menu
Compartir

Cómo arreglar una comida salada

 
Por Eleonor Fischer, Fotógrafa gastronómica. Actualizado: 11 agosto 2021
Cómo arreglar una comida salada

Tienes horas cocinando y, al probar la preparación, te percatas de que te pasaste un montón con la sal. Despreocúpate, eso nos pasa a todos alguna vez, y por eso en RecetasGratis te contamos cómo arreglar una comida salada, empleando trucos muy prácticos que te sacarán de ese apuro culinario.

Eso sí, ten en cuenta que ninguna de las técnicas que te proponemos eliminan el exceso de sodio, solo te ayudan a disimular su sabor. Por esta razón, te recomendamos de antemano que cada vez que cocines un platillo, corrijas el punto de sal o rectifiques la sal durante el proceso.

Asimismo, cuando corrijas un platillo muy salado, agrega el ingrediente corrector poco a poco, a medida que pruebas la preparación. También puedes sacar una porción pequeña de la misma y agregarle el corrector allí primero. Dicho esto, te invitamos a echarle un vistazo a nuestros trucos para desalar diferentes tipos de comidas: guisos, asados, salsas, cremas, y muchos más.

También te puede interesar: Cómo arreglar una mayonesa cortada

Cómo eliminar el exceso de sal en la sopa y los guisos

Cuando se nos pasa la sal en un guiso o sopa, contamos con la ventaja de que su contenido es mayormente líquido, y esto permite un abanico de posibilidades muy eficaces para solventar ese problema. Alguno de los trucos para arreglar una comida salada son:

Sumerge un pan duro viejo durante el proceso de ebullición

Ponlo en el centro de la cazuela y procura que el pan no se deshaga mucho, pues después necesitas retirarlo (déjalo allí 10-15 minutos). Este ingrediente absorberá una porción de la sal, aunque también parte del líquido, por lo cual deberás agregar en la preparación un poco más de agua o caldo.

Agrega una patata durante la cocción

Trocea una patata en rodajas gruesas y añade. Cocínala durante 10 minutos y retírala con una cuchara.

Incorpora más agua en la preparación

Antes, retírale esa misma cantidad de líquido para equilibrar las porciones. Una vez agregada el agua, cocina la preparación hasta que adquiera la textura deseada. Este truco está entre los mejores, pues evita alterar el sabor original de la comida, pero sino lo aplicas desde el principio, los alimentos se cocinarán en exceso.

Aumenta la cantidad de ingredientes

Añade el doble de ingredientes sin agregar más sal. Este procedimiento te permite equilibrar el sabor.

Agrega un ingrediente dulce

Prueba con ½ cdta de azúcar refinada o morena y, si aún continúa muy salada la comida, ponle una pizca adicional hasta alcanzar el punto deseado.

También funciona añadir algún endulzante natural, sea entero o triturado. Puedes usar una pizca de papelón, una ciruela pasa, un higo natural, una batata, media manzana, u otros. Si agregas algunos de estos ingredientes enteros, una vez finalizada la cocción, retíralos de la preparación (excepto el papelón pues el mismo se diluye).

Vierte un producto ácido

Puede servirte el zumo de ½ limón, un chorrito de vinagre (tinto, blanco, de arroz o de especias), jugo de tomate o vino. Remueve el ingrediente elegido, hasta que se integre en la preparación.

Disuelve 1 cucharadita de maicena en 1/4 vaso de agua natural

Este truco funciona muy bien, pero no excedas la dosis, pues la preparación te quedará demasiado espesa. Recuerda, el almidón es un aliado para reducir el sabor salado en las preparaciones, y no solo se encuentra en la fécula de maíz, sino en las patatas, boniato, arroz, pasta, etc.

Añade leche, media crema o crema de leche

Este truco funciona bien en guisados cremosos. Solo debes añadir un par de cucharadas y remover muy bien.

Vierte gaseosa y leche

Agrégalas en partes iguales y mézclalas muy bien. Si el guiso no acepta leche en su preparación, usa solo gaseosa.

Consejo: nunca te excedas con los ingredientes correctores, pues perjudicarás el sabor de la comida.

Cómo arreglar una comida salada - Cómo eliminar el exceso de sal en la sopa y los guisos

Cómo arreglar una salsa salada

Si estás preparando una salsa y te queda muy salada, puedes utilizar cualquiera de los trucos que te mencionamos en el primer apartado, aunque el más adecuado para ti dependerá del tipo de receta que estés preparando.

Por ejemplo, si elaboras una salsa cocida y esta contiene mantequilla o crema, puedes incrementar solo ese ingrediente (si se trata de mantequilla, úsala sin sal).

Cuando se trata de vinagretas y aderezos, una buena forma de reducir la sal es añadir orégano o duplicar los ingredientes de la receta.

