Compartir

Cómo preparar carne para hamburguesas

Por Eleonor Fischer, Fotógrafa gastronómica. 4 junio 2019
Cómo preparar carne para hamburguesas

Damas y caballeros ante ustedes uno de los bocados internacionales, más famosos del mundo…, ¡la hamburguesa! Nadie puede resistirse a su carne jugosa, su pan suave y la gran variedad de rellenos alternativos que, hoy por hoy, te proponen los gastrónomos internacionales. Pero, ¿qué es lo más importante en una hamburguesa? ¿Cuál es el secreto de una hamburguesa perfecta? ¿Cómo se prepara la carne para hamburguesas? ¿Existen cortes de carne mejores que otros?

Sin duda alguna, el secreto de toda buena hamburguesa reside en la carne de su carne. Por este motivo, en RecetasGratis te enseñamos cómo hacer carne para hamburguesas y te mostrados todo lo que debes tener en cuenta a la hora de comprar la carne y condimentarla.

También te puede interesar: Cómo marinar la carne para asar

Historia de la hamburguesa

La maravillosa hamburguesa, icono de la comida rápida actual, debe parte de su origen a los inmigrantes alemanes que introdujeron en América el filete de carne picada, tal cual lo elaboraban en Hamburgo. Partiendo de esta receta original, se creó este magnífico bocado que evolucionó con el tiempo y en cada lugar, hasta convertirse en lo que conocemos hoy en día.

Muchos historiadores gastronómicos especulan, sin poder asegurarlo aún, que la hamburguesa actual nace oficialmente en los Estados Unidos durante el año 1921, en la primera cadena de comida rápida especializada en hamburguesas llamada White Castle en Wichita, Kansas. Se dice que en este local, el cocinero Walter A. Andersonle puso el pan de burguer por primera vez a la hamburguesa moderna, mérito que lo acreditaría como su inventor y padre.

Tipos de carne para hamburguesas

Ya sabes que la carne es el ingrediente estrella en la hamburguesa, por este motivo resulta muy importante conocer todos los detalles acerca de cómo conseguir un bocado jugoso, tierno y muy gustoso. Definitivamente, a todos nos gusta una hamburguesa Premium. Para esto, resulta muy importante considerar el tipo de carne para hamburguesas que utilizarás, pues de esto depende la textura, el sabor y la calidad final de la preparación. Así que, comencemos por conocer los diferentes tipos de carnes que existen, antes de ir de compras al supermercado.

1. Carne de vacuno (bovino)

El termino carne de vacuno o de res, engloba tanto a las hembras como machos de la especie, incluyendo también los nombres que se les asignan en función de su edad. Por ejemplo, se le llama ternera o ternero a la cría de la vaca; hasta el momento del destete se conoce como ternera lechal; al macho en edad de procrear se le dice toro, al macho castrado buey (ya que posee más de 48 meses de edad) y vaca a la hembra (también posee más de 48 meses de edad).

Entre las carnes de ganado vacuno más recomendadas para preparar recetas de hamburguesas gourmet están la ternera y el buey. Ambas carnes son consideradas gourmet por sus características. En este apartado, hablaremos específicamente del buey, por su exquisita textura que se derrite en la boca y su potente sabor, algo definitivamente incomparable. Pero…, ¿por qué el buey y no la vaca? Algunas personas pueden pensar que la carne de buey supera por mucho a la carne de vaca, quizás por su alto coste, pero no siempre es así, muchas veces resulta lo contrario. Lo que sí determina la calidad del producto es la forma de vida del animal (alimentación, productividad, estilo de vida y raza), esto pueden mejorar o desmejorar la calidad de su carne y su posterior valoración monetaria. En el caso del buey que vive una vida plácida después de la castración, el sabor de su carne se potencia, ya que aumenta su grasa intramuscular, obteniendo mayor jugosidad y una textura mucho más suave, convirtiéndose así en un bocado de gran calidad y también de un gran valor monetario.

Antes de finalizar, resulta importante mencionar a los bovinos salvajes (búfalos o bisontes), también considerados como una verdadera exquisitez gastronómica. Los cortes de búfalo presentan un color rojo sin vetas blancas (grasa entre los músculos), además de un sabor más dulce y sabroso que la de res. ¿Beneficios nutricionales? Esta carne posee menos calorías, contiene menos grasas y resulta más nutritiva. ¡Una hamburguesa de búfalo, por favor!

Cómo preparar carne para hamburguesas - 1. Carne de vacuno (bovino)

2. Carne de ternera (bovino)

En el apartado anterior hemos mencionado a este tipo como uno de los más recomendados para hacer carne para hamburguesa, y ahora vamos hablar más en profundidad. La carne de ternera es la carne de las vacas o bueyes criados durante menos de seis meses de edad hasta el momento del sacrificio. Este tipo de carne proporciona una hamburguesa Premium, por este motivo es un clásico dentro de estas preparaciones. Los rasgos más distintivos de este alimento son su ternura y jugosidad, sin duda características esenciales para todas las recetas de hamburguesas gourmet.

