Compartir

+30 aperitivos fáciles y elegantes

 
Por Eleonor Fischer, Fotógrafa gastronómica. Actualizado: 5 agosto 2019
+30 aperitivos fáciles y elegantes

¿Se aproxima un gran evento o celebración y no sabes qué aperitivos ofrecerles a tus invitados? ¿Quieres aperitivos elegantes, pero que sean muy fáciles de hacer? ¡Tranquil@!, RecetasGratis te trae una lista de recetas irresistibles y de gran simplicidad en la preparación para que rindas tu tiempo al máximo y quedes como una estrella del arte culinario. ¡Selecciona tus favoritas y tenlas siempre a mano!

En este artículo, te explicamos todo lo que necesitas para que tu fiesta o celebración sea inolvidable. Además, te damos tips y consejos para que prepararlos y organizarlos no se convierta en una tarea agobiante. ¿Listo para conocer más de 30 aperitivos fáciles y elegantes? ¡Vamos a ello!

Cómo hacer aperitivos fáciles y originales

Sin duda alguna, en cualquier celebración grande o pequeña, los aperitivos juegan un papel muy importante, ya que forman parte del recibimiento antes del banquete, entre otras cosas. Por esta razón, a todos nos interesa saber cómo lograr un picoteo magistral con muy poco tiempo y poca dificultad.

Por otra parte, a muchos también nos gustaría darle un giro original o darle un estilo elegante a nuestros aperitivos. Pensando en todo esto, reunimos un breve número de tips esenciales para logra unos aperitivos excepcionales para cualquier celebración con muy poco esfuerzo.

  • Planifica con antelación la preparación de los aperitivos, así dispondrás de los utensilios e ingredientes necesarios para su elaboración.
  • Prepara aperitivos fáciles, aunque vistosos y elegantes. No dediques demasiado tiempo a los entremeses cuando debes concentrarte en el plato principal.
  • Adquiere masas preparadas (como el hojaldre, filo, para pizza, para tortitas, para tequeños, entre otras), pues te ahorran mucho tiempo y te sacan de apuros.
  • Dispón siempre en tu alacena de panes, tostadas, tortillas, tartaletas, conos (barquillas), grisines (conocidos también como palitos de pan, colines o señoritas), y otras alternativas ya listas para ser rellenadas, untadas y degustadas. Además, si te sobran, te servirán para otras ocasiones, como visitas inesperadas o un domingo aburrido.
  • Ofrece variedad y sorprende a los comensales con diferentes sabores.
  • Selecciona ingredientes de buena calidad para preparar los aperitivos. Recuerda: no necesitas productos costosos, pero sí frescos y buenos.
  • Considera las restricciones alimenticias de tus invitados (celiacos, diabéticos, vegetarianos, veganos o intolerantes a ciertos alimentos). Para esto, envía una encuesta con antelación y adapta tu menú según sus respuestas.
  • Si tu menú incluye salsas caseras, prefiere las que requieran una base simple (por ejemplo, mayonesa) y aderézalas con hierbas aromáticas.
  • Combina libremente carne con pescados, huevos, verduras e incluso algún ingrediente dulce o ácido.

La presentación de los aperitivos

La presentación es esencial para el éxito de unos aperitivos espectaculares y fáciles. De esta forma, tus entremeses darán de qué hablar entre los invitados. Además, una buena presentación les dará una apariencia muy apetitosa. Para esto, te recomendamos tener en cuenta los siguientes consejos.

  • Esmérate en el emplatado y cuida los detalles.
  • Adquiere algunos utensilios necesarios para emplatar, tales como bandejas atractivas, platos blancos con formas diversas, cucharitas, latillas, platos de pizarra, bandejas de pizarra, palillos, copas, vasitos, entre otros.
  • Agrega productos de la naturaleza como flores, ramilletes y hierbas aromáticas. Tus aperitivos se verán como productos elegantes, artísticos y de gran calidad.
  • Experimenta con colores intensos para destacar tus aperitivos, pues la mente asocia estos colores con sabores intensos.
  • Deja fluir tu imaginación cuando compones un plato. Míralo como si dibujaras un cuadro, juega con el color, la posición, la cantidad. A partir de allí decide que quieres: contraste, armonía o cualquier otra forma de composición.
  • Recuerda, la composición aplicada a la comida es tanto visual como gustativa, así que realiza también composiciones con los sabores. Por ejemplo, juega con lo dulce-salado y lo cítrico-dulce, entre otras combinaciones gustativas.

Aperitivos fritos

Hay muchas cosas a tener en cuenta a la hora de freír correctamente cualquier alimento. Si vas a hacer una receta frita, resulta interesante que revises los siguientes tips para que prepares unos increíbles aperitivos para sorprender:

  • Controla la temperatura del aceite. La temperatura ideal es 175–180 °C. Así, obtienes un color dorado y eliminas las grietas durante el proceso de cocción.
  • Utiliza abundante aceite, suficiente para sumergir el producto por completo.
  • Fríe pocas unidades por tanda. De esta forma, evitas modificar bruscamente la temperatura del aceite y que se peguen entre sí los aperitivos.
  • Una vez fritos los aperitivos, evita taparlos, pues se ablandan.
  • Si necesitas calentar de nuevo los aperitivos, precalienta el horno a 180 °C y colócalos en una bandeja forrada con papel para hornear. Luego, aplicando la misma temperatura, dale unos golpes de calor durante 2-4 minutos, así, calientas el producto y refuerzas su textura crujiente. Recuerda, si algún aperitivo contiene langostinos, no los calientes por más de 1 o 2 minutos, pues si lo haces, se resecarán.

