Compartir

Cómo conservar los ajos

 
Por Eleonor Fischer, Fotógrafa gastronómica. 24 marzo 2020
Cómo conservar los ajos

El ajo posee un sabor y aroma muy apreciados en la gastronomía mundial, además de múltiples beneficios para la salud. Por estas razones, este alimento se ha convertido en un ingrediente esencial en nuestra cocina.

Pero, si se trata de conservación, el ajo puede volverse un dolor de cabeza si no se encuentra en un ambiente adecuado, ya que se pudre o brota muy fácilmente y en pocos días. Pensando en esto, en RecetaGratis seleccionamos para ti las mejores alternativas y te enseñamos cómo conservar los ajos, así podrás degustarlos todo el año.

También te puede interesar: Cómo conservar el pan

Cómo conservar ajos frescos

Muchos expertos en cocina coinciden sobre la idea de que resulta mejor conservar los ajos frescos, especialmente por un tema de calidad, ya que así mantienen mejor sus propiedades. Lo cierto es que el ajo tiene mucha sensibilidad a los cambios de temperatura, siendo sus enemigos principales la humedad, la luz solar directa y la poca ventilación. Basándonos en esto, he aquí las claves para conservar ajos frescos por más tiempo:

  • Selecciona ajos de calidad. Sabrás que el ajo está fresco por su textura firme, piel seca como papel y sin brotes. Deja de lado los ajos de bulbo suave, arrugados, amarillos, huecos, con brotes, llenos de tierra o que pertenezcan a la sección de alimentos refrigerados en las tiendas. Considera que un ajo suave ya está muy maduro, por lo cual pronto caducará.
  • Lava los ajos. Si quieres conservar los ajos del huerto que tú mismo/a has sembrado, lávalos y elimínales la tierra.
  • Sécalos muy bien. La humedad es enemiga de la mayoría de los alimentos y esta condición incluye al ajo. Así que después de lavarlo, debes dejar que se seque muy bien antes de almacenarlo. Una forma de secar el ajo correctamente consiste en dejarlo colgado del tallo durante una semana. Para colgar los ajos puedes trenzarlos o atarlos a una cuerda (siempre debe circular el aire entre ellos). Secar este alimento antes de almacenarlo no solo prolonga su frescura, sino que potencia su sabor. Si se trata de ajo no sembrado por ti, puedes secarlos con toallas de cocina (del tipo absorbente).
  • Adquiere un conservador de ajo. Antes de poner nuestros ajos en un lugar estratégico de la cocina necesitamos conseguirles un contenedor. En el mercado existen recipientes diseñados especialmente para conservar este alimento en óptimas condiciones. Generalmente, son envases de cerámica con agujeros que favorecen un ambiente controlado: seco, oscuro y ventilado (así no se secan los ajos ni se humedecen). Otros contenedores alternativos son canastas de malla o alambre, o cualquiera que tenga agujeros para ventilación, incluso puedes improvisar tu propio conservador utilizando una bolsa de papel Kraft. Recuerda que el aire siempre debe circular entre los ajos, sean cabezas o dientes.
  • Almacénalos en un lugar adecuado. ¿Cuáles son las condiciones ideales para guardar ajos? Un sitio ventilado, fresco, limpio, seco y oscuro. Por ejemplo, un rincón sombreado de la cocina. Los peores sitios para guardar ajos son los espacios sin ventilación o húmedos, un lugar donde se refleje de forma directa la luz del sol y en especial el refrigerador.
  • Guárdalos a temperatura ambiente. La temperatura ideal para almacenar ajo debe ser constante y oscilar alrededor de 15 °C (60 °F). El ajo es muy sensible a los cambios de temperatura.
  • Usa pronto el ajo si ya partiste el bulbo. Cuando le sacas un diente al bulbo, comienza un conteo regresivo. Un bulbo intacto puede conservarse hasta 8 semanas (bien almacenado). Los dientes separados del bulbo duran entre 3 y 10 días.

Consejo: Cuando saques ajos del tarro usa una cuchara limpia y no la mezcles con otros alimentos.

Cómo conservar ajos todo el año

Si quieres que el ajo nunca falte en tu cocina o compraste de más y quieres conservar los ajos sobrantes, esta receta sencillísima es para ti. Sin duda, un truco para conservar ajos durante todo el año muy efectivo es el de preparar una pasta de ajo. Esto te ahorrará tiempo a la hora de cocinar después y te permitirá disfrutar de esos dientes de ajo sobrantes durante mucho tiempo. Toma nota de los siguientes ingredientes y sigue los pasos de esta receta, ¡te encantará!