Pero si la carne de ternera resulta perfecta ya en sí misma, prueba las que entran dentro de la catalogación de “gourmet”, que provienen de ciertas razas “especiales”, algunas son:

  • Hamburguesa de Angus: este tipo de carne es muy apreciada por los expertos debido a sus características: sabor muy intenso, textura muy jugosa y un nivel de grasa perfecto. Esta raza de origen escocés (municipio de Angus), se extendió hasta Latinoamérica y Estados Unidos, donde se conoce como "Black Angus".
  • Hamburguesa de wagyu-Kobe: la carne preferida de ciertos chefs, tanto por su sabor dulce y único, como por su textura suave y refinada, perfectas características para la elaboración de hamburguesas delicatesen. El wagyu es una raza bovina que proviene de Japón, y más en concreto de la ciudad de Kobe. Es importante resaltar que "wagyu" define a todo el ganado que proviene de Japón, por este motivo no toda las hamburguesas wagyu son Kobe. Además, las wagyu-Kobe cumplen ciertos estándares de calidad muy estrictos (alimentación especial, un modo de vida plácido y otros detalles), por ejemplo las hembras deben ser vírgenes y los machos castrados. Estos animales son mimados exageramente, pues esto determinará la calidad de su carne y posterior cotización (generalmente puede alcanzar precios astronómicos).

3. Carne de cerdo (porcina)

La carne de cerdo como hamburguesa resulta muy suave y jugosa, según el corte que elijas. Su sabor es muy distintivo, por este motivo muchos cocineros también la utilizan para enriquecer incluso las hamburguesas de res (50 % vacuno y 50 % cerdo) o aprovechan la grasa del tocino para sofreír la carne allí, potenciando su sabor. ¡Perfecto para recetas de hamburguesas originales!

Si deseas una hamburguesa gourmet con carne de cerdo, recomendamos la presa ibérica, pieza de carne muy selecta extraída del cabecero del lomo de cerdo. También puedes optar por esta pieza en un cerdo estándar (resulta más económico). Otra alternativa exquisita es el jamón de Jabugo (cerdos ibéricos criados en Jabugo), para todo aquel que admira la calidad de la dieta mediterránea. ¡Hamburguesa mediterránea y Olé!

En cambio, si prefieres un corte más humilde, disfrutarás mucho preparando el figatell. Esta pequeña hamburguesa (considerada por algunos casi un embutido) originaria de Valencia y Mallorca, se realiza con el tocino magro y el hígado del puerco. El figatell se puede considerar el abuelo desconocido de la hamburguesa. Una verdadera delicatesen!

Finalmente, resulta interesante mencionar que el puerco puede ser considerado tanto carne roja como blanca, dadas sus cualidades nutritivas, por esta razón se considerar un alimento muy versátil, pues se adapta a diferentes dietas y gustos. Dependiendo de la parte del cuerpo de este animal, se puede distinguir si es carne blanca o roja. Por ejemplo, el solomillo es carne roja y el lomo es carne blanca. Además de estas distinciones, existen otras clasificaciones en función de la edad y alimentación del animal (como sucede con otros animales de granja) que influyen en la calidad de la carne, tanto en sabor como textura. De esta forma, a la hora de establecer cómo hacer carne para hamburguesas de cerdo, es importante seleccionar antes la pieza dependiendo de nuestras necesidades.

5. Carnes de cacería

La llamada carne de caza proviene generalmente de animales silvestres como venado, corso, alce, reno, ciervo, pato, conejo, jabalí, liebre, perdiz, codorniz, entre otros. ¿Los beneficios? Este tipo de carne posee menos grasa que otras y un elevado valor nutricional (contiene grandes cantidades de proteínas, vitaminas y hierro). Quizás, la principal diferencia entre la carne de caza con otras carnes sea sus características organolépticas: carne firme, color rojo más oscuro (intensificado por la edad), olor a caza (a campo) y sabor muy pronunciado.

Para una hamburguesa única y de máxima calidad, se recomienda la carne de ciervo (en este caso de criadero), cuya apariencia es roja, contiene poca grasa, su textura es increíblemente suave (incluso puedes preparar tartar o carpaccio con ella) y posee un sabor muy semejante al buey o la ternera. ¡Además es económica! ¿La mejor parte del venado para hamburguesa? Un trozo de ragú, de la parte de la pierna. Para adobar, evita usar ketchup o mostaza, que enmascaran su delicioso sabor. ¿Otras exquisitas alternativas? Hamburguesa de pato y ganso silvestre… ¡Al mejor estilo gourmet!