Cómo arreglar una carne muy salada

Si te preguntas cómo recuperar un asado que te ha quedado muy salado, seguro te servirá alguno de los siguientes trucos fáciles:

  • Corta la parte externa de la carne. Si comprobaste que el interior no está tan salado, aplica este truco. Luego, sirve la carne con su salsa y acompañamiento, procurando que estos contengan poca sal, para así equilibrar los sabores.
  • Agrégale un poquito de algún sabor acido o dulce. Pueden servirte cualquiera de los siguientes ingredientes: zumo de limón, vinagre de manzana (sirven también de vino tinto, blanco, de arroz o especiado), una pizca de miel o un poquito de papelón.
  • Añádele verduras mientras se cocina. Durante la cocción, ponle varias patatas, zanahorias y/o boniatos crudos alrededor, sean enteros o cortados en rodajas gruesas (previamente peladas). En caso que se trate de un ave, también puedes colocar el vegetal por dentro. Este técnica no solo ayuda a contrarrestar el sabor muy salado, sino que también mantiene la jugosidad en la carne.
Cómo arreglar una comida salada - Cómo arreglar una carne muy salada

Reducir la sal en cremas

¿Necesitas desalar una crema?, pues sigue las siguientes recomendaciones para saber cómo recuperar una comida salada. Recuerda verificar varias veces el sabor de la preparación mientras aplicas cualquiera de estas técnicas:

  • Añade ½ manzana sin semillas. Cocina la crema entre 10-20 minutos, y antes de que se cumpla el tiempo de cocción, retira los restos de la fruta.
  • Aumenta la cantidad de alimentos al doble. Si pones más verdura sin sal, el sabor quedará balanceado.
  • Diluye 1 cucharadita de maicena en 1/4 vaso de agua natural. El almidón absorbe el sabor salado de la crema y le proporciona más textura.
  • Añade leche, crema o media crema. Un par de cucharadas bastarán, después remueve bien.

Cómo arreglar verduras saladas

¿Cocinaste verduras hervidas y te pasaste con la sal? Enjuágalas con agua siempre y cuando no estén demasiado blandas. Este mismo procedimiento sirve para verduras asadas o preparadas al vapor. En el caso de verduras ya aderezadas, puedes aliñarlas de nuevo si perdieron mucho gusto durante el proceso.

Cómo arreglar una comida salada - Cómo arreglar verduras saladas

Cómo reducir el exceso de sal en masas de panadería

El exceso de sal en la masa para pan o bollerías retrasa el proceso de fermentación y hasta puede detenerlo. No olvides que la levadura de panadería se basa en microorganismos, los cuales al tener contacto directo con la sal se inactivan.

En consecuencia, el pan o cualquier otro producto semejante, pierde volumen, se oscurece en exceso y queda poco gustoso. Si por accidente te sucede, no deseches la masa de inmediato, primero verifica el sabor de la misma. Dependiendo de qué tan salada esté, aplica alguna de las siguientes soluciones:

  • Agrégale un poquito más de azúcar. Los sabores dulces y ácidos sirven para opacar la presencia de la sal. Este truco funciona en masas cuyo exceso de sal no resulta tan notorio.
  • Dobla la proporción de ingredientes. De esta manera, contrarrestas el sabor de la sal, pues la misma, se distribuirá equitativamente en el resto de la masa. Además, obtendrás más cantidad de panes o bollerías. Adicionalmente, quizás sea buena idea, agregar un poco más de levadura en la preparación, pues la proporción de masa es mayor, y quizás la levadura agregada al principio ya esté inactiva por culpa de la sal.
  • Agrégale especies o queso. Si la masa no está tan salada, ponle orégano o albahaca. En cambio, si se trata de una masa muy salada, ponle queso sin sal y un poquito más de levadura. ¡La receta quedará exquisita!

Cómo recuperar una pasta muy salada

¿Preparaste una salsa deliciosa pero los espaguetis te quedaron saladísimos? Despreocúpate, ahora mismo te enseñamos cómo recuperar una pasta salada sin mucha complicación, aplicando alguna de las siguientes alternativas:

  • Agua fría. Pon la pasta cocida en un colador inmediatamente después de retirarla del fuego. Enjuágala con agua fría directa del grifo. Una vez enjuagada, prueba un par de tiras. Si te gusta el sabor, escurre la pasta y sírvela, si no, repite la operación. Recuerda que el agua fría también frena la cocción de la pasta.
  • Sirve la pasta con queso sin sal. Esta opción equilibra los sabores, y puedes complementarla con la técnica anterior.
  • Agrega leche en la pasta. Dependiendo de la salsa que le pongas, puedes reposar la pasta en el líquido durante un rato y luego desecharlo o mezclarlo todo y calentarlo un poco hasta que se evapore.

