Compartir

¿El alcohol engorda? - Descubre cómo no engordar con alcohol

Por Eleonor Fischer, Fotógrafa gastronómica. Actualizado: 8 noviembre 2018
¿El alcohol engorda? - Descubre cómo no engordar con alcohol

¿Sueles consumir alcohol y te notas más hinchado? Si te preguntas si el alcohol engorda la barriga, hincha o si se trata de un mito, en RecetasGratis resolveremos todas tus dudas y te explicamos cómo no engordar bebiendo alcohol. Así, te adelantamos que la clave reside en la forma de consumir bebidas alcohólicas, de combinarlas y, por supuesto, de la constitución física de cada persona.

Sigue leyendo y descubre con nosotros si el alcohol engorda o no y cómo evitar aumentar de peso tomando bebidas de este tipo.

También te puede interesar: ¿El vino engorda?

¿El alcohol engorda o es un mito?

Basándonos en la teoría de que el alcohol engorda, la regla casi general parece dictar que a mayor grado de alcohol, mayor número de calorías, sin embargo la cosa no es tan fácil como aparenta a simple vista. ¿Por qué? Porque aparte de que existen muchos tipos de dietas adelgazantes (bajas en hidratos de carbono, bajas en grasas, bajas en calorías, bajas en proteínas, etc.), también debes considerar otros aspectos como: las comidas que consumes al ingerir bebidas alcohólicas, la forma en que consumes alcohol, la combinación de bebidas entre sí, los ingredientes de las bebidas, las peculiaridades de tu organismo, las características de la bebida, los grados de alcohol que contienen, entre muchos otros aspectos. Si tomas en cuenta estos factores, ya ganas parte de la batalla para mantener una figura esbelta.

Sin embargo, a pesar de que muchas bebidas alcohólicas poseen altos grados de alcohol y cero nutrientes (las famosas calorías vacías), también puedes encontrar otras bebidas embriagantes con algunos aportes nutricionales y grandes beneficios para el organismo. Por este motivo, muchos médicos apoyan el consumo controlado de ciertas bebidas alcohólicas, no sin antes advertir sobre los daños causados por los excesos de las mismas. Lo interesante de todo es que bebidas como el vino pueden ayudarte a adelgazar, consumidas de forma adecuada y sin que sea tan importante el conteo calórico en sí.

Debido a todo lo anterior, en la actualidad existe una gran polémica en torno a que si las bebidas alcohólicas engordan o no. Esta controversia se centra en descubrir si el alcohol engorda de por sí (conteo calórico) o sí se debe a cómo lo consumes y los daños que pueda producir esto al organismo (reflejado en obesidad y otros problemas).

Teorías que dicen que el alcohol no engorda

En el libro The Good News About Booze[1], el periodista británico Tony Edwardsrecopila varios argumentos a favor de la tesis “novedosa” de que el alcohol no engorda. Este libro recoge muchas investigaciones serias, de varios científicos reconocidos como Gary Taubes o Richard Wrangham que aportan este nuevo ángulo del tema, que ya durante los años 90 el profesor de la Universidad de Harvard Charles Lieber exponía en sus investigaciones.

Edwards expone y defiende las tesis de otros divulgadores y científicos en su libro. Allí personalidades como Gary Taubes ("Cómo engordamos y qué hacer al respecto"[2]) y Richard Wrangham, aportan afirmaciones como:

  • La idea de que todas las calorías son iguales y todos los alimentos engordan resulta desfasada, pues no cuenta con solida la evidencia científica.
  • Existe un error en el sistema que usamos para contar calorías; esa falla se aplica a la mayor parte de los alimentos.
  • El hecho de almacenar estas grasas como grasa o de quemarlas depende de si comemos o bebemos hidratos de carbono con el alcohol, algo que hacemos de forma habitual. Para aclarar el argumento de Taubes, podemos decir que el alcohol aumenta la producción de grasa del hígado pero esto no implica que engorde el resto del cuerpo. Sin embargo, sí puede causar efectos nocivos en el órgano si se excede la ingesta de bebidas embriagantes y por consiguiente afectará las funciones del hígado, causando una posible tendencia a la obesidad. Finalmente, el alcohol no engorda en sí, lo que engorda es la forma de ingerirlo; con este argumento y los anteriores el conteo de calorías perdería validez.