Recuerda: aunque la carne de cacería es saludable, no está exenta de riesgos alimentarios, tales como contaminantes biológicos, sustancias tóxicas o una manipulación inadecuada (incluyendo mala conservación). Además, el gusto puede cambiar dramáticamente si el animal se agotó demasiado (se estresó) durante la cacería o si estaba en celo. En ambos casos la carne adquirirá un sabor desagradable.

5. Carne de ave

¡Hamburguesas ligeras! Si te preguntas cómo preparar carne para hamburguesas más saludables, este es el apartado que te interesa. Las hamburguesas a base de carne de aves resultan muy versátiles, bajas en grasas (en especial pollo y pavo), muy nutritivas y…, ¡quedan sabrosísimas! Una excelente alternativa para las personas que se encuentran a dieta o prefieren el estilo de vida saludable…, ¡también para los peques!

La carne de pollo y otras aves (pollo, gallina, pavo, pato, ganso y otras) resulta muy saludable (más que la de vacuno y porcino) si eliges con atención. Lo más importante, en este caso, será seleccionar carne de muy buena calidad (mientras más magra mejor) pero con un mínimo de 30 % de grasa. Este detalle es muy importante porque, aunque deseamos una hamburguesa casera más sana, se debe conservar la jugosidad y el buen sabor. De otra manera…, ¡no será hamburguesa!

En el caso de regímenes dietéticos, existen ciertas distinciones importantes de mencionar. Aunque la carne de pato no es magra, resulta ideal para adelgazar, siempre y cuando se le elimine la piel, así se retira la mayor parte de sus grasas saturadas. Por otro lado, la carne de ganso, sea con piel o sin piel, posee alto contenido graso, aunque pocas calorías. Si se retira la piel, disminuye notoriamente su contenido graso, sin embargo, no es recomendable para quienes desean perder peso. ¿Las hamburguesa más recomendables para adelgazar? Las hamburguesas “light” clásicas de pollo y pavo.

Definitivamente, las hamburguesa con carne de aves de corral resultan una excelente elección, pues nos garantizan una bocado gourmet de extraordinaria calidad (bien preparada), muy saludable y generalmente a muy buen precio. ¿Imaginas una hamburguesa de pato, ganso o pavo? Súmale a esto un marinado con sabores suaves y ligeros…, ¡Una hamburguesa élite!, por lo que si te preguntas cuál es la mejor mezcla de carne para hamburguesas, sin duda, esta es una de ellas.

 

Consejo: Puedes también aprovechar el hígado del pollo, molerlo y preparar una hamburguesa exquisita y muy original.

6. Carne de pescado y marisco

¡Otra carne excelente para recetas de hamburguesas originales! La hamburguesa de pescado proporciona un bocado ligero e incluso algo exótico al paladar. Su mayor atractivo reposa en su bajo aporte calórico, bajo contenido en grasas no saludables y cuantiosos nutrientes (como los ácidos grasos omega 3 y 6), todo a favor de la pérdida de peso y una vida más sana. ¡Además resulta económica!

Esta versión light de la hamburguesa (semejante a la opción del pollo y pavo), se ha popularizado mucho en los últimos años. Su sabor fresco y distintivo resulta una excelente alternativa para los amantes de la vida saludable y los peques de la casa, pues aprenderán a degustar pescado. Algunas hamburguesas marítimas se preparan de atún, salmón, merluza y de otros pescados. Incluso…, ¡hay hamburguesas de pulpo, cangrejo o camarones!

Consejo: Recuerda que este tipo de carne debe estar muy fresca, de lo contrario puede ser muy perjudicial para la salud.

7. Carne de ovinos, caprinos y camélidos

Estos tipos de carnes para hamburguesas son los más exóticos dentro de nuestra lista, junto al pescado (también otros productos del mar), algunas aves y animales de cacería. Una hamburguesa de cabra (caprino), chivo (caprino) o cordero (ovino) se puede calificar como gourmet por ser poco común en su sabor (generalmente intenso) y accesibilidad.

No obstante, como el cordero es la carne más popular, dentro del grupo de “carnes más exóticas”, toca destacar sus virtudes para representar “la hamburguesa ideal”. La carne de ovino se clasifica según su edad y peso corporal, así que si deseas una hamburguesa menos grasa opta por las carnes jóvenes, porque la grasa está superficial y su sabor es más suave. En cambio, si deseas más grasa y un sabor intenso, opta por la carne de ovinos mayores, pues poseen mayor cantidad localizada intramuscularmente. En todo caso, recuerda que para hacer la hamburguesa perfecta, esta debe contener un mínimo del 30 % de grasa, así será suave y jugosa. Si te excedes demasiado en este promedio quizá se resienta tu salud, y si lo disminuyes mucho quedará seca y poco apetecible. ¿Más recetas de hamburguesas originales? La hamburguesa de camello o llama (ambos camélidos), cuya carne es color rojo brillante y su sabor se siente ligeramente especiado. ¡Una hamburguesa única!

