Compartir

Receta de Flan de limón y leche condensada

 
Por Eleonor Fischer, Fotógrafa gastronómica. Actualizado: 14 febrero 2018
Receta de Flan de limón y leche condensada

Un flan casero siempre resulta excelente sobremesa en cualquier celebración. Sea como acompañante de algún bizcocho o servido como postre principal, este dulce gusta a las mayorías.

Sin embargo, cuando el bizcocho es algo empalagoso o deseas un toque refrescante en la mesa de postres, lo ideal es optar por un flan cítrico.

Por este motivo, esta vez en RecetasGratis te sorprenderemos con este refrescante flan de limón y leche condensada. ¡Quedarás enganchado con su sabor!

El flan de limón casero posee una textura más compacta que el común, por la combinación de la leche y el limón. Su gustillo fresco pero sutilmente dulce, lo convierten en el postre de limón ideal para combinar con otras golosinas más suntuosas. Por lo delicado de su sabor, resulta elegante e ideal para celebraciones especiales.

Las frutas cítricas en general destacan mucho por su gustillo armonioso, cuando se combinan con dulces. En la repostería, los cítricos combinan muy bien con la leche o el chocolate. Mousse, tartas, tortas, mermeladas, trufas, bombones, helados, pasteles, ganaches, pralinés, salsas, siropes y muchos otros, se engalanan con ese toque ácido-dulce.

El flan de limón frío es fragante, como suelen serlo las frutas cítricas en general. Comúnmente, estos frutos sirven para aromatizar la leche que luego se usará en postres.

La Navidad puede ser uno de esos momentos especiales, ideales para ensayar esta exquisita opción culinaria. El flan de limón y leche condensada dará equilibrio a los sabores usuales de la época. Todos sabemos que en diciembre es el momento de los excesos. Los platillos y postres, generalmente se caracterizan en ese tiempo por su excesiva condimentación y dulzura, respectivamente.

En esa temporada del año, resulta ideal colocar en la mesa postres y platillos que proporcionen equilibrio. En el caso de los platos típicos, las ensaladas proporcionan ese contrapeso. En tanto los dulces, los sabores con toque cítrico serán un descanso al paladar, saturado de percepciones.

12 comensales 1h 30m Postre Dificultad baja
Características adicionales: Coste medio, Recetas para Navidad, Baño María
Ingredientes:
También te puede interesar: Receta de Flan de calabaza y leche condensada
Pasos a seguir para hacer esta receta:
1

Prepara todos los ingredientes, según las exigencias de la receta de flan de limón y leche condensada y reserva. Primero ralla la cascara del limón (la ralladura debe ser muy fina). Luego, exprime el contenido de limón, hasta obtener 3 cucharadas soperas de zumo. Bate ligeramente los huevos. Prepara la leche evaporada casera con anticipación, si no la consigues en el supermercado o prefieres ahorrar un poco.

Para que obtengas la medida necesaria de leche evaporada para esta receta, usa como medidor la lata de leche condensada, esa será la proporción adecuada.

Truco: Recuerda sacar los huevos del refrigerador, al menos media hora antes de usar. Deben aclimatarse.

Receta de Flan de limón y leche condensada - Paso 1
2

Mezcla todo los ingredientes, menos el azúcar. Remueve, hasta crear una consistencia homogénea.

Procura no formar burbujas de aire pues luego el flan de limón casero parecerá un queso. En el caso de los quesillos caseros, como el venezolano, es diferente pues esta textura no molesta. Si se crean burbujas, reviéntalas con la cuchara de madera o retíralas. También resulta favorable que dejes reposar por un momento la mezcla.

Receta de Flan de limón y leche condensada - Paso 2
3

Para preparar el caramelo líquido, utiliza la cantidad de azúcar indicada y agua suficiente para humedecerla, sin llegar a mojarla toda. Coloca el fuego alto. Espera a que comience la ebullición, a partir de ese momento vigila la cocción porque sino se puede quemarse el caramelo.

Remueve la preparación con una cuchara de madera, a cada tanto. También puedes optar por mover la cacerola, sujetándola por el mango, mientras el caramelo adquiere un color rubio parejo. En ese momento apaga el fuego.

Truco: Evita que el caramelo se queme, pues se pone amargo.

Receta de Flan de limón y leche condensada - Paso 3
4

Verte en el molde destinado para flan, el caramelo. Procura extenderlo por todo el interior del recipiente. Debes hacerlo rápido, porque si el caramelo se enfría sera difícil cumplir con este paso. Si esto sucede, deberás calentarlo de nuevo.

Receta de Flan de limón y leche condensada - Paso 4
5

Prepara una olla grande para el baño María. Esta contendrá agua, que debe cubrir 3/4 partes del molde. Necesitas cubrir la superficie del envase que contiene el flan de leche condensada y limón, con papel de aluminio, mejor si consigues del grueso.

Verifica cada 15 o 20 minutos la altura del agua mientras se cocina para que la repongas si es necesario. Jamás permitas que se quede sin liquido la cacerola durante la cocción. La temperatura de la hornilla será media-alta, cerca del punto de ebullición, pero sin dejar que chapotee el agua.

Recuerda evitar que el molde toque el fondo de la olla.

Truco: El agua jamás debe tocar el interior del molde porque puede dañarse el flan de limón casero.

Receta de Flan de limón y leche condensada - Paso 5
6

Espera a que el flan de leche condensada y limón se cocine entre 1 hora o 1 hora y media. Cuando se cumpla la hora, utiliza un palillo o cuchillo, pincha hasta la mitad. Si sale seco está listo, sino continua cocinando.

Cuando el flan esté listo, deja reposar a temperatura ambiente y luego refrigera. Pasadas 5 horas o mejor aún, de un día para otro, desmolda.

Desamoldar es muy fácil, solo necesitas sacar de la nevera el flan de limón y leche condensada y dejarlo a temperatura ambiente. Luego, cuando esté aclimatado, agitas el molde un poco de lado a lado. En el momento que veas que se deprenden con suavidad los bordes del flan, es el momento adecuado para desmoldar. Coloca un plato grande (tamaño adecuado al postre) encima del molde. Voltea y ...¡listo!

Truco: Preferiblemente usa un palillo para no dejar marcas en el flan.

Receta de Flan de limón y leche condensada - Paso 6
7

En realidad preparar un flan de limón frío es muy fácil y gratificante, desde elaborarlo hasta comerlo. Este en especial es muy elegante y fragante. Te invito a probarlo y a compartir tu experiencia conmigo. Se valen comentarios, al igual que una foto de tu postre. ¡Espero con curiosidad!

Si te ha gustado la receta de Flan de limón y leche condensada, te sugerimos que entres en nuestra categoría de Recetas de Flan.

Sube la foto de tu Receta de Flan de limón y leche condensada

Sube la foto de tu plato

Escribir comentario sobre Flan de limón y leche condensada

Añade una imagen
Haz clic para adjuntar una foto relacionada con tu comentario
¿Qué te ha parecido la receta?

Receta de Flan de limón y leche condensada
1 de 7
Receta de Flan de limón y leche condensada

Volver arriba