Finalmente, otros estudios más en favor de esta teoría están documentados por la universidad Federal Fluminense de Brasil y la universidad de Austin en EEUU. Durante unos experimentos realizados durante el 2004 y 2008, respectivamente, se les administró alcohol a dos roedores con la misma dieta. ¿El resultado? No hubo ningún cambio en su peso, lo cual apoya la tesis que dice que el alcohol no influye en el peso. ¿Qué piensas el alcohol engorda o no? ¿Te quedas con la tesis más difundida o con esta “nueva” teoría?

Cómo no engordar bebiendo alcohol

Ahora que sabemos que el alcohol engorda si se consume de forma inadecuada, vamos a ver a continuación las mejores recomendaciones para evitar aumentar tu peso y saber cómo beber correctamente:

  • No bebas en ayunas.
  • Combina las bebidas alcohólicas adecuadamente.
  • Opta por combinar el alcohol con ingredientes naturales, manteniendo el equilibrio.
  • La forma física de cada persona influye en la absorción y asimilación del alcohol.
  • Ojo con los frutos secos y otros alimentos salados a la hora de beber alcohol.
  • Modera el consumo y tu organismo te lo agradecerá.

En los siguientes apartados explicaremos detalladamente cada punto.

¿El alcohol engorda? - Descubre cómo no engordar con alcohol - Cómo no engordar bebiendo alcohol

En ayunas, el alcohol engorda más

Ya sean tragos o bebidas alcohólicas para dieta, si las consumes en ayunas el cuerpo las absorbe más rápido, pues no hay otro producto que procesar. Además, si realizas esto habitualmente, al pasar el tiempo puedes dañar tu sistema digestivo, causando úlceras u otras enfermedades.

Por otro lado, cabe destacar que las bebidas destiladas poseen más calorías debido a la alta concentración de alcohol que tienen. Por ejemplo, el whisky o el vodka resultan más calóricos que el vino y la cerveza. Esto, sumado a su consumo en ayunas, resulta una bomba en todos los sentidos para el organismo.

Para evitar que el alcohol engorde, combínalo adecuadamente

Algunas bebidas alcohólicas tienen carbohidratos en diferentes proporciones. Si combinas de forma inadecuada estas bebidas con otros alimentos, agregas ingredientes inapropiados a los cócteles, como los azúcares, o consumes excesivamente este tipo de bebidas, creas una bomba calórica. El hecho de almacenar grasas en el cuerpo o quemarlas depende de si comes o bebes hidratos de carbono junto con el alcohol.

Así mismo, evita ingerir alcohol combinado con zumos, gaseosas o azúcar. Las bebidas alcohólicas combinadas con refrescos, jugos, mezclas de bebidas en polvo, entre otros, aumentan considerablemente su aporte calórico al organismo gracias a la importante cantidad de azúcar que estos ingredientes poseen. Recuerda, si el zumo es industrial, la cantidad de azúcar es mayor que si utilizas zumos naturales. Prefiere lo natural como frutas, hierbas o verduras, así las bebidas serán más saludables y sabrosas. Recuerda que algunas frutas poseen altos niveles de azúcares (carbohidratos simples), lo cual no resulta beneficioso para ninguna dieta si las combinas con alcohol. Si utilizas bebidas con edulcorantes averigua bien las ventajas y desventajas del producto (por ejemplo aspartamo).Ante la duda siempre consulta al nutricionista.

¿El alcohol engorda? - Descubre cómo no engordar con alcohol - Para evitar que el alcohol engorde, combínalo adecuadamente

El tamaño de las personas también influye en la absorción del alcohol

Personas con mayor estatura, sufren menos los efectos inmediatos del consumo excesivo de alcohol, aunque ingieran la misma dosis que alguien de menor estatura. ¿Qué ocasiona esto? Que personas de mayor altura consuman más alcohol porque no se sienten embriagados, por tanto también consumen más calorías.

Por otro lado, cada organismo asimila de forma diferente el alcohol. Cada cuerpo es un mundo, por lo que es importante considerar ciertas variantes al tomar tragos con alcohol: sexo, edad, tamaño corporal (altura y peso), estado de salud, genética, casos excepcionales (variables), etc. Todos estos factores afectan directamente en la metabolización del alcohol en nuestro organismo, lo que implica diferentes reacciones ante la bebida. Por ejemplo, si tienes hígado graso, quizá metabolices más lentamente el alcohol y esto se reflejará en tu figura.