Tips para comprar carne de hamburguesas

La carne picada o molida es muy apreciada en la gastronomía mundial, ya que existen millones de platos excepcionales realizados a partir de esta preparación. Seguramente, el secreto culinario de este alimento reside en su sabor y textura, ambos íntimamente relacionados, ya que la carne picada absorbe mejor los sabores de salsas y aderezos, por lo cual también intensifica su gusto.

Cuando hablamos de hamburguesas sabrosas o recetas de hamburguesas gourmet, la calidad de la carne es esencial, sin embargo, no es el único tema a considerar, pues también resulta fundamental la forma en la que la carne se manipula, el tipo de corte y otros detalles esenciales. Así que toma nota de los siguientes consejos:

  1. No compres carne ya picada en el supermercado (envasada). ¿Por qué? La carne picada y envasada que se vende en supermercados la manipulan demasiado. Nunca sabrás que corte se utilizó. Desconoces la cantidad de grasa que la carne contiene. La carne molida se deteriora más rápido que en una pieza, pues está más expuesta, por este motivo resulta más saludable pedir que te la corten al momento. No sabes con exactitud lo fresco que se encuentra el producto.
  2. Elige la carne y el corte de tu preferencia. Las piezas más aconsejables para hamburguesas de res son la nuca, chata, costilla, morrillo, lomo y, en especial, el pecho (algo semejante en otros bovinos, ovinos, caprinos). Sobre todo el pecho resulta excelente para preparar hamburguesas caseras por su contenido de grasa y dureza, características ideales para molerla. En el caso de las aves, puedes mezclar muslo con pechuga para que la hamburguesa sea más jugosa. Si utilizas otro tipo de carne (por ejemplo carnes de cacería), consulta con tu carnicero de confianza cuál es el tipo de corte ideal para hamburguesas.
  3. Selecciona un producto de primera calidad. Elegir la carne adecuada, el corte preciso y un producto de excelente calidad te garantiza un bocado exquisito. ¡La hamburguesa premium!
  4. Verifica que la carne sea lo más fresca posible. Por esto resulta fundamental que la elijas tú. Luego, tritura la carne en casa o pide que la piquen en la carnicería, al momento.
  5. Cerciórate de que la carne contenga entre un 20-30 % de contenido graso. Recuerda que la grasa aporta sabor, jugosidad y ayuda a obtener una textura más tierna, eso sí, nunca debe ser añadida, sino que ha de ser propia de la carne, así obtendrás la hamburguesa ideal. Advierte que si se usa un corte demasiado magro, la hamburguesa será seca y poco apetecible.
  6. Si pides la carne picada en la carnicería (elegida por ti), consúmela lo más rápido posible. Es aconsejable que no pases una semana sin preparar la carne para hamburguesa. En realidad, lo ideal sería consumirla máximo dos días después de comprarla. Si crees que tardarás más tiempo, siempre puedes congelarla.
  7. Si preparas la carne molida (picada) en casa, corta primero la carne en cuadros medianos antes de pasarlos por la procesadora de alimentos. Lo importante aquí es desmenuzar y cortar los músculos, los nervios y la grasa en la picadora.

Cómo se prepara la carne para hamburguesas

Una vez escogida la carne, es tan sencillo como picarla en un procesador de alimentos o pedir que la trituren en la carnicería. Cuando ya está picada, es recomendable añadir condimentos que potencien el sabor de la carne y ayuden a ligarla para formar las hamburguesas. Algunos de estos ingredientes pueden ser:

  • Cebolla picada
  • Perejil
  • Cilantro
  • Ajo
  • Huevo
  • Pan rallado
  • Verduras bien picadas

Por otro lado, a la hora de saber cómo hacer carne para hamburguesa es importante resaltar que podemos mezclar distintos tipos, como ya hemos ido recomendando en apartados anteriores. Así, podemos hacer hamburguesa de pollo y pavo, hamburguesas de ternera y cerdo, etc. En los siguientes apartados, veremos algunos trucos para obtener las hamburguesas perfectas, así como distintos adobos y recetas.

Trucos para hacer carne para hamburguesas

Aunque la parte más importante para la preparar la carne de hamburguesas ya la revisamos (comprar la carne adecuada y aliñarla bien), también necesitamos conocer algunos trucos a la hora de elaborarla y cocinarla. Así que…, ¡manos a la obra!

