menu
Compartir

Cómo secar higos

 
Por Eleonor Fischer, Fotógrafa gastronómica. Actualizado: 5 octubre 2021
Cómo secar higos

El higo fresco resulta muy nutritivo, pero si dejas que se seque y pierda su contenido en agua no solo se conserva por más tiempo, sino su composición y sus nutrientes se concentran más, aunque también aumenta su aporte calórico. ¿Y qué beneficios proporcionan los higos secos? Pues bien, básicamente los mismos que los frescos, pero repotenciados, en ese sentido este alimento brinda: una excelente fuente de energía (son ricos en hidratos de carbono), alto contenido en fibra, altos niveles de minerales (potasio, magnesio y calcio) y provitamina A. En la cocina este alimento también destaca, pues queda muy bien con carnes de caza y aves, con ensaladas, con platillos picantes, en bollerías, en panes, con comida exótica, acompañando de quesos (añejos y curados) y embutidos, entre otros. ¡Riquísimo y muy útil en la cocina!

No esperes más, en RecetasGratis te contamos cómo secar los higos con diferentes técnicas y trucos. ¡Obtendrás un resultado excelente!

También te puede interesar: Cómo deshidratar frutas

Cómo secar higos en el horno

Uno de los métodos caseros más utilizados para deshidratar los alimentos es el horno, pues da buenos resultados, es higiénico y casi todo el mundo cuenta con uno. Por eso, es nuestra primera opción. A continuación te contamos cómo secar higos en el horno siguiendo el paso a paso fácil:

  1. Adquiere higos frescos y de buena calidad. Independientemente de la variedad, los higos frescos deben poseer una textura firme al tacto y con un aroma exquisito. Descarta todos aquellos que presenten textura blanda o con manchas marrones.
  2. No esperes mucho para usarlos. Este alimento es muy delicado y aunque lo refrigeres, permanecerá en buenas condiciones solo durante 3 días, y a medida que pase ese tiempo, paulatinamente perderá cualidades organolépticas, por ejemplo su sabor se atenuará.
  3. Lava los higos escrupulosamente utilizando abundante agua fría. Manipúlalos con mucho cuidado, pues se trata de frutos de textura muy blanda y pueden fácilmente maltratarse o romperse. Colócalos bajo el agua y usa tus dedos pulgares para eliminar la tierra y los residuos.
  4. Sécalos muy bien utilizando unas toallas de papel o un paño seco. Rueda los higos sobre el papel o paño hasta que se sequen. Recuerda, hazlo sutilmente, pues como ya sabes se trata de un fruto delicado.
  5. Retírales el tallo y córtalos. Puedes cortar los higos por la mitad o en cuartos. Si los cortas por la mitad, hazlo transversal desde el comienzo del tallo hasta el extremo inferior. Gracias a este paso el proceso de secado se acelerará y obtendrás un resultado más parejo.
  6. Deposita los higos sobre una rejilla y debajo de la rejilla agrega una bandeja. Acomódalos dejando 2-3 cm de espacio entre ellos. Ponlos con la parte cortada (la pulpa) mirando hacia arriba y evita amontonarlos unos sobre otros.
  7. Precalienta el horno a 80 °C. Tenlo listo con anticipación entre 10-20 minutos y antes de introducir la bandeja baja la temperatura.
  8. Seca los higos en el horno a 50 °C y 60 °C. Esa es la temperatura ideal, pero si tu horno no te permite tener tan baja la temperatura, usa el mínimo permitido y deja la puerta un poco entreabierta.
  9. Gira los higos cada 1-3 horas y revisa como progresa el secado. Sabrás que están listos cuando adquieran las siguientes características: cáscara de color marrón, textura rugosa y blanda, pero no pegajosa, además, no debe expulsar jugos internos cuando los aprietas.
  10. El proceso de secado tardará entre 10 y 24 horas. Este tiempo te asegura que puedas conservar el producto por largo tiempo, pues se ha extraído toda la humedad del fruto.
  11. Si quieres un método exprés, puedes tardar entre 2-5 horas. El resultado será un producto que debes consumir en menor tiempo, máximo una o dos semanas. Eso sí, se comienza con el horno a 180 °C y se baja durante el proceso a 80 °C, justo cuando los higos adquieran una textura rugosa y algo pegajosa. A partir de ese momento, revísalos cada 30 minutos dos veces más.
  12. Apaga el horno hasta que se enfríe y deja los higos dentro. Después sácalos pero no los toques de inmediato.
  13. Una vez fríos, guárdalos en un tarro de vidrio esterilizado. Cerciórate que el envase queda herméticamente cerrado y colócalo en un lugar fresco y seco. Y si te preguntas cómo conservar los higos secos en el horno, ten en cuenta que algunas personas los congelan en bolsas especiales y así pueden durar hasta 2 años.

