Compartir

Receta de Sopa de tomate fría

Por Eva López, Editora de RecetasGratis. 22 marzo 2019
Receta de Sopa de tomate fría

La sopa de tomate fría es un plato muy similar al gazpacho y al salmorejo, aunque presenta algunas modificaciones en su lista de ingredientes y textura. Por ejemplo, el gazapacho original suele incluir vinagre de vino, el salmorejo huevo, jamón y pan, y esta sopa requiere otros ingredientes entre los que no se incluyen estos. Por supuesto, siempre podemos hacer modificaciones y adaptar la receta a nuestro gusto, ya que la cocina es un arte que se presta a experimentar, probar y variar.

Esta sopa fría está llena de beneficios y contiene un valor nutricional muy elevado, puesto que al hacerse con las verduras crudas, estas no pierden ninguna de sus propiedades que acostumbran a reducirse con el calor. El pimiento posee grandes cantidades de vitamina C, que se desvanecen en su totalidad al ser cocinado, por lo que mediante esta sopa de tomate podemos ingerirlas al completo. Así mismo, la cebolla mantiene sus antioxidantes, el tomate mantiene también su aporte de vitamina C (si no lo escaldamos para pelarlo) y el ajo no pierde la alicina, que es una enzima que favorece el sistema inmune. Por todo ello, sigue leyendo y descubre en RecetasGratis cómo hacer sopa fría de tomate, ¡te encantará!

3 comensales 15m Entrante Dificultad baja
Ingredientes:
También te puede interesar: Receta de Sopa de tomate y sandía
Pasos a seguir para hacer esta receta:
1

Pelamos los tomates, los troceamos y los trituramos. Un truco muy bueno para pelar los tomates fácilmente es escaldarlos, es decir, introducirlos en agua muy caliente durante unos minutos, habiendo realizado antes unos cortes verticales. Eso sí, recuerda que al aplicarles calor, la vitamina C se pierde, aunque sigue teniendo el resto de nutrientes, como potasio y vitamina A. Así mismo, con el calor el tomate libera licopeno, que es uno de sus mayores antioxidantes.

Receta de Sopa de tomate fría - Paso 1
2

Pelamos los pepinos, los troceamos y los añadimos al vaso de la batidora. Hacemos lo mismo con la cebolla, el pimiento verde y el diente de ajo para seguir con la receta de la sopa fría de tomate. Cabe destacar que los ingredientes se pueden modificar, de manera que podemos agregar pimiento rojo, por ejemplo, o retirar el pepino si no nos gusta el sabor tan intenso que deja.

Receta de Sopa de tomate fría - Paso 2
3

Añadimos el vinagre de manzana, el vinagre de módena, el aceite, la sal y la pimienta al gusto. Como decíamos en el paso anterior, los condimentos de la sopa de tomate fría también son al gusto, por lo que podemos retirar los vinagres, agregar orégano, albahaca, etc.

Receta de Sopa de tomate fría - Paso 3
4

Trituramos todo bien hasta que nos quede una mezcla homogénea y sin grumos. Para ello, podemos pasar la sopa fría por el colador. Y si queremos que nos quede una sopa más líquida, siempre podemos añadir un poco de agua. Así mismo, en este punto es importante probar el resultado para valorar si es necesario añadir sal o alguna especia.

Receta de Sopa de tomate fría - Paso 4
5

¡Y listo! Solo nos falta decidir cómo complementar el plato, ya que podemos servirlo con huevo cocido picado, con picatostes de pan, cebollino picado o cilantro... Esta receta de sopa de tomate fría es toda una delicia, además de resultar ideal para refrescarnos durante los meses de calor, nutritiva por todos los alimentos que incluye y rapidísima de hacer. En definitiva, un plato perfecto.

Receta de Sopa de tomate fría - Paso 5

Si te ha gustado la receta de Sopa de tomate fría, te sugerimos que entres en nuestra categoría de Recetas de Sopas.

Cómo hacer sopa de tomate fría - TRUCOS

Uno de los trucos más importantes y efectivos a la hora de preparar esta sopa fría es el de escaldar los tomates, ya indicado en el primer paso, para pelarlos mucho mejor. Aunque este proceso implica que el alimento pierda la vitamina C, gana en antioxidantes, de manera que es igualmente beneficioso.

Otro truco para hacer la sopa de tomate fría mucho más rápido es el de utilizar una licuadora o procesador de alimentos. Si no tenemos, podemos usar una batidora eléctrica de mano pero teniendo en cuenta estos consejos:

  • Es mejor añadir los ingredientes poco a poco y triturar, puesto que los agregamos todos de golpe no se triturarán bien y costará más hacer la sopa.
  • Si vemos que nos cuesta mucho, siempre podemos añadir un poco de agua para facilitar el proceso de triturar.

Si no queremos hacer la sopa de tomate y pepino, podemos sustituir este ingrediente por cualquiera de los siguientes:

  • Zanahoria
  • Pimiento rojo
  • Remolacha
  • Puerro
  • Calabacín

Por último, un truco para potenciar el sabor de la sopa de tomate fría es el de añadir especias aromáticas como albahaca, hierbabuena, orégano, perejil, cilantro o pimienta negra.

Sube la foto de tu Receta de Sopa de tomate fría

Sube la foto de tu plato

Escribir comentario sobre Sopa de tomate fría

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido la receta?
3 comentarios
Su valoración:
maryanapolonia
DELICIOSA 😋😋😋👌👌👌👌😒
Su valoración:
mariterevalencia
!Excelente!,la probaré.
Su valoración:
ridaura
muy buena

Receta de Sopa de tomate fría
1 de 6
Receta de Sopa de tomate fría

Volver arriba