Ingredientes y materiales

  • 1 taza de ajos
  • 2 tazas de aceite (oliva, canola o girasol)
  • 2 hojas de laurel (u otras hierbas o especias de tu preferencia)
  • Tarro de vidrio (limpio y esterilizado)

Pasos para conservar ajos picados

  1. Adquiere ajos de buena calidad (firmes, secos, sin brotes ni arrugas, tampoco amarillos, etc.).
  2. Lava la cabeza de ajo y sécala. Retira la tierra que pueda tener y seca muy bien los dientes con un papel de cocina absorbente. Lava y seca también la hoja de laurel.
  3. Pela los ajos. Para facilitarte el trabajo, usa un tarro de vidrio; simplemente cierra el envase y agita los ajos hasta que suelten la cáscara. También puedes pelarlos manualmente.
  4. Vierte el aceite y los ajos dentro de la licuadora. Tritura la mezcla, remueve si es necesario con una cuchara de madera hasta conseguir una pasta con consistencia homogénea. Agrega más aceite si lo consideras adecuado.
  5. Introduce la pasta obtenida dentro del frasco de vidrio y ciérralo. Debe quedar herméticamente cerrado.
  6. Identifica el frasco anotando el nombre del producto y la fecha de envasado.
  7. Refrigera la pasta de ajo. El tiempo aproximado de duración es de entre 6 meses y 1 año.

Para garantizar que la pasta de ajo se conserva en perfectas condiciones, esteriliza el tarro una vez cerrado introduciéndolo en un cazo con agua hirviendo durante 10-15 minutos.

Puedes utilizar esta pasta de ajo para elaborar cualquier receta al ajillo, como estas:

Consejo: El ajo blanco tiene una vida corta y el ajo morado dura más tiempo que el anterior.

Cómo conservar los ajos - Cómo conservar ajos todo el año

Cómo conservar ajos en aceite de oliva

Las conservas en aceite aíslan los alimentos, lo cual impide que estos entren en contacto con microorganismos que aceleren su descomposición. Además, este tipo de conserva no modifica las características organolépticas del alimento. Por otra parte, puedes personalizar esta preparación agregando especias y/o hierbas.

Para llevar a cabo este truco y aprender a conservar ajos en aceite solo necesitas conseguir los siguientes ingredientes y seguir los pasos indicados.

Ingredientes y materiales

  • 1 cabeza de ajo (picada en pedacitos)
  • 4 o 5 bolitas de pimienta
  • 2 hojas de laurel (también sirve romero, tomillo, cilantro, albahaca, perejil, entre otras)
  • Aceite de oliva virgen extra (también sirve de canoa o girasol pero así varía el sabor de la conserva)
  • Tarro de vidrio (limpio y esterilizado)

Procedimiento para conservar ajos en aceite

Antes de entrar en los detalles de la preparación, nunca vienen mal unos tips, así que toma nota:

  • Mantén siempre los ajos cubiertos de aceite después de cada uso. Así evitas que los ajos restantes que queden al descubierto se dañen.
  • Hierve los ajos después de pelarlos. Si prefieres ajos con un sabor más suave y menos aromático, después de pelarlos debes hervirlos durante 1 minuto. Una vez hervidos, cuélalos y pásalos por agua fría (1 o 2 veces), sécalos muy bien y, finalmente, empieza con la receta. Esto es opcional.
  • Elige preferiblemente aceite de oliva que sirva para freír (por si usas el aceite durante alguna preparación). Ten en cuenta que aparte de los ajos, puedes utilizar este aceite aromático para cualquier receta.

Dicho esto, ¿ya tienes todos los ingredientes en la mesa? Pues entonces sigue los pasos de este vídeo. Esta conserva se mantiene en perfecto estado durante 1 mes.

Cómo conservar los ajos pelados

Otro truco eficaz para conservar los ajos pelados consiste en preparar una salmuera con ellos. Este tipo de conserva se parece mucho al encurtido, pero no incluye vinagre. Si preparas salmuera, también puedes agregarle tu sello culinario añadiendo hierbas aromáticas y especias. Además, puedes disminuir la sal de cualquier preparación, pues este ingrediente ya va añadido en los ajos.

