Compartir

Cómo saber si un huevo está malo

Cómo saber si un huevo está malo

Los huevos son una increíble fuente de proteína y grasa de alta calidad y pueden ayudar a prevenir enfermedades, incluyendo las cardíacas. Su preservación no es un tema menor a la hora de consumirlos, ya que comer un huevo malo puede producir graves problemas de salud.

¿Tienes huevos en la nevera que llevan muchos días y no sabes si están malos? Cuando un huevo se deja durante mucho tiempo a una temperatura que supera los 10º es muy probable que se ponga en mal estado. En RecetasGratis te damos unos trucos para detectar el estado de este alimento y te explicamos cómo saber si un huevo está malo para evitar posibles intoxicaciones.

También te puede interesar: 14 sustitutos del huevo

Huevos frescos: cómo identificarlos

Antes de explicar cómo saber si un huevo está malo, resulta imprescindible aprender a identificar huevos frescos al momento de comprarlos. En este sentido, es fundamental revisar la fecha de caducidad de los huevos que figura en el cartón de empaquetado y adquirir aquellos con una fecha más lejana.

Por otro lado, como no siempre aparece la fecha de caducidad, puedes revisar la fecha de puesta o de envasado, que es la que marcará la frescura de un huevo. En este caso, deberás optar por aquellos huevos con una fecha de puesta o envasado más cercana. Por último, revisa la cáscara para evitar aquellos huevos con mucha suciedad, rotos o dañados.

Cuánto dura un huevo fresco

Un huevo puede durar fuera del refrigerador de 7 a 10 días. En cambio, los huevos en el frigorífico pueden preservarse de 3 a 5 semanas aproximadamente. No obstante, los expertos no recomiendan mantener un huevo pasados los 28 días tras la puesta, ya que a partir de este momento ya habrá perdido muchas de sus propiedades y estará más cerca de ponerse malo.

Cómo conservar huevos

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU)[1] no recomienda dejar un huevo fuera de la nevera durante más de 2 horas, puesto que es en el frigorífico donde es posible conservar su frescura el máximo posible. De esta forma, vemos que el mejor método para conservar huevos frescos es dejándolos en el frigorífico pero, ¿cómo exactamente? Al comprar los huevos, probablemente habrás notado que siempre tienen la misma posición dentro de la huevera, ¿cierto? Pues bien, esta postura es la que permite que el huevo pueda expulsar correctamente el vapor de agua y absorber los gases que necesita a través de su cáscara porosa. Si la posición se invierte, la cámara de aire que se encuentra en la base, que es precisamente la que garantiza este intercambio de agua y gases, podría dañarse y con ella el contenido del huevo. Por este motivo, es importante conservar los huevos con la punta hacia abajo.

Por otro lado, dado que la cáscara es porosa, no es conveniente lavar el huevo con agua, ya que esta práctica le quita una cutícula protectora presente en la cáscara que ayuda a prevenir el crecimiento de bacterias causantes de la salmonella. En caso de necesitar limpiarlo, aconsejamos usar un paño limpio y seco.

Para conservar huevos duros o cocidos, recomendamos reservarlos en el refrigerador hasta 7 días, ya sea en sus cascarones o descascarados. Asegúrate de refrigerar los huevos dentro de las dos horas después de cocerlos y siempre evita dejar huevos cocidos refrigerados a temperatura ambiente por más de dos horas. Es decir, una vez sacados del refrigerador, consúmelos lo más pronto posible.

Si por accidente congelaras un huevo crudo con cáscara, úsalo inmediatamente después de descongelar.

Cómo saber si un huevo está malo - Cuánto dura un huevo fresco

Cómo saber si un huevo está podrido

Para saber si un huevo está malo, existen algunas señales que permiten adivinar el estado de su interior. A continuación, te explicamos los pasos que debes seguir y los trucos más efectivos para determinar si un huevo está malo sin abrirlo y al abrirlo:

Examina el huevo al trasluz

Si encuentras una cáscara de huevo rota es probable que su interior se haya contaminado, ya que por las aberturas se propicia el ingreso de ciertos microoganismos que aceleran el proceso de descomposición. Para asegurarte, puedes poner el huevo al trasluz y agitarlo de manera circular. Durante la rotación debes detectar que la yema, al trasluz, se mantiene en el centro.

Además, mediante este examen, cuando el huevo está bueno, es posible ver las distintas partes que lo componen bien definidas. Es decir, se observa la clara ocupando casi la totalidad del cascarón y la yema en el centro. Cuando un huevo está malo, el interior no se ve tan claro.

