Compartir

Cómo ablandar pan duro

 
Por Eleonor Fischer, Fotógrafa gastronómica. 26 marzo 2020
Cómo ablandar pan duro

Si quieres recuperar la textura original del pan existen muchos trucos, sin embargo, todo se resume en: calor y humedad. Sí, la acción de ambas cosas recupera las características originales del pan, como verás a continuación.

Pero, ¿por qué se pone el pan duro? Porque este alimento contiene mucha humedad, que se pierde al entrar en contacto directo con el aire durante una exposición prolongada. Por lo tanto, su textura cambia, se endurece y reseca. Revisa tres alternativas más comunes y eficaces que compartimos en RecetasGratis para saber cómo ablandar pan duro, ¿cuál elegirás tú?

También te puede interesar: Cómo ablandar la carne

Cómo ablandar pan duro en el horno

Si quieres recuperar las características originales del pan, esta opción clásica te va encantar, ya que resulta facilísima y además su resultado está comprobado.

  1. Precalienta el horno. Coloca el horno a 230 °C y espera 5 minutos antes de introducir el pan.
  2. Humedece el pan si la corteza está dura. Si el pan está seco pero la corteza no se siente tan dura, puedes saltarte este paso porque esas piezas de pan aún conservan humedad, ya que las moléculas de almidón se unen y atrapan el agua, así que puedes pasar directamente al siguiente paso. Por lo contrario, si la corteza está muy dura, debes humedecer el pan sumergiéndolo e agua fría por completo durante 4 segundos o colocándolo debajo del agua fría del grifo.
  3. Envuelve el pan en papel de aluminio. Una vez humedecido el pan, cúbrelo por completo con papel de aluminio. Con esto evitas la pérdida de vapor durante el horneado, pues queda atrapada la humedad dentro del pan.
  4. Hornea el pan. Introduce el pan humedecido en el horno y, una vez dentro, baja la temperatura de 230 °C a 150 °C (300°F). Hornea el pan durante 5 minutos si se trata de una pieza pequeña (seca o poco húmeda). En cambio, si horneas una barra grande, y/o más húmeda, puedes dejarla desde 6 minutos hasta 15 minutos.
  5. Verifica la textura del pan antes de sacarlo del horno. Ya que el tiempo de horneado varía según el tamaño de la barra de pan, la cantidad de agua que absorbió y las particularidades de tu horno, revisa cada 5 minutos retirando parte del papel de aluminio y verificando su textura. Continúa así hasta lograr la textura deseada.
  6. Consume el pan pronto. Durante el horneado el calor deshace la estructura de moléculas de almidón a fin de liberar el agua que está atrapada. En consecuencia, el pan se suaviza pero por poco tiempo, ya que también se acelera su proceso de endurecimiento. Por esta razón, el efecto logrado con el pan solo dura unas pocas horas, así que preferiblemente debes ingerirlo apenas lo saques del horno.

De esta forma, te quedará el pan duro como recién hecho, ¡ya verás! Pero si quieres conocer las claves para obtener un pan esponjoso desde el principio, suponiendo que tu pan duro se deba a un error de horneado o amasado, no te pierdas nuestro artículo sobre Cómo hacer pan casero.

Cómo ablandar pan duro con vapor

Si no tienes horno, ¡no te preocupes!, puedes ablandar el pan duro con vapor. Este método también es muy eficaz, ya que la humedad resulta muy beneficiosa para panes duros o resecos, así no necesitas remojarlos previamente. De hecho, en la gastronomía asiática algunos panes se cocinan al vapor.

  1. Hierve agua en una olla de vapor. Deposita agua dentro de una olla de vapor y espera hasta que llegue al punto de ebullición. En ese momento, retira la cazuela del fuego. Si no tienes una olla de vapor, realiza el mismo procedimiento empleando una cazuela común.
  2. Introduce el pan dentro de una canastilla o colador. Coloca dentro de la olla de vapor una canastilla con el pan y cúbrela con una tapa. Si empleas una cazuela común, improvisa con un colador y cúbrelo con una tapa. En este caso, coloca la tapa para que encaje con el colador y quede bien cerrada la cazuela, ya que no debe escaparse el vapor (también puedes cubrir la olla con un paño limpio).
  3. Espera hasta que el pan recupere su textura. Calcula 5-15 minutos antes de sacar el pan.

Cómo ablandar pan duro en el microondas

Si quieres un aperitivo rápido, te encantará este método, ya que en 10 segundos obtendrás los resultados deseados. ¿El inconveniente?, tienes que comer el pan en cuanto salga del microondas, de lo contrario, pasados algunos minutos adquiere una textura gomosa y dura (incluso mucho más dura que antes de aplicar este método). El procedimiento es muy simple, consiste en solo dos pasos, lo demás es degustar.

  1. Envuelve el pan en una toalla húmeda o coloca un vaso de agua. Cubre por completo la pieza de pan con una toalla de papel húmeda, un paño de cocina húmedo o introduce un vaso de agua al lado del pan. Quizá el método más efectivo sea el de la toalla (cualquiera de las dos), ya que atrapa el vapor del pan y así lo mantiene más suave durante el proceso.
  2. Calienta el pan entre 10-30 segundos. Pon el microondas a máxima potencia y calienta el pan en intervalos de 10 segundos, hasta obtener el resultado deseado. Recuerda que el tiempo empleado también depende de la potencia de tu microondas.
Cómo ablandar pan duro - Cómo ablandar pan duro en el microondas

Qué hacer con el pan duro

Si tras aplicar los métodos anteriores el resultado final no te acaba de convencer, siempre puedes aprovechar el pan duro rallándolo, tostándolo o cortándolo en cubos para freírlos y obtener unos picatostes caseros. Así mismo, las siguientes recetas seguro que te encantan:

Si te ha gustado el artículo Cómo ablandar pan duro, te sugerimos que entres en nuestra categoría de Trucos y técnicas.

Escribir comentario sobre Cómo ablandar pan duro

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo ablandar pan duro
1 de 2
Cómo ablandar pan duro

Volver arriba