Consejo: el higo no es una fruta, sino varias flores invertidas dentro de una vaina.

Cómo secar higos - Cómo secar higos en el horno

Cómo secar higos en el microondas

El microondas es el método exprés por excelencia y la opción ideal para los principiantes que quieren saber cómo secar los higos. No obstante, esta técnica no siempre garantiza el resultado más óptimo, por eso no es la más recomendada. De cualquier manera, si quieres conocer un resultado rápido y aceptable para secar higos en el microondas sigue el paso a paso:

  1. Lava muy bien los higos y retírales el tallo. Después córtalos por la mitad de forma transversal o en gajos.
  2. Acomódalos en un plato con la pulpa hacia arriba. Nunca debes amontonar la fruta que quieres deshidratar, pues debe circular el aire entre las piezas. Por eso, coloca solo 3 higos en cada tanda (ya cortados), y deja espacio entre ellos.
  3. Seca los higos durante 10 minutos. Pon la máxima potencia del microondas.
  4. Pasado el tiempo, saca el plato con un guante de cocina o con un paño. Después de colocar el plato en un lugar seguro, voltea los higos.
  5. Deshidrata los higos durante otros 10 minutos. Pasados los primeros 5 minutos, haz una pausa y verifica el desarrollo del proceso. Si observas que los higos adquieren una textura muy arrugada, no cumplas el tiempo estipulado anteriormente y continúa deshidratándolos solo 2-3 minutos más.
  6. Coloca los higos en una rejilla durante 30 minutos o hasta que se enfríen. Pásalos allí con la ayuda de una espátula.
  7. Una vez fríos, mételos en una bolsa con cierre especial para refrigerar alimentos. Ciérrala herméticamente, métela en otra bolsa semejante y también ciérrala.
  8. Guarda la bolsa en la nevera durante 2 días. Cuando se cumpla el tiempo, retira la bolsa, ábrela, sácale todo el aire que puedas y ciérrala de nuevo. La idea es imitar un sellado al vacío.
  9. Guarda de nuevo la bolsa en el refrigerador, esta vez durante 3 semanas. Pasado ese tiempo, los higos quedarán completamente secos y podrás consumirlos.

¿Quieres aprender a elaborar higos en almíbar? ¡Sigue leyendo!

Cómo secar higos - Cómo secar higos en el microondas

Cómo secar higos frescos al sol

Si cuentas con un lugar al aire libre y con un clima cálido, puedes aprender cómo secar higos de forma natural, pues se trata de un método ancestral muy efectivo, y hoy en día muchas personas lo continúan aplicando. ¿Te preguntas cómo secar higos secos al sol? Sigue las indicaciones que te proporcionamos a continuación:

