Compartir

¿Se puede congelar la levadura fresca?

 
Por Eleonor Fischer, Fotógrafa gastronómica. 29 junio 2020
¿Se puede congelar la levadura fresca?

La levadura fresca es la preferida de muchos profesionales de la panadería, ya que al fermentar, produce más gas que la levadura seca, por lo cual los panes y productos de bollería esponjan más. Sin embargo, la levadura fresca dura mucho menos que su versión deshidratada, por ello, mucha gente se lo piensa bien antes de adquirirla.

Pensando en esto, quizás te preguntes: "¿se puede congelar la levadura fresca de panadero?". La respuesta es sí, pero como todo en la cocina, tiene su técnica. Por esta razón, en RecetaGratis, te contamos todo sobre cómo conservar la levadura, sea fresca o congelada, así como muchos otros tips acerca de este importante ingrediente. ¡No puedes perdértelo!

También te puede interesar: ¿Se puede congelar el queso?

Cómo conservar la levadura fresca

La levadura fresca sin estrenar se conserva bien refrigerada durante un mes o un poco menos. Sabrás la fecha exacta verificando en el empaque la fecha de uso preferente. Una vez abierta, dura dos semanas y, a partir de este momento, se acelera la pérdida de su poder leudante. Si ya la has desempaquetado y utilizado en una receta, debes seguir los siguientes pasos para conservarla adecuadamente:

  1. Distribuye la levadura en porciones (bloques).
  2. Deposita las piezas de levadura en un recipiente o bolsa especial para congelar alimentos (aunque no las vas a congelar). El recipiente debe poseer tapa y la bolsa un cierre.
  3. Cierra herméticamente el envase o empaque elegido.
  4. Etiquétalo. Coloca la fecha de caducidad que te indica el empaque original de la levadura, así como la fecha en que tú la envasaste y el nombre del producto.
  5. Ubícalo bien en el refrigerador. No amontones el recipiente o bolsa con otros productos, deja que circule el aire a su alrededor.
  6. La temperatura ideal para conservar la levadura fresca en el refrigerador oscila entre 4 y 8°C.
  7. Úsala lo antes posible, ya que a medida que pasa el tiempo, la levadura fresca pierde rápidamente eficacia.
  8. Evita que la levadura sufra cambios de temperatura muy bruscos.

Cómo congelar levadura fresca

Si tienes reservada la levadura para una receta especial o compraste mucha, lo mejor es congelarla. Así pues, como hemos indicado anteriormente, sí se puede congelar la levadura fresca. La levadura congelada puede conservarse bien alrededor de 1-2 meses, ya que más tiempo puede provocar la pérdida total o parcial de su propiedad leudante. Incluso aún antes de la fecha de caducidad, puede que el producto pierda parte de su efecto debido al proceso de congelación, por lo cual, al preparar una receta necesitarás agregar más levadura que la indicada.

Congelar levadura fresca es muy sencillo y rápido, siempre que sigas los siguientes pasos fáciles:

  1. Verifica la fecha de uso preferente. Si ya ha pasado esta fecha, no podrás congelar la levadura fresca.
  2. Divide la levadura en porciones (bloques). Así, solo empleas lo que necesitas y evitas volverla a congelar. De otra manera, la levadura sufriría cambios bruscos de temperatura y perdería su efectividad.
  3. Envuélvelas en papel film. Hazlo muy bien para que no quede ninguna parte expuesta al frío ni a la humedad. Este paso garantiza que la levadura quede aislada.
  4. Deposita las porciones en un recipiente especial para congelación que tenga tapa. Esto permite que cierres el envase herméticamente. Si prefieres una bolsa, elígela con cierre y diseñada para altas temperaturas.
  5. Identifica el envase o empaque con una etiqueta. Anota fecha de envasado, nombre del producto y fecha de caducidad indicada en el paquete.
  6. Introduce el envase en el congelador. Hazlo de manera que le circule el aire alrededor del envase o bolsa.
¿Se puede congelar la levadura fresca? - Cómo congelar levadura fresca

Cómo descongelar levadura fresca

Aunque hay personas que la utilizan sin descongelar, es decir, añadiéndola directamente en la preparación, lo más recomendable es descongelarla lentamente siguiendo estas indicaciones:

  1. Saca la levadura del congelador y colócala en el refrigerador.
  2. Deja que se descongele poco a poco. El tiempo total de descongelación de la levadura fresca dependerá del tamaño de la pieza (bloque). De esta manera, la levadura no sufrirá un cambio drástico de temperatura y, por consiguiente, no perderá facultades.
  3. Una vez descongelada, retírala del refrigerador y seca muy bien su contenedor. Antes de sacar la levadura de su recipiente, seca el exterior de este muy bien. Después, seca el papel film que la envuelve.
  4. Usa la levadura inmediatamente.

Cómo saber si la levadura está buena

Ahora que sabes que se puede congelar la levadura fresca para hacer pan, cómo hacerlo y cómo descongelarla, es normal que te preguntes cómo saber si realmente está buena. Pues bien, si tienes dudas acerca del estado de tu levadura, sea congelada o refrigerada, lo mejor será someterla a una prueba. De hecho, este procedimiento es aconsejable siempre, pero especialmente si la congelaste. Esta prueba es muy sencilla y solo requiere que sigas los siguientes pasos:

  1. Calienta un poquito de agua y retírala cuando la sientas tibia-templada. Sabrás que es el punto exacto si puedes meter un dedo sin quemarte. La temperatura ideal se aproxima a los 40 °C. Jamás emplees agua caliente (es decir, 50 °C grados en adelante), ya que mata los microrganismos de la levadura, desactivándola y haciendo que pierda su poder leudante.
  2. Vierte dos dedos de agua en un vaso y agrega 1/2 cdta de azúcar.
  3. Añade un trozo de levadura y disuélvela bien. Debes desmenuzar la levadura previamente.
  4. Espera entre 5 y 10 minutos.
  5. Si la mezcla se ve espumosa, la levadura está activa y leudará la masa sin problema. Por el contrario, si esto no pasa, la levadura ya ha perdido sus propiedades, no está buena y debes desechar todo el lote.

Si finalmente tu levadura no está buena y no tienes más para elaborar tus recetas, no te pierdas este otro artículo donde te indicamos Sustitutos de la levadura.

¿Se puede congelar la levadura fresca? - Cómo saber si la levadura está buena

¿Se puede utilizar levadura fresca caducada?

Si quieres preparar una receta pero la única levadura que tienes está caducada, no te preocupes, puedes utilizarla siempre que verifiques si aún está buena. Eso sí, el producto no debe haber sobrepasado demasiado el tiempo de caducidad, máximo 1 o 3 días.

Una vez caducada, la levadura puede reaccionar de dos maneras: perder gran parte de su efecto leudante o estar totalmente inactiva. Si tienes suerte y sigue activa, todavía leudará pero lo hará muy lentamente. En tal caso, para contrarrestar este problema, puedes usar más cantidad de esta levadura.

Ahora que conoces todos los secretos para conservar levadura fresca durante más tiempo, no te pierdas nuestro artículo sobre Cómo hacer pan casero paso a paso.

Si te ha gustado el artículo ¿Se puede congelar la levadura fresca?, te sugerimos que entres en nuestra categoría de Trucos y técnicas.

Escribir comentario sobre ¿Se puede congelar la levadura fresca?

¿Qué te ha parecido el artículo?

¿Se puede congelar la levadura fresca?
1 de 3
¿Se puede congelar la levadura fresca?

Volver arriba