  1. Prepara todas las hamburguesas del mismo tamaño. Divide la carne en porciones iguales, aplana cada porción hasta conseguir una hamburguesa redonda. Así, se cocinará de forma pareja en la sartén. Recuerda manipular la carne lo menos posible al momento de modelar las hamburguesas.
  2. Moldea discos que sobrepasen un poco su diámetro. Las hamburguesas al asarse se encogerán un poquito, así que resulta recomendable hacerlas un poco más grandes que el pan. Una vez asadas, verás como encajan a la perfección en el pan de hamburguesa.
  3. Crea una hendidura poco profunda en el centro de la hamburguesa. Hazlo con el dedo pulgar o una cuchara para hacer una hendidura poco profunda (de 1,25 a 2,5 cm o 1/2 a 1 pulgada de ancho), justo en el centro de la carne. Esto también favorece que se ase de forma uniforme y no se infle en el medio.
  4. Moldea la hamburguesa con 1,3 cm de grosor. Esta es la altura adecuada para mantener la humedad de la carne, pues asegura la cocción interna a temperatura segura, sin secarse por fuera. Así, obtienes una hamburguesa bien cocida pero jugosa.
  5. Antes de cocer las hamburguesas, deben permanecer frías pero no excesivamente. Si refrigeraste durante mucho rato las hamburguesas, déjalas reposar unos 10 minutos antes de freírlas. Cocinar las hamburguesas casi a temperatura ambiente (pero bien frías aún) evita que la carne se encoja y se ponga dura al ponerla sobre la sartén caliente. Sin embargo, es conveniente mantener las hamburguesas en el frigorífico hasta el momento de asarse, pues al mantenerse frías (aunque no congeladas, ni frías en exceso), el jugo que suelten será más espeso, así se evitará que se sobrecocinen.
  6. Calienta la sartén o precalienta el horno. Calienta una sartén con aceite (un chorrito o levemente impregnada con un papel), 5 minutos antes de colocar las hamburguesas caseras. Si quieres hacer hamburguesas al horno, precaliéntalo a 180 ºC durante 10 minutos. Esto permite que se sellen y se doren por fuera, lo que mejorará su sabor. Recuerda en ambos casos cocinar las hamburguesas por ambas caras, la misma cantidad de tiempo.
  7. Cocina la hamburguesas en tandas. Así se cocinarán casi al mismo tiempo, pues alcanzarán más o menos la misma temperatura interna. Separa las hamburguesas de forma tal que quede suficiente espacio entre ellas. Esto ayudará a que los bordes de las hamburguesas se doren.
  8. Asa las hamburguesas siempre con una espátula. Así no las maltratas y evitas que se desmorone la carne molida. Asa la carne a fuego medio-alto y voltea solo una vez. Tampoco la pinches ni presiones con la espátula durante el proceso de cocción, pues harás que los jugos se escurran.
  9. No carbonices la carne. El tiempo de cocción máximo es 5 minutos y el menor de 3, divididos por las dos caras de la hamburguesa.
  10. Agrega el queso casi al final de la cocción. Si le agregas el queso un minuto y 30 segundo antes de finalizar la cocción, en la última vuelta (la segunda y última cara por asar), se derretirá a la perfección. Si lo colocas antes, se pegará a la sartén o se derretirá demasiado y casi no lo distinguirás.
  11. Si las preparas a la parrilla de carbón, emplea virutas de madera. Coloca un puñado de virutas de cerezo negro en el carbón cuando esté bien caliente, esto proporcionará un sabor ahumado a las hamburguesas caseras, simplemente exquisito. Si estás utilizando una parrilla de gas, coloca los pedazos de madera en la superficie y no en la llama.

Tiempo de cocción de la carne para hamburguesas

El detalle final para que nuestra hamburguesa quede perfecta es la cocción, que puede variar un poco según los gustos del comensal. En este sentido, el tiempo de cocción es determinante para la preparación de la carne de hamburguesa, pues influye directamente en la presentación e incluso en el sabor y la textura final. Así que aquí tienes una guía muy practica con los tiempo de cocción y las temperaturas necesarias para que disfrutes de las hamburguesas perfectas:

  1. Si asas las hamburguesas por alrededor de 3 minutos y medio, lograrás una cocción de término medio. La temperatura interna en este caso es de 55 a 57 °C (130 a 135 °F).
  2. ¡El punto perfecto de cocción! Ásalas por 4 minutos para conseguir su punto ideal. Para esto, las hamburguesas estarán listas cuando lleguen a una temperatura interna de 57 a 65 °C (135 a 150 °F).
  3. Al emplear 4 minutos o más, consigues una carne asada a tres cuartos. Aquí la temperatura interna oscilará entre 65 a 74 °C (150 a 165 °F).
  4. Finalmente, la carne se considera muy hecha cuando su temperatura interna es 74 °C (165 °F) o más.

Consejo: Un termómetro de carnes te permite asegurar una temperatura de la carne ideal.

Cómo adobar carne para hamburguesa

Como la carne es la estrella de la hamburguesa, para conseguir una receta exitosa no basta con comprar excelente carne y procesarla adecuadamente, si no la marinamos o aderezamos correctamente perderemos el trabajo. En este sentido, lo más importante del marinado es la simplicidad, porque garantiza conservar el sabor original de la carne pero potenciándolo. Aquí tienes una selección excelente de marinados y aderezos, sin duda ideales para recetas de hamburguesas gourmet y originales. ¡Buen apetito!

