Compartir

Receta de Solomillo Wellington con paté o solomillo envuelto en hojaldre

 
Cuca
Bloguera de cocina
Receta de Solomillo Wellington con paté o solomillo envuelto en hojaldre

Sin duda, el solomillo Wellington o solomillo envuelto en hojaldre está siendo una de las recetas estrellas de esta Navidad. Prepararlo es sencillísimo y el resultado es tremendamente bonito y queda muy vistoso en la mesa. Además la carne queda tierna y jugosa, ¡no puedes perdértelo! En RecetasGratis aprendemos a prepararlo cubierto de una capa de paté y de cebolla caramelizada que le aportan jugosidad, ¡pura delicia! Toma nota, hazte con los ingredientes y sorprende a tu familia con esta receta de solomillo Wellington con paté que puedes llevar a tu mesa cualquier día del año.

8 comensales 1h 30m Plato principal Dificultad baja
Características adicionales: Coste barato, Recetas para Navidad, Al horno
Ingredientes:
También te puede interesar: Receta de Solomillos al hojaldre
Pasos a seguir para hacer esta receta:
1

Empezamos poniendo un chorrito de aceite de oliva virgen extra en una sartén grande donde quepa el solomillo estirado y la llevamos al fuego. Cuando esté caliente, ponemos el solomillo y lo sellamos. Es decir, vamos a ir dándole la vuelta al solomillo y que toque por todos lados el fondo de la sartén que estará a fuego medio para que se haga rápidamente por la parte exterior, formando una costra que evitará que los jugos se escapen durante el horneado. Le ponemos un poquito de sal y de pimienta y cuando esté bien sellado por fuera retiramos del fuego y dejamos enfriar por completo en una fuente o bandeja.

2

Mientras se sella el solomillo, pelamos la cebolla y la cortamos en tiras finitas. Una vez hayamos sacado el solomillo de la sartén, volvemos a ponerla al fuego y en ese aceite añadimos la cebolla para caramelizarla y que tome el sabor de la carne.

3

Añadimos una pastilla de caldo desmenuzada, una cucharadita de pimentón ahumado y un buen chorro de vino blanco cuando la cebolla comience a estar transparente. Tapamos y vamos removiendo de vez en cuando hasta que la cebolla tenga un bonito color dorado, esté blandita y además no quede jugo en la sartén. Dejamos enfriar por completo y reservamos.

4

Cuando el solomillo y la cebolla estén totalmente fríos, sacamos la lámina de hojaldre, la desenrollamos y si es necesario la estiramos ligeramente con el rodillo. Untamos el paté en el centro del hojaldre formando una capa finita en forma de rectángulo y ocupando la longitud de nuestro solomillo. Nos sobrará hojaldre por uno de los extremos cortos de la lámina que no untaremos con paté porque lo recortaremos más adelante y usaremos para decorar. En otro de los extremos cortos, dejaremos aproximadamente un centímetro y medio desde el borde para después cerrarlo y sellarlo.

5

Sobre la capa de paté ponemos una capa de cebolla caramelizada y encima colocamos el solomillo. Añadimos más cebolla caramelizada alrededor y, con mucho cuidado, cerramos los dos lados del hojaldre sobre el solomillo Wellington con paté. Cortamos el extremo sobrante dejando aproximadamente un centímetro o algo más, cerramos, presionamos bien los extremos y le damos la vuelta colocándolo sobre un papel para hornear en la bandeja del horno con la parte de las juntas mirando hacia abajo.

6

Si tenemos rodillo para enrejados, lo pasamos por la tira de hojaldre que hemos cortado y cubrimos nuestro solomillo. Si no lo tenemos, cortamos tiras y vamos poniéndolas sobre el solomillo de manera cruzada o como se os ocurra. Tampoco pasa nada si no decoráis el solomillo Wellington.

7

Abrimos, batimos el huevo en un bol y, a continuación, con ayuda de un pincel de cocina pintamos muy bien toda la superficie del hojaldre incluyendo los extremos. Introducimos en el horno precalentado a 200 ºC y horneamos el solomillo en hojaldre durante unos 30-40 minutos, dependiendo del grosor de la carne de cerdo. Si el hojaldre se pone muy dorado, abrimos el horno y lo tapamos con un trozo de papel de aluminio.

8

Cuando esté listo, apagamos el horno y lo sacamos. Dejamos reposar unos 10 o 15 minutos para que la carne se asiente mejor, cortamos y servimos el solomillo Wellington con paté acompañado de una buena ensalada, como la ensalada de naranja y nueces. ¡Buen provecho! Y si buscas más recetas con las que sorprender esta Navidad, en mi blog Los dulces secretos de Cuca te esperan un montón de ideas.

Si te ha gustado la receta de Solomillo Wellington con paté o solomillo envuelto en hojaldre, te sugerimos que entres en nuestra categoría de Recetas de Cerdo, y te animamos a descargar gratis la app de RecetasGratis, donde podrás aprender y compartir tus recetas y experiencias culinarias.

Sube la foto de tu Receta de Solomillo Wellington con paté o solomillo envuelto en hojaldre

Sube la foto de tu plato

Escribir comentario sobre Solomillo Wellington con paté o solomillo envuelto en hojaldre

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido el artículo?

Receta de Solomillo Wellington con paté o solomillo envuelto en hojaldre
1 de 2
Receta de Solomillo Wellington con paté o solomillo envuelto en hojaldre
Volver arriba