Compartir

Cómo conservar fresas

 
Por Eleonor Fischer, Fotógrafa gastronómica. 17 marzo 2020
Cómo conservar fresas

La fresa es, por excelencia, la fruta icónica de los postres. ¿Quién no ha probado alguna vez algún dulce preparado con fresas? Pero aunque la fresa es muy apreciada en la repostería y en la gastronomía en general, resulta una fruta delicada de manipular y conservar, pues pierde se estropea con facilidad. Por esta razón, a veces lo pensamos dos veces antes de comprar muchas fresas.

Así que si las fresas son tus preferidas y quieres disfrutarlas en cualquier época del año, te encantará este artículo. En RecetaGratis te revelaremos los secretos artesanales para que sepas cómo conservar fresas y mantenerlas frescas por tanto tiempo como sea posible. ¡Un artículo imperdible!

También te puede interesar: Cómo conservar los ajos

Cómo conservar fresas frescas

Aunque los profesionales en gastronomía recomiendan, preferiblemente, utilizar las fresas frescas, no siempre podemos prepararlas o consumirlas el mismo día. Si queremos conservar fresas (sea por corto o largo tiempo), lo más importante es tener en cuenta los cuatro factores que aceleran el envejecimiento de este alimento: calor, manipulación, transporte y humedad. Si controlamos estos cuatro aspectos, podremos manipular la duración de las fresas.

Si quieres conservar las fresas frescas durante un período de 8 días o poco más, puedes aprender cómo refrigerar las fresas correctamente en los pasos que te detallamos a continuación:

  1. Cubre el interior de un envase amplio con papel absorbente. Asegúrate de que cubra todas las paredes del envase.
  2. Revisa y selecciona las mejores fresas. Separa las que estén en malas condiciones o muy maltratadas. Estas podrás dejarlas para usarlas ese mismo día en un batido o mermelada.
  3. No laves las fresas que vayas a reservar, tampoco les cortes el tallo, pues se conservan mejor enteras.
  4. Si presentan humedad, seca cada fresa con papel absorbente y con cuidado de no magullarla.
  5. Coloca las fresas dentro del envase. Deja que tengan espacio entre sí y no las amontones. Si hace falta, busca otro envase para guardar las que no quepan.
  6. Cúbrelas con dos hojas de papel absorbente o una toalla de papel.
  7. Coloca la tapa del envase sin cerrarlo por completo para que circule el aire. Mételo a la nevera.
  8. Cuando utilices cada fresa, lávala muy bien. Puedes hacerlo con una solución de agua y vinagre, pero no retires las hojas ni el tallo al limpiarlas.

Cómo congelar fresas

Para conservar las fresas por alrededor de 6 meses, lo ideal es congelarlas. Sin embargo, el resultado casero no es igual que el industrial, ya que el método industrial emplea un choque de frío térmico (congela la fruta de afuera hacia adentro, rápidamente), el cual conserva los nutrientes y las cualidades organolépticas de la fruta.

De cualquier manera, si necesitas congelar las fresas, lo puedes hacer artesanalmente. Aunque no óptimo, el resultado será aceptable. Puedes usar dos métodos distintos para lograrlo:

  1. Separa las fresas firmes de las maltratadas. Reserva ambas por separado y utiliza las maltratadas para ese mismo día. Manipula con cuidado las fresas y tócalas lo menos posible.
  2. No laves las fresas que congelarás, tampoco cortes el tallo. Sécalas para eliminar rastros de humedad.
  3. Cubre una bandeja con papel aluminio y coloca las fresas encima, bien separadas y sin amontonarlas.
  4. Tapa la bandeja con papel de aluminio para que quede bien cerrada. Métela en el congelador por 1 o 4 horas hasta que las fresas se congelen.
  5. Cuando estén congeladas, introduce las fresas en una bolsa especial para congelación y ciérrala.
  6. Etiqueta la bolsa con la fecha en la que las metiste en el congelador.
  7. Mete la bolsa en el congelador y podrás conservar las fresas por 6 meses.
  8. Cuando vayas a usarlas, lávalas con una solución de vinagre y sal o con lejía.

El segundo método solo consiste en echarle un chorrito de vinagre a cada fresa antes de meterlas a congelar para ayudar a mantener sus propiedades.

Si quieres conocer otras formas de conservar y congelar alimentos, no dejes de visitar nuestros artículos:

Consejo:

Cómo conservar fresas - Cómo congelar fresas

Cómo descongelar fresas

Así como es importante saber congelar las fresas correctamente, también lo es saber descongelarlas. Si lo haces incorrectamente habrás perdido todo el trabajo, ya que pueden perder sus propiedades organolépticas. No te preocupes, descongelar fresas es muy sencillo, simplemente sigue los siguientes pasos:

  1. Pasa las fresas del congelador al refrigerador. Espera hasta que se descongelen poco a poco (en una hora o más). Así, se reduce la pérdida de propiedades.
  2. Lava las fresas muy bien, aunque manipulándolas con delicadeza. Conserva el tallo mientras las limpias.
  3. Retira el tallo y las hojas de las fresas. Córtalas a tu gusto y empléalas en la receta elegida.
  4. Consume las fresas de inmediato o al rato. Después de descongelar una fruta, se acelera su proceso de envejecimiento, así que será mejor que la consumas lo más pronto posible.

Una vez tengas tus fresas descongeladas, aprovecha para preparar recetas como estos muffins de fresa, estas fresas con chocolate o este rico mousse de fresa.

Si te ha gustado el artículo Cómo conservar fresas, te sugerimos que entres en nuestra categoría de Trucos y técnicas.

Escribir comentario

¿Qué te ha parecido el artículo?

Cómo conservar fresas
1 de 2
Cómo conservar fresas

Volver arriba