La ingesta de alcohol inhibe la pérdida de peso

¿Por qué sucede esto? Porque el cuerpo quema el alcohol antes que cualquier otra cosa. Dicho de otra manera, el hígado se encarga de procesar el alcohol ingerido para quemarlo, pero no puede procesar a la vez las grasas que el cuerpo necesita desechar. Es decir, no puede realizar ambas actividades al mismo tiempo, en consecuencia si consumes alimentos muy calóricos (grasas o carbohidratos) junto a bebidas alcohólicas que engordan o te excedes bebiendo, aumentarás de peso. Por otra parte, las bebidas embriagantes también afectan al sistema hormonal, por lo cual aumenta el apetito y se dificulta el control de peso.

Vigila los alimentos que comes mientras bebes alcohol

En este sentido, elimina los frutos secos salados mientras ingieres bebidas alcohólicas. El consumir comida muy condimentada, frutos secos salados o pasabocas (patatas fritas, plátano frito, bastoncitos, etc), se produce un aumento de la sed porque el cuerpo se deshidrata, tanto por el alcohol como por el alimento, lo cual ocasiona finalmente que consumas alcohol de más. Es interesante mencionar que este truco resulta muy efectivo en los bares, pues al colocar algún fruto seco salado (generalmente maní o cacahuete), provoca que los clientes consuman más bebidas alcohólicas.

Así mismo, alcohol y postres son la peor combinación posible. Aunque existe el refrán popular que dice: “borracho no come dulce”, algunos bebedores apuestan por este dueto. Sin embargo, consumir a la vez alcohol y dulces resulta poco aconsejable por tres motivos: primero, se repite lo que sucede con los alimentos salados, pues te ocasiona más sed, así que bebes en exceso; segundo, la combinación del alcohol y los carbohidratos simples y complejos te producen una bomba calórica; tercero, como sube el nivel de glucosa en la sangre, se incrementa la energía (ficticia) y te pones eufórico, por lo tanto bebes de más.

Para saber cómo no engordar tomando alcohol, evita ingerir carbohidratos mientras bebes. Los carbohidratos complejos (pan, pasta, arroz, chips, etc.) incrementan el nivel de azúcar en la sangre. Así pues, al ingerir bebidas alcohólicas, opta por los alimentos ricos en proteínas y grasas saludables. Las comidas como ceviches, pinchos de carne o pollo, semillas, aceitunas o el guacamole casero, resultan excelentes acompañantes de los tragos, sean bebidas alcohólicas para dieta o no, porque son grasas saludables. En el caso específico del vino tinto (y otros vinos), este tipo de grasas potencian los beneficios de esta bebida.

¿El alcohol engorda? - Descubre cómo no engordar con alcohol - Vigila los alimentos que comes mientras bebes alcohol

El vino resulta mejor durante y después de la comida que solo

Sí, a excepción de otras bebidas alcohólicas que engordan el vino tinto resulta mejor durante o después de la comida, así contribuye a la pérdida de peso, ya que si lo ingieres solo lo asimilas más. Además, esta bebida durante las comidas eleva los niveles de ácidos grasos omega 3 en el organismo, favorables para la pérdida de peso. Algunos datos, aún no confirmados, también sugieren que quizá el horario ayude a potenciar los beneficios del vino, siendo así la cena el mejor momento para una copa.

Ante todo, consume alcohol con moderación

Al igual que con todos los alimentos y bebidas, lo importante es la moderación. El exceso de alcohol siempre es perjudicial, puesto que puede engordarte, desnutrirte o enfermarte. Recuerda que la mayoría de las bebidas alcohólicas no aportan nutrientes, aunque sí calorías (calorías vacías), solo un grupo muy reducido te provee de algunos nutrientes. ¿A qué se debe esto? A que tanto en el proceso de fermentación como el de destilación (según sea la bebida), se pierden nutrientes, parcial o totalmente.

Si te ha gustado el artículo ¿El alcohol engorda? - Descubre cómo no engordar con alcohol, te sugerimos que entres en nuestra categoría de Nutrición y salud.

Referencias
  1. Edwards, T. The Good News About Booze. 2013.
  2. Taubes, G. Cómo engordamos y qué hacer al respecto. 2013.

Escribir comentario sobre ¿El alcohol engorda? - Descubre cómo no engordar con alcohol

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
Lenin!
Excelente ARTICULO!!!!!!

¿El alcohol engorda? - Descubre cómo no engordar con alcohol
1 de 4
¿El alcohol engorda? - Descubre cómo no engordar con alcohol

Volver arriba