentario sobre Masa de pizza esponjosa con levadura seca

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido la receta?

Receta de Masa de pizza esponjosa con levadura seca
Receta de Masa de pizza esponjosa con levadura seca

Volver arriba