Ingredientes y materiales

  • 4 cabezas de ajo peladas
  • 500 ml de agua
  • 1 cda sopera rasa de sal gruesa
  • Jugo de dos limones
  • 1 hoja de laurel
  • 1 cda de pimienta negra (en granos)
  • Tarro de vidrio, limpio y esterilizado, con tapa hermética (capacidad ½ kilo)

Pasos para conservar ajos pelados

  1. Adquiere ajos de calidad, preferiblemente de cabeza gorda.
  2. Lava las cabezas de ajo y la hoja de laurel. Sécalos muy bien con papel de cocina.
  3. Lava los limones cepillándolos, si es posible. Sécalos con papel de cocina.
  4. Pela los ajos y corta los dientes por la mitad, elimina cualquier brote.
  5. Reserva los ajos cortados dentro de un cuenco y cúbrelo con papel film.
  6. Vierte agua en una cacerola, agrega la sal y el zumo de limón. Cocina a fuego alto y pasados 5 minutos agrega la pimienta y el laurel.
  7. Espera hasta que hierba el agua condimentada, entonces agrega los ajos. Reduce la intensidad del calor y cocina a fuego medio-bajo.
  8. Espera 3 minutos antes de retirar la preparación del fuego.
  9. Coloca los ajos dentro del tarro. Debe quedar el tarro lleno de ajos y líquido, como mucho puedes dejar 1 cm del borde.
  10. Etiqueta el tarro anotando el nombre del producto y la fecha de envasado.
  11. Guarda el tarro en la nevera.

Tiempo aproximado de conservación: 6 meses.

Consejo: Los ajos no se conservan en agua sola, ya que si no se pudren o se brotan.

Cómo conservar ajos en vinagre

Conservar los ajos en vinagre nos proporciona un encurtido muy aromático y sabroso. Además, el vinagre es un conservante natural magnifico, ya que impide la proliferación de microorganismos, por lo cual prolonga la vida útil de los alimentos. Este ingrediente también resulta clave en marinados y escabeches debido a estas características. Por esta razón, guardar los ajos así resulta muy recomendable.

Ingredientes y materiales

  • 20 dientes de ajo
  • 200 ml de vinagre de manzana (también sirven vinagre blanco, de vino rojo o blanco)
  • 2 hojas de laurel (también sirve pimienta roja, orégano o romero)
  • 1 pedacito de piel de limón
  • Tarro de vidrio (limpio y esterilizado)

Pasos para conservar ajos en vinagre

  1. Adquiere ajos de buena calidad.
  2. Pela los ajos, lávalos y sécalos. Retira la tierra que puedan tener y sécalos muy bien con una toalla de cocina. Lava y seca también, la hoja de laurel.
  3. Introdúcelos dentro del frasco de vidrio.
  4. Vierte vinagre sobre los ajos hasta cubrirlos.
  5. Agrega el laurel y la piel del limón.
  6. Cierra el tarro herméticamente y colócalo en el refrigerador.
  7. Etiqueta el frasco anotando la fecha del envasado y el nombre del alimento.
  8. Agita el contenido varias veces, cada dos o tres días.
  9. Espera durante 15 días antes de utilizar los ajos.
  10. Puede durar entre 1 y 4 meses refrigerado. Si observas que desarrolla moho en la superficie del líquido, desecha todo el encurtido.

Es aconsejable, después de esterilizar el tarro, envasarlo al vacío, así puedes mantenerlo a temperatura ambiente, aunque al abrirlo para consumir deberás refrigerarlo inmediatamente. Ahora bien, aunque el vinagre es un buen conservante, si vives en un lugar muy cálido o húmedo, mejor evita guardar este encurtido fuera del refrigerador porque los ajos se enmohecen rápido. Además, te expones a contraer una enfermedad peligrosa conocida como botulismo, causada por el crecimiento de la bacteria Clostridium botulinum. De cualquier manera, para evitar malos ratos siempre refrigera (estas indicaciones aplican a la mayoría de las conservas).

Consejo: Algunas recetas agregan 1 cda de azúcar y 1 cda de sal, pero no incluyen la piel de limón.

Cómo conservar los ajos - Cómo conservar ajos en vinagre

Si te ha gustado el artículo Cómo conservar los ajos, te sugerimos que entres en nuestra categoría de Trucos y técnicas.

Vídeos relacionados con Cómo conservar los ajos

Vídeos relacionados con Cómo conservar los ajos

Escribir comentario sobre Cómo conservar los ajos

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo conservar los ajos
1 de 3
Cómo conservar los ajos

Volver arriba