1. Marinado de hamburguesas con salsa de soja y salsa Worcestershire

  • Ingredientes: 1/2 taza de salsa de soja, 1/2 taza de salsa Worcestershire, 3 gotas de humo líquido, 3 a 5 gotas de aceite de sésamo, 2 cucharadas de ajo deshidratado, 1 cucharadita de sal y pimienta negra molida fresca (ambas al gusto).
  • Preparación: vierte todos los ingredientes del adobo en un recipiente y mézclalos hasta que sean homogéneos, reserva. Por otro lado, prepara las hamburguesas tomando la cantidad suficiente de carne picada para formar una bolita y añádele 2 cucharadas del adobo casero, mezcla ambos ingredientes muy bien para, finalmente, darle forma de hamburguesa, repite esto con cada una. Después, pon las hamburguesas en una bandeja alta y vierte por encima el marinado restante. Cubre la bandeja con papel film o papel de aluminio y refrigera (no en el congelador). Al sacar las hamburguesas de la nevera, pinta o cúbrelas con el marinado que cayó sobre la bandeja, utiliza un pincel de cocina o una cuchara, hazlo justo antes de cocinarlas.
  • Tiempo de reposo: 1 hora en la nevera.

La carne de hamburguesa resalta su sabor cocinada sobre carbón, en vez de utilizar un asador a gas.

2. Marinado de hamburguesas con mostaza

  • Ingredientes:1/2 cebolla blanca, 4 cucharadas de salsa de tomate, 1 cucharada de salsa inglesa, 1 cucharada de mostaza, 1 cucharada de pimienta blanca, 1 diente de ajo, 1 huevo (la yema), perejil a discreción del cociner@ (también sirve orégano o cilantro), sal y pimienta también al gusto.
  • Preparación: bate la yema con sal y pimienta, y reserva. Cuando haces hamburguesas con huevo mezclado con la carne, este le otorga untuosidad a la preparación. Corta finamente la cebolla y el ajo, reserva. Mezcla los ingredientes reservados y el resto de productos dentro de un bol. Agrega la carne picada y el marinado de mostaza para mezclar todos los ingredientes por completo. Ya puedes preparar las hamburguesas y luego cocinarlas en la sartén, al horno o a la parilla.
  • Tiempo de reposo: ninguno, cocinar al momento.
  • Rinde: 1/2 kilo de carne molida

Si todavía te preguntas cómo se prepara la carne para hamburguesas, debes saber que puedes agregarle ajo, cebolla, queso, salsas, migas de pan, huevo o solo salpimentar.

3. Adobo para hamburguesas a la mexicana

  • Ingredientes: 1 tomate huaje, 1/4 de cebolla, 1 jalapeño, 6 cucharaditas de mostaza, 1 pizca de ajo y sal al gusto.
  • Preparación: antes de nada, pica muy finamente el tomate, la cebolla, el ajo y el jalapeño, y reserva. Mezcla todos los ingredientes restantes y los reservados del adobo, hasta que ambos se incorporen por completo. Agrega la carne y amasa. Verifica la sazón y, si es necesario, agrega más picante, pimienta o sal. Por ultimo, si te parece que a la carne le falta consistencia, agrega pan rallado.
  • Sugerencias: puedes combinar estas hamburguesas con aguacate, lechuga, salsa kétchup, mayonesa, queso manchego (o queso chihuahua).
  • Tiempo de reposo: 30 minutos en la nevera.
  • Rinde:1/2 kilo de carne molida de res.

Si preparas la carne al carbón, destacarás más el sabor de tus hamburguesas mexicanas, estilo norteño.

4. Marinado de hamburguesas a la cerveza

  • Ingredientes: 1 cucharadita de pimienta negra recién molida, 2 dientes de ajo, ½ unidad de cebolla, 1 rama de perejil, 1 pimiento rojo, 1 pastilla de consomé concentrado y ¾ lata de cerveza clara.
  • Preparación: corta finamente la cebolla, el perejil, el pimiento y el ajo, y reserva. Desmenuza la pastilla de caldo y reserva. Coloca dentro de un envase amplio y profundo la carne, los vegetales reservados, la pastilla de caldo reservada y la pimienta. Finalmente, vierte poco a poco la cerveza, mientras amasas, así podrás comprobar si la textura es firme. Amasa con las manos o un tenedor.
  • Sugerencias: puedes elegir entre servir las hamburguesas sin pan y con ensalada verde de aguacate o en su presentación más popular, con pan de hamburguesa. Para esta ultima opción, monta la hamburguesa con el pan, la carne, la lechuga, queso y tomate. ¡Mmm!
  • Tiempo de reposo: 30 minutos en la nevera.
  • Rinde: 1 kilo de carne molida (res), 10 porciones individuales.

