Compartir

Cómo se come la papaya

 
Por Eleonor Fischer, Fotógrafa gastronómica. 30 noviembre 2020
Cómo se come la papaya

La papaya es una fruta tropical dulce y muy sabrosa, famosa tanto por sus usos culinarios como por sus cualidades medicinales. En la cocina resulta muy útil, ya que sirve para preparar platos muy diversos e incluso para ablandar la carne. Por otra parte, en su papel como aliada de la salud, destaca por una larga lista de propiedades, que incluye: reducción de gases, desinflamación estomacal, aceleración del metabolismo, reducción de la acidez y fortalecimiento del sistema inmunológico, entre muchas otras. Si hablamos de sus nutrientes, esta fruta destaca por su gran contenido en antioxidantes (carotenos, vitamina C y flavonoides), vitaminas del complejo B, vitamina A, minerales (potasio, magnesio, ácido fólico y fósforo) y abundante fibra dietética. Además, contiene carpaína (alcaloide) y papaína (enzima), ambos compuestos encargados de actuar en el líquido biliar para facilitar la digestión de carnes y comidas pesadas.

Pensando en todas sus cualidades, quizás te preguntes cómo se come la papaya para aprovechar todos sus beneficios: ¿se puede comer la piel y las semillas?, ¿cómo se come para adelgazar? En RecetasGratis te las respondemos todas y te sugerimos unas cuantas recetas exquisitas y saludables para que disfrutes de esta fruta.

También te puede interesar: ¿Se puede comer espinaca cruda?

Cómo saber si la papaya está madura

Aunque la papaya verde sirve para preparar ensaladas y dulces, casi siempre utilizamos esta fruta madura. Por ello, si te preguntas cómo saber si la papaya está madura, guíate por los siguientes tips:

  • Su color está entre amarillo, rojizo y naranja. Incluso si la papaya tiene algunos puntos verdes, te servirá especialmente si necesitas que se conserve unos cuantos días en casa. Eso sí, evita aquellas papayas maduras que tienen manchas oscuras muy grandes porque esto indica que están excesivamente maduras o maltratadas.
  • Muestra una superficie lisa. La piel no está maltratada, arrugada ni con hundimientos.
  • Al tocarla se siente suave. Presiona la piel de la papaya con la yema de un dedo, si cede un poco casi seguro que está madura.
  • Huele dulce. Sí está en su punto ideal de madurez, su aroma será dulce pero no demasiado fuerte. Por el contrario, si percibes un olor fermentado o desagradable, déjala porque está pasada. En el caso de papayas verdes, no sentirás ningún olor.

Consejo: la papaya verde contiene una sustancia que puede causar contracciones, por lo que no se aconseja para mujeres embarazadas.

¿Se puede comer la piel de la papaya? ¿Y las semillas?

La papaya no tiene desperdicio, pues todo se puede aprovechar y consumir de diversas maneras: semillas, hojas, piel, raíz, etc. Si se trata de la piel, se puede ingerir en infusiones adelgazantes o infusiones para mantener el bronceado (en ambos casos, usa papaya madura o casi madura). Por otra parte, también se puede dejar la piel en la pulpa para consumirla en ensaladas. Es interesante mencionar que esta parte de la fruta tiene muchos otros usos no comestibles.

¿Se comen las semillas de la papaya?

Ya sabes que las semillas de la papaya sí se pueden consumir. Sin embargo, su uso debe ser moderado, pues aún se desconoce la totalidad de sus efectos. Sin embargo, hasta el momento, los estudios muestran propiedades antinflamatorias y antibacterianas gracias a sus compuestos: ácido oleico, flavonoides y polifenoles (ácido p-hidroxibenzoico y ácido vanílico). Además, contiene papaína, fibra dietética, vitaminas y minerales.

Pero, ¿cómo se comen las semillas de papaya?, ¿cómo combinarlas?, y ¿para qué sirven? Las semillas de papaya las puedes consumir crudas, secas o trituradas. Si piensas secarlas puedes exponerlas al sol, pasarlas por el horno o un deshidratador para así después consumirlas trituradas o masticadas. Si la dejas crudas, lávalas y guárdalas en la nevara para consumirlas a diario (se conservan durante 7 días).

En cuanto a los beneficios de las semillas de la papaya, hay una lista muy larga que te resumimos a continuación, junto con las indicaciones de cómo comer semillas de papaya:

  • Ayudan a eliminar parásitos si consumes 1 cda de semillas 2-3 veces al día media hora antes de comer durante un mes, combinadas con agua, jugo o miel (crudas o en polvo). También puedes comer 8-10 semillas en un batido, en ayunas, 30 minutos antes de desayunar. Eso sí, dependiendo del tipo de parásito será necesario un tratamiento médico, por lo que es importante resaltar que los remedios como comer papaya no sustituyen los fármacos.
  • Controlan la acidez estomacal. Para ello, ingiere 7 semillas 3 veces al día. Hay dos formas de tomarlas: trituradas y disueltas en agua o masticándolas crudas. Hazlo durante 7-15 días antes de comer.
  • Previenen y combaten enfermedades renales. Sirven como tratamiento preventivo o complementario (nunca como reemplazo del tratamiento médico). Mastica 7 semillas, 7 veces al día, durante 1 mes.
  • Mejoran el tránsito intestinal. Hierve 1 vaso de agua con 1 cdta de semillas secas trituradas. Una vez hervido, si quieres endulza con miel o algún edulcorante. Consume esta infusión 2-3 veces al día durante 1 mes. Reparte el tiempo así: 15 días de tratamiento, descansa 15 días y finalmente sigue el tratamiento 15 días más.
  • Ayudan a perder peso y a regular el azúcar. Consume 12 semillas en ayunas con jugo o té de toronja durante 30 días (15 días de tratamiento, 15 días de descanso y de nuevo 15 días de tratamiento).
  • Elimina toxinas y depura el hígado. Ingiere 5 semillas molidas y mezcladas con 1 cda de zumo de limón. Hazlo dos 2 veces al día durante 1 mes.

Insistimos en que todos estos remedios no sustituyen los tratamientos médicos, son complementos a los tratamientos estipulados por el profesional. Por supuesto, también aconsejamos que este mismo profesional apruebe el consumo de dichos remedios.

Contraindicaciones y efectos secundarios

Como sucede con la mayoría de alimentos, las semillas no están indicadas para todas las personas o pueden producir determinados efectos adversos:

  • Las semillas crudas son más amargas que las secas y pueden causar malestar estomacal. Por este motivo, come 1-2 semillas como prueba, así observarás cómo reacciona tu cuerpo antes de ingerir dosis más grandes.
  • No se recomienda en mujeres embarazadas.
  • Podría alterar el ritmo cardiaco y causar cálculos renales si se ingieren en grandes dosis.

Cómo pelar una papaya

Aunque no lo creas, pelar una papaya tiene su técnica. Sí, a pesar de parecer una fruta fácil de cortar debido a su textura, hacerlo bien tiene sus trucos. Por esta razón, a continuación, te mostraremos una técnica fácil, con la cual no se desperdicia pulpa y la presentación queda impecable:

  1. Lava y seca la papaya. Limpia la piel con una solución de bicarbonato y agua y aclárala bajo el grifo. Si piensas consumir la piel, mejor usa cloro especial para alimentos (no uses el común porque resulta toxico).
  2. Corta la papaya por la mitad haciendo un corte longitudinal.
  3. Guarda la mitad que no comerás en el refrigerador. Consérvala bien cubriéndola con papel film. Si comer la papaya entera de una vez, pasa con el siguiente paso.
  4. Coloca una de las mitades hacia abajo.
  5. Retírale la piel con un pelador de patatas o un cuchillo. La mejor opción es el pelador de patatas porque solo corta la piel y el corte es exacto. Si el extremo de la papaya está feo, córtalo.
  6. Córtala en gajos a lo largo para retirar mejor las semillas.
  7. Saca las pepitas y la membrana con una cuchara normal, una cuchara para helados o un cuchillo. Reserva las semillas si piensas consumirlas después.
  8. Corta la papaya como te apetezca.

¡Listo! Ya sabes cómo pelar la papaya para comerla cruda, veamos a continuación de qué otras formas puedes comer la papaya.

Cómo se come la papaya - Cómo pelar una papaya

Cómo comer papaya: recetas fáciles

La papaya posee un 90 % de agua, por lo cual favorece la hidratación del organismo y, por ello, se recomienda comerla cruda si queremos aprovechar todas sus propiedades. No obstante, la papaya es una fruta muy versátil, pues sirve para preparaciones tanto saladas como dulces, como por ejemplo: salsas para carnes, mariscos y pescados, ensaladas dulces y saladas, mermeladas, etc. Por eso, a continuación, te dejamos una pequeña recopilación de recetas con papaya fáciles, todas muy sabrosas:

  • Postre de papaya y yogur. Esta idea te va encantar porque consiste en una canoa de fruta construida con media papaya. Una receta creativa, simple, refrescante y nutritiva, ¡pensada para los peques! Solo necesitas media papaya, yogur, un par de frutas (puedes variarlas), una pizca de canela y seguir los siguientes pasos en la receta de postre de papaya y yogur.
  • Mermelada de papaya casera. Si quieres disfrutar de la papaya todo el año, prepárala en mermelada, ¡te encantará su sabor exquisito! Además, en esta presentación puedes degustarla en pastelitos de hojaldre, como relleno de tortas (especialmente de chocolate), relleno de bombones, cobertura de tartas como cheesecake, sándwich de queso, aperitivos con queso, croissant, etc. Para preparar esta receta, revisa nuestro paso a paso de mermelada de papaya casera.
  • Postre cremoso de papaya. Imagínate un dulce con la textura cremosa del helado de vainilla y la pulpa de la papaya en contraste con unas crujientes nueces..., ¡toda una delicia! ¿Lo mejor de todo?, se prepara en un dos por tres siguiendo el paso a paso que mostramos en la receta de postre cremoso de papaya.
  • Smoothie de coco y papaya. Esta bebida refrescante y altamente nutritiva destaca por su sabor exquisito, producto de la combinación de dos frutas exóticas y otras tres más: papaya, coco, plátano, zanahoria y lima. Si quieres preparar esta receta, consulta smothie de coco y papaya.
  • Dulce de lechosa venezolano. Este dulce tradicional de la gastronomía venezolana se prepara principalmente en diciembre. Su sabor se asemeja mucho a la mermelada, pero su presentación y textura son diferentes. Este magnífico postre suele acompañarse con la torta negra venezolana, pero también sabe exquisito con helado de vainilla o chocolate. Si quieres preparar este dulce, revisa esta receta de dulce de lechosa venezolano.
  • Chutney de plátano y papaya. Como decíamos, esta fruta no solo sirve para hacer recetas dulces, también es perfecta para elaborar salsas que acompañen a carnes, pescados o preparaciones vegetarianas. Este es el caso del chutney de plátano y papaya, que lleva cebollla, pimiento, cúrcuma, cilantro y otros ingredientes que hacen de esta salsa toda una experiencia gastronómica. Si te preguntas cómo se come la papaya fuera de las típicas recetas dulces, aquí tienes una excelente opción: receta de chutney de plátano y papaya.
  • Ensalada de papaya verde. Si te preguntas cómo se come la papaya verde, prueba esta increíble ensalada tailandesa. Descubre el paso a paso de la ensalada de papaya verde.
Cómo se come la papaya - Cómo comer papaya: recetas fáciles

Cómo comer papaya para adelgazar

Si se trata de adelgazar, los alimentos ideales son aquellos que estimulan el metabolismo acelerando su ritmo. En este sentido, la papaya se perfila como una excelente candidata, además desinflama y desintoxica. Por estas razones, la dieta de la papaya puede ayudarte a reducir algunos kilitos sobrantes de manera saludable. Eso sí, debes acompañarla con ejercicio, buenos hábitos de vida e ingiriendo suficiente agua. Además, adicionalmente puedes consumir las semillas y la piel de la papaya para complementarla.

La dieta de la papaya se realiza 2 días a la semana durante 2-3 meses. Te recomendamos que uses papayas a punto de madurar o recién maduras, pues contienen menos azúcares. A continuación, te dejamos el menú que te servirá para eliminar grasas y desintoxicar el organismo:

Desayuno:

  • 1 vaso de leche vegetal (de soja o avena), combinados con 2 cdas de semillas de linaza o germen de trigo.
  • 1 ensalada preparada con 1/2 papaya pequeña troceada.

Almuerzo:

  • Día 1: 1 ensalada de arroz integral cocida en caldo de verdura y acompañada con los siguientes ingredientes: 1 tomate troceado, 1 manojo de espinacas, aceitunas (moderando la cantidad para no añadir demasiadas calorías), 1 diente de ajo picado finamente y, como aderezo, limón. Bebida: 1 jugo de papaya. Otra opción todavía más saludable es agregar pedazos de papaya a la ensalada en lugar de consumir el jugo.
  • Día 2: Ensalada pequeña de espinacas aderezada con aceite de oliva y cubitos de remolacha y acompañada de 1 berenjena al horno. Bebida: 1 jugo de papaya. Otra opción es cocinar la papaya al horno con la berenjena en lugar de consumir el jugo.

Merienda:

  • El jugo de 1/2 papaya y 2 rebanadas de piña. En lugar del jugo, también puedes comer la fruta entera.

Cena:

  • Día 1: 1 taza de caldo casero con apio, cebolla y zumo de limón. Como complemento, 1 ensalada de papaya (preparada con 1/2 papaya pequeña troceada).
  • Día 2: un par de alcachofas aderezadas con vinagre y sal acompañadas de 1 rebanada de pan integral con un poco de aceite de oliva. Como complemento, 1 ensalada de papaya (preparada con 1/2 papaya pequeña troceada).

Aparte, puedes preparar un té de piel de papaya. Para eso, cocina en 1 litro de agua cáscara de piña, piel de papaya, medio limón en rodajas, un par de hojas de menta fresca y algún edulcorante o endulzante de tu preferencia. Cocina por 30 minutos a fuego lento. Una vez listo, cuela y envasa el líquido en una botella de vidrio limpia. Guarda el té en la nevera y tómalo por la mañana con el desayuno durante 1 mes.

Consejo: la papaya tiene más vitamina C que la naranja y la mejor forma de aprovecharla es comiendo la fruta cruda.

Si te ha gustado el artículo Cómo se come la papaya, te sugerimos que entres en nuestra categoría de Nutrición y salud.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo se come la papaya
1 de 3
Cómo se come la papaya

Volver arriba