Verifica si un huevo está malo en un vaso de agua

Si no dispones de la luz adecuada o sigues teniendo dudas tras examinar el huevo al trasluz, otro truco muy efectivo que te ayudará a saber si el huevo está malo es introducirlo en un vaso de agua. Si flota significará que el huevo está en mal estado y con total probabilidad habrá pasado más de un mes de su puesta. Por el contrario, si se hunde rápidamente querrá decir que es un huevo fresco. En caso de que se hunda pero se quede vertical, el huevo no está fresco y comienza a ponerse malo. Se puede consumir porque es posible que ronde los 15 días tras la puesta, aunque no es lo más aconsejable.

Sin duda, este truco del vaso de agua es altamente eficaz para determinar si un huevo está caducado.

Agita el huevo

Otra forma de estar segura/o de que vas a preparar un plato sano y libre de impurezas es agitar el huevo que vayas a usar y comprobar si se escucha el sonido de líquido en su interior. Si es así, significará que ese huevo está en mal estado. Recuerda que los huevos frescos presentan una clara que ocupa la totalidad del cascarón, por lo que no debería escucharse nada al agitarlos.

Casca el huevo y obsérvalo

Otra forma de saber si un huevo está bueno es que, al abrirlo, el aspecto de la clara debe ser gelatinoso y no debe presentar ningún tipo de impurezas o manchas. Por este motivo, si los trucos anteriores no funcionan o siguen generándote dudas, la prueba definitiva es cascarlo y examinar directamente el interior.

También debes tener en cuenta que la yema de un huevo en buen estado debe quedar centrada y compacta al ser cocido o frito. Si al cascarlo para cocinarlo ves que la clara se expande, la yema no está en el centro o se aplana, el huevo no está bueno.

Por último, para acabar de determinar cómo saber si un huevo está malo al abrirlo es fundamental olerlo. Si detectas mal olor, sin duda el huevo está podrido y no se aconseja su consumo.

Cómo saber si un huevo está malo - Cómo saber si un huevo está podrido

Clara de huevo amarilla, ¿qué significa?

En función del color de la yema, también se puede saber si el huevo está malo o menos fresco. Aunque aclaramos que el color no es determinante para ello, ya que siempre dependerá del tipo de gallina que lo haya puesto. Lo que sí puede decirnos si un huevo está malo o no es el color de la clara.

Si la clara del huevo cuenta con ciertas manchas verdosas o más oscuras, entonces debes desechar el huevo porque indica que está infectado por bacterias u hongos. En ocasiones, tras haber cocido huevos y abrirlos, nos podemos encontrar con una fina línea en tonos verdosos pero no hay de qué preocuparse, ya que el huevo sigue estando en buen estado.

Por otro lado, una clara demasiado líquida o amarilla son indicativos de un huevo caducado o podrido, por lo que no es recomendable comerlo.

Qué pasa si te comes un huevo malo

Ingerir un huevo en mal estado puede ser muy perjudicial para la salud. En épocas de calor, sobre todo, cuando generalmente se preparan recetas saludables por el verano, se corre el riesgo de contraer Salmonella si se ingiere un huevo en mal estado, aunque esta bacteria puede estar presente en el alimento en mal estado en cualquier época del año si se han dado las condiciones de humedad favorables para ello. Si, en el peor de los casos, te contagias de Salmonella, a las pocas horas empezarán los dolores de estómago y la infección estomacal.

Por otro lado, si no contraes esta enfermedad, igualmente puedes presentar infecciones en el estómago, que provocan vómitos y dolores pero que no duran más de 24 horas.

Ten en cuenta que los ancianos, los niños y los bebés son los que se encuentran más expuestos a contraer una salmonellosis grave, ya que poseen un sistema inmunológico que o bien se encuentra a la deriva o aún no se ha desarrollado completamente.

En cualquier caso, ante la sospecha de haber comido un huevo malo es recomendable visitar al médico lo antes posible.

Recetas con huevo

Si has comprobado que el huevo está bueno y te dispones a cocinarlo, aquí tienes algunas ideas para preparar platos variados y deliciosos:

Si te ha gustado el artículo Cómo saber si un huevo está malo, te sugerimos que entres en nuestra categoría de Nutrición y salud.

Referencias
  1. Organización de Consumidores y Usuarios. Los huevos. En La seguridad de los alimentos en 30 fichas (18-21). Disponible en: https://www.ocu.org/site_images/30_fichas_alimentacion/PDF/18huevos.pdf
Bibliografía
  • Instituto de Estudios del Huevo. (2003). El libro del huevo.

Escribir comentario sobre Cómo saber si un huevo está malo

¿Qué te ha parecido el artículo?
1 comentario
Su valoración:
mariterevalencia
Muy buena y necesaria información.

Cómo saber si un huevo está malo
1 de 3
Cómo saber si un huevo está malo

Volver arriba