El ajo es un condimento perfecto para mejorar el sabor de la carne de res picada.

Cómo preparar carne para hamburguesas - Cómo adobar carne para hamburguesa

Cómo hacer hamburguesas americanas

Por supuesto, tras repasar las distintas formas de hacer carne para hamburguesas, no podía faltar la hamburguesa americana. Sí, la clásica, original, la inspiración de un sin numero de variantes mundiales…, ¡también todas exquisitas!

En esta receta, como suele suceder en la mayoría de los casos, existen variaciones dentro de cada región y cada hogar de los Estados Unidos. No obstante, a continuación compartimos un ejemplo:

  • Ingredientes para la carne: 500 gramos de carne picada, ½ cebolla, 1 huevo (yema), pan rallado, 1 cucharadita de mostaza Dijon, 1 pizca de sal, 1 pizca de pimienta y un chorrito de aceite.
  • Ingredientes alternativos que también puedes agregar en la carne: 2 cucharadas de salsa de chile, 2 cucharaditas de salsa Worcestershire (también sirve 1 cucharada de salsa perrins o salsa inglesa, incluso soya).
  • Ingredientes para montar la hamburguesa: 4 lonchas de queso cheddar, 2 lonchas de queso suizo, 4 panes para hamburguesa, 1 tomate, hojas de lechuga, pepinillos, mayonesa, kétchup y mostaza americana.
  • Elaboración del adobo para la carne de hamburguesa: para la preparación de la carne de hamburguesa americana, corta la cebolla lo más finamente picada posible. Luego, en un envase agrega la carne, la cebolla picada y el resto de los ingredientes. Amasa hasta comprobar que los ingredientes se han integrado entre sí. Prepara las hamburguesas: moldea, cocina, monta y sirve.
  • Montaje de la hamburguesa: lava la lechuga muy bien, hoja por hoja. Después, córtala en trozos pequeños con las manos (así no se marchita tan rápido) y pica el pepinillo y el tomate en rodajas muy finas. Es aconsejable cortar los vegetales, justo al momento de montar la hamburguesa, así se conservarán más frescos, o colocarlos picados dentro de un bol con hielo y agua. Calienta el pan un poco mientras cocinas las hamburguesas. Prepara la hamburguesa colocando un poco de ketchup, mostaza y mayonesa en el pan, seguidamente las rodajas de pepino, el queso, la carne, el tomate y lechuga.
  • Sugerencias: puedes agregar una rebanada de queso cheddar (también sirve otro queso que se derrita) sobre la carne, durante justo 1 minuto y medio antes de retirarla del fuego. Finalmente, acompaña esta hamburguesa con un clásico…, ¡patatas fritas!
  • Tiempo de reposo: sin reposo, directo al fogón.
  • Rinde: 500 gramos de carne picada de res.
  • Datos culinarios interesantes: las salsas perrins, Worcestershire, inglesa y soya se encargan de potenciar el sabor de la carne, mientras que la mostaza equilibra el sabor de la misma. La carne con sal y pimienta permite que se destaquen los ingredientes por sí mismos. Sin embargo, todo es cuestión de gustos.

Recetas con carne de hamburguesa

Seguro que si eres fanático de las hamburguesas, buscas siempre cómo innovar los sabores. Pues alégrate, porque aquí compartimos una selección de las mejores recetas de hamburguesas gourmet. ¡Para chuparse los dedos! De esta forma, si todavía te preguntas cómo preparar carne para hamburguesas, con estas sencillas recetas aprenderás a elaborar platos únicos y deliciosos.

Ahora bien, si lo que buscas es preparar recetas con carne de hamburguesa, sin que ello implique formar la tradicional hamburguesa, lo cierto es que este tipo de carne picada se puede utilizar para hacer, por ejemplo, macarrones a la boloñesa, pastel de carne o, incluso, berenjenas rellenas de carne.

1. Hamburguesas de ternera

¡Un clásico, al mejor estilo gourmet! La delicadeza de esta carne, deliciosa, jugosa y suave, la hacen un bocado irresistible ante cualquier comensal. ¿La receta? Sencillísima, prueba y verás, seguro la guardarás entre tus recetas de hamburguesas gourmet favoritas:

Ingredientes:

  • ½ libra de carne de ternera molida
  • 2 rebanadas de pan tipo árabe
  • 100 gramos de miga de pan
  • 1 huevo
  • 1 pizca de sal y pimienta
  • 1 cebolla blanca
  • 1 tomate
  • 1 hoja de lechuga crespa
  • 2 dientes de ajo
  • 1 pizca de tomillo
  • 1 cucharada sopera de salsa de tomate
  • 1 cucharada sopera de mostaza

Elaboración:

Corta la cebolla en dos partes, una mitad para cortarla en aros y la otra para picarla en cuadritos muy finitos. Una vez listas ambas, reserva por separado. Sofríe la cebolla picada finamente en una sartén durante 3 minutos. Luego, junta la carne con la cebolla sofrita, el tomillo, la sal, la pimienta, la mostaza y el huevo. Amasa la mezcla hasta que todos los elementos se integren por igual y entonces agrega el pan rallado. Por ultimo, dale forma a las hamburguesas, asa y sirve a tu gusto (solas o con pan).