  1. Lava y corta los higos. Si los higos están ya algo secos, mejor déjalos enteros, si no córtalos por la mitad (comúnmente se cortan por arriba en dos sin llegar a separar las mitades por abajo) o en cuartos.
  2. Colócalos sobre una rejilla o sobre algún utensilio similar. Si no cuentas con nada similar puedes construir una especie de bastidor de serigrafía hecho con tablas y con una red o malla mosquitera. Y si no como última opción, puedes utilizar unas bandejas y forrarlas con la tela que sirve para filtrar el suero del queso.
  3. Acomoda los higos de manera que quede espacio entre ellos. Así el aire circulará mejor y facilitará el secado. Colócalos con la pulpa mirando hacia arriba.
  4. Dispón las rejillas sobre un lugar seco que reciba la luz directa del sol. Recuerda los higos deben ventilarse muy bien, es decir, el aire debe entrarle por todos lados (por abajo, arriba, y entre ellos). Por esta razón, pon las rejillas de manera que no se tape ninguna de las áreas de ventilado, podría ser sobre unos ladrillos entre los respaldos de dos sillas o de alguna otra manera ingeniosa que se te ocurra.
  5. Cúbrelas para evitar que los insectos se posen sobre los higos. Utiliza para esto otras rejillas iguales o tela de mosquitero blanca (también sirve cualquier otra tela transpirable).
  6. Gira los higos 2-4 veces al día. Así el secado quedará más parejo.
  7. Guarda las rejillas durante la noche dentro de casa. De esta manera, protegerás los higos de la humedad nocturna que podría afectar al proceso de deshidratación. Recuerda, deja las rejillas cubiertas, así como lo haces durante el día, y por la mañana siguiente, gira los higos antes de exponerlos al sol.
  8. El proceso de secado puede durar aproximadamente entre 1-4 días. No existe tiempo exacto porque puede variar dependiendo de la temperatura y de la humedad del lugar. Por esta razón, se recomienda realizar el secado en temporadas que tengan muchos días cálidos y secos.
  9. El proceso de secado puede durar aproximadamente 1-4 días. No existe tiempo exacto porque puede variar dependiendo de la temperatura y la humedad del lugar. Por esta razón, se recomienda realizar el secado en temporadas que tengan muchos días cálidos y secos.
  10. Envasa en un tarro esterilizado. Finalizado el tiempo de secado. Ya puedes envasar o consumir el producto. Sin embargo, tradicionalmente se aplica un tratamiento adicional para asegurar los resultados, a continuación te lo detallamos.
  11. Seca los higos en el horno a una temperatura de 80 ºC (opcional). Déjalos allí durante 2 horas, después apaga el horno y espera 24 horas más antes de sacarlos.
  12. Escáldalos 3 veces seguidas en agua hirviendo (opcional). Sumérgelos muy brevemente en apenas segundos. Escúrrelos y deja que se sequen muy bien antes de envasarlos herméticamente.
Cómo secar higos - Cómo secar higos frescos al sol

Otras formas de secar higos

Ya has observado cuáles son las formas más habituales para deshidratar alimentos, pero hay muchas más. Siempre es bueno conocerlas, pues alguna de ellas puede adaptarse mejor a tus necesidades. Dicho esto, veamos más opciones para aprender cómo secar higos:

  • Máquinas deshidratadoras domésticas o industriales. Se trata de artefactos eléctricos hechos para secar alimentos. El tiempo de secado puede variar en función de la potencia del deshidratador, aunque comparado con otras técnicas, se reduce considerablemente, ya que en algunas ocasiones se pueden secar alimentos en 2-4 horas. Además, este proceso no depende del clima, el resultado está garantizado.
  • Máquinas deshidratadoras caseras. Se trata de cajas de elaboración casera diseñadas para ser expuestas directamente al sol, por tanto, dependen del clima. Además, protegen los alimentos de los elementos externos, es por eso que resulta más higiénica que el método natural tradicional.

Y si además, quieres preparar una salsa de higos secos para carne, no te pierdas este artículo y sigue leyendo.

Cómo secar higos - Otras formas de secar higos

Si te ha gustado el artículo Cómo secar higos, te sugerimos que entres en nuestra categoría de Trucos y técnicas.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo secar higos
1 de 5
Cómo secar higos

Volver arriba