Consejo: la pasta debe estar al dente para aplicar estas técnicas, de lo contrario perderá textura.

Cómo arreglar un arroz salado

Quizás el arroz sea la comida más difícil de reparar cuando nos hemos pasado con la sal, debido a su textura. Pero no te desanimes, en la cocina casi todo tiene solución, por eso aquí tienes algunos buenos trucos para arreglar un arroz salado ya cocinado:

Enjuaga el arroz

Si se trata de arroz blanco al dente, sin nada más, entonces puede servirte este truco. Justo en el momento que verifiques que el grano está en su punto, comprueba si está muy salado o no. Si está demasiado salado, inmediatamente pásalo por un colador, y enjuágalo rápidamente con agua del grifo.

Una vez escurrido, verifica el sabor y repite si es necesario, pero sin excederte, porque este procedimiento puede afectar la textura del grano. Empleando este técnica, no solo eliminas el sabor salado, sino también cortas la cocción.

Agrégale limón u otro producto ácido

Si se te pasó la sal en una paella, el arroz a la jardinera, arroz con especias o en un simple arroz blanco, te vendrá muy bien este truco. En esto casos, agrega el zumo de ½ limón o un chorrito se vinagre de manzana, y mezcla con cuidado. Evita excederte con la dosis, pues puedes alterar el sabor original de la receta.

Vierte leche si el arroz es cremoso

Preparaste un arroz cremoso y te quedó salado. En este caso, como es un arroz que no es seco, puedes agregarle 1-2 cucharadas de leche.

Incorpora una patata

Agrégala bien lavada, cruda y sin pelar, durante la cocción. Una vez cocido el arroz, retírala. Este truco solo funciona si te das cuenta a tiempo de que el arroz está quedando demasiado salado.

Cómo arreglar una comida salada - Cómo arreglar un arroz salado

Cómo arreglar un puré salado

No deseches el puré porque no sabes cómo bajar la comida salada, solo hierve y tritura la misma cantidad de verdura, pero sin sal, y júntala con la parte salada. Adicionalmente, puedes agregarle un poquito de leche. ¡Quedará delicioso!

Frijoles

Los frijoles tienen mucho trabajo, consumen tiempo y, dependiendo de la receta, pueden contener muchos ingredientes. ¿Te imaginas desecharlos solo porque están muy salados? Pues no tendrás que hacerlo con los trucos para arreglar la comida salada que te damos a continuación:

  • Enjuaga los frijoles con agua. Deposita los frijoles en un colador, escúrreles el líquido, y enjuágalos con agua fría del grifo. Si ya tenían guiso, este se perderá, pero conservarán parte de su sabor. Prueba unos granos y, si se requiere, repite el proceso. Por último, coloca de nuevo los frijoles en la cacerola, agrega agua, y cocínalos de nuevo con aliños, ya sofritos. Si cocinas frijoles que tenían guiso, hazlo durante 10-15 minutos. En cambio, si cocinas los frijoles sin guiso, hazlo durante 15-20 minutos o hasta que alcancen el punto deseado.
  • Añádeles bicarbonato. Por cada 4 tazas de frijoles, agrega 1 cucharadita d bicarbonato. Después, ponlos a hervir durante 5 minutos.
  • Incorpora una patata en los frijoles. Pélala y ponla entera o troceada justo en el centro de la olla. Si los frijoles están demasiados salados, agrega tres patatas. Al finalizar la cocción, tienes dos opciones: retirar los trozos o dejarlos. Este truco también funciona empleando 1 manzana entera sin cáscara.
  • Añade algún producto ácido. Prueba con un chorrito de vinagre o el zumo de 1/2 limón, y remueve muy bien. Una vez agregado, rectifica el sabor de los frijoles. Si requiere un poco más, puedes agregárselo, siempre y cuando no cambie el sabor original de la comida.
  • Prepara la misma cantidad de frijoles, pero sin sal. Una vez listos, júntalos con los frijoles salados y, así, quedará equilibrado el nivel de sal.
  • Ponles azúcar o papelón. Este truco solo quedará bien con frijoles negros (caraotas o porotos).

 

Jamón, anchoas o chorizo

Hay productos alimenticios como el jamón, las anchoas y el chorizo que, a veces, tienen un sabor muy intenso a sal, y no nos apetece degustarlos así. En esos casos, solo basta con lavarlos un poco debajo del grifo antes de prepararlos.

¿Quieres conocer más trucos de cocina que te harán la vida más fácil? Te sugerimos echarle un vistazo a estos artículos:

Si te ha gustado el artículo Cómo arreglar una comida salada, te sugerimos que entres en nuestra categoría de Trucos y técnicas.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo arreglar una comida salada
1 de 5
Cómo arreglar una comida salada

Volver arriba