Si te ha quedado alguna duda o deseas conocer el resto de los detalles de esta receta, revisa aquí la hamburguesa de ternera.

Otras recetas de hamburguesas con carne de res:

Cómo preparar carne para hamburguesas - 1. Hamburguesas de ternera

2. Hamburguesas de cerdo

Si te preguntas cómo hacer hamburguesas para niños, esta una opción estupenda. Así mismo, las hamburguesas de cerdo son ideales para los adultos e, incluso, para añadir otras carnes y preparar hamburguesas mixtas. En cualquier caso, toma nota de la receta:

Ingredientes:

  • 500 gramos de carne de cerdo picada
  • 1 cebolla pequeña picada
  • 2 dientes de ajo picados
  • 1 huevo
  • 2 cucharadas soperas de queso rallado
  • 1 cucharada sopera de aceite de oliva
  • 1 pizca de pimienta y sal

Elaboración:

Sofríe la cebolla con los dientes de ajo en el aceite de oliva caliente. Mezcla en un bol la carne picada con la cebolla, el queso rallado, sal y pimienta al gusto. Si quieres, puedes añadir más especias. Añade el huevo para ligar la mezcla y amasa. Forma las hamburguesas, deja que reposen unos minutos y cocina.

Para consultar todos los detalles, no te pierdas la receta de hamburguesas caseras paso a paso.

Cómo preparar carne para hamburguesas - 2. Hamburguesas de cerdo

3. Hamburguesas de pollo

¿Quieres saber cómo hacer hamburguesas de pollo? Puestas estas se hacen con este tipo de carne y, además, son ligeras. Seguro que cuando escuchas el término "light", inmediatamente piensas en hamburguesas de pollo o pescado, y en las vegetarianas o veganas cuando hablamos de carnes vegetales. Pues, ciertamente, este grupo de carnes son las más saludables para el organismo y…, ¡las mejores para adelgazar!

Así que, si deseas disfrutar de una sabrosa hamburguesa pero deseas un bocado más ligero y saludable, te recomendamos esta receta de hamburguesas de pollo. Además, resulta una receta perfecta para un almuerzo o cena para los peques y la preparación de la carne de hamburguesa es muy fácil.

Ingredientes:

  • 1 pechuga de pollo
  • 50 gramos de puerro
  • 50 gramos de pimiento rojo
  • 50 gramos de cebolla morada
  • 1 diente de ajo
  • 1 huevo
  • 1 chorro de aceite de oliva
  • 1 pizca de sal
  • 1 pizca de pimienta

Elaboración:

Para hacer la carne para hamburguesa, muele la pechuga de pollo salpimentada, en casa o pide que te la procesen en la carnicería. Pon el pollo molido en un recipiente, junto con el puerro, pimiento rojo, cebolla roja y el ajo (picado finamente o en pasta). Todos los vegetales deben estar cortados finamente con anticipación. Incorpora los ingredientes hasta lograr una masa homogénea, entonces agrega el huevo y salpimienta al gusto, mezcla de nuevo. Puedes amasar la carne con las manos o un tenedor. Cubre la preparación con papel film y lleva a la nevera por 15 minutos antes de moldear las hamburguesas y cocinarlas.

Si prefieres las recetas paso a paso, te invito a revisar esta preparación de hamburguesa light de pollo.

Otras hamburguesas con carne de aves y otras opciones

 

Cómo preparar carne para hamburguesas - 3. Hamburguesas de pollo

Si te ha gustado el artículo Cómo preparar carne para hamburguesas, te sugerimos que entres en nuestra categoría de Ideas para condimentar.

Bibliografía
  • Farrimond, S. Cocinología, la ciencia de cocinar. (2018). Editorial: DKEspañol.

Escribir comentario sobre Cómo preparar carne para hamburguesas

¿Qué te ha parecido el artículo?
4 comentarios
Su valoración:
Javier Olivo
Muy completo, gracias y felicidades.
Su valoración:
chef1011
WOW!!!!!
Su valoración:
puskas1978
una libra a cuantos kg equivalen?
Eleonor Fischer
¡Hola!

Una libra equivale a 453,59 gramos.


Su valoración:
majomar
Qué buena información, gracias!!! 👍👌
Eleonor Fischer
¡Hola!

Muchísimas gracias a ti por tu comentario, espero te sea muy útil.

¡Saludos!





Cómo preparar carne para hamburguesas
1 de 6
Cómo preparar carne para hamburguesas

Volver arriba