Bombones de queso manchego y galletas

¿Bombones salados? ¡Claro que sí! Un aperitivo elegante y suculento que puedes degustarlo en su versión simple o darle un giro magistral, combinando lo salado con lo dulce. Esta receta prodigiosa posee muchas variantes tentadoras, pero la versión que traemos para ti resulta muy sencilla y sabrosa. ¡Será perfecta para que te luzcas en ocasiones especiales! Definitivamente, es una receta italiana irresistible.

Ingredientes

  • 50 g de queso manchego
  • 100 ml de leche
  • 25 ml de nata liquida
  • 1 ½ hoja de gelatina neutra
  • 1 pizca de sal
  • Galletas saladas para acompañar

Preparación

Para preparar los bombones, sigue los siguientes pasos:

  1. Ralla o tritura el queso en un procesador de alimentos y reserva.
  2. Coloca la gelatina en remojo, sumergiéndola en agua fría. Déjala reposar durante 5 minutos.
  3. Cocina la leche y, cuando hierva, agrega el queso manchego reservado. Espera hasta que el queso se disuelva, retíralo de fuego y agrega la gelatina.
  4. Una vez diluida, añade la nata y una pizca de sal, mezcla muy bien, hasta que ambos ingredientes se integren por completo. Prueba si es necesario verificar el sabor.
  5. Impregna un molde de bombones con aceite, utilizando una servilleta para que sea muy poco lo utilizado, solo lo necesario para facilitar el desmoldado.
  6. Vierte la mezcla en el molde y colócalo en la nevera durante 2 horas o toda la noche.

Ahora bien, para montar el aperitivo, solo debes hacer lo siguiente:

  1. Desmolda los bombones de queso.
  2. Coloca el bombón sobre una base (galleta salada o una tostada).
  3. Vierte encima del bombón mermelada de pimientos, ají o tomate.

Truco: Los bombones de queso pueden llevar la mermelada encima o dentro, como relleno.

Quenelles de calabacín y queso

El quenelle es una especialidad culinaria de origen francés, específicamente de las regiones de Lyon y Bourg-en-Bresse. Este exquisito aperitivo posee forma ovalada o cilíndrica, la cual, generalmente, se logra utilizando dos cucharas para moldearlo. La masa original contiene ingredientes como harina de trigo, mantequilla, huevos, leche, agua y carne (pescado, ternera, ave o tuétano). Sin embargo, hoy te traemos una propuesta saludable y novedosa donde predominan las verduras: quenelles de calabacín y queso. ¡Un aperitivo saludable y muy elegante!

Ingredientes

Esto es lo que necesitas para la masa de los querelles:

  • 2 calabacines medianos
  • 1 cebolla pequeña rallada
  • 1 ajo picado
  • 100 g de queso rallado (bajo en grasa si prefieres una receta ligera)
  • 50 g de pan rallado
  • 1 huevo
  • Sal al gusto
  • Pimienta al gusto (preferiblemente recién molida)

Por su parte, estos son los ingredientes de la salsa para los querelles:

  • 1 yogur griego
  • 1 manojo de hinojo fresco
  • 1 chorro de zumo de limón
  • 1 ajo
  • Sal al gusto

Preparación

Estos son los pasos que debes seguir para preparar, en primer lugar, la masa de los querelles:

  1. Lava las verduras meticulosamente. Por un lado, pela la cebolla y el ajo; reserva ambos. Por otro, corta los extremos del calabacín y retira la parte interna donde se encuentran las semillas; elimínalos y reserva el resto. Finalmente, ralla todas las verduras (para el calabacín, utiliza los agujeros gruesos del rallador).
  2. Cuela el calabacín rallado. De esta forma, eliminas el exceso de agua que sueltan al rallarse y evitas alterar la textura final de la preparación. Para evitar el exceso de humedad, también es recomendable elegir calabacines frescos y de tamaño mediano que se caractericen por su firmeza y color oscuro.
  3. Mezcla todos los ingredientes hasta lograr una textura consistente. Utiliza un bol profundo y amplio, así podrás integrar todos los elementos con más facilidad y comodidad.

Una vez esté lista la masa, solo nos queda hornearlos. Para hacerlo, sigue los siguientes pasos:

  1. Una vez lista la mezcla, prepararte para darle forma a las quenelles. Con esta intención, utiliza dos cucharadas soperas. Usa la primera parar agarrar una porción de la masa y colocarla en la segunda cuchara, luego regrésala de nuevo a la primera, todo esto con la intención de darle forma ovalada al aperitivo.
  2. Dispón sobre una bandeja los quenelles de calabacín y queso. Para esto, previamente, fórrala con papel de horno o simplemente cúbrela con un tapete para hornear. También puedes utilizar una lámina de teflón antiadherente.
  3. Hornea a 180 ºC durante 17 minutos. El tiempo se acorta o extiende dependiendo de las peculiaridades de cada horno y según sea el tamaño de las quenelles. Cuando observes que se ven doraditas por fuera, será porque ya alcanzaron su punto ideal.

Si quieres hacer unas quenelles aún más espectaculares, prepara una deliciosa salsa de yogur e hinojo con estos pasos:

  1. Pela y pica muy finamente el ajo, reserva. Asimismo, lava y pica muy finamente el hinojo, reserva.
  2. Dispón un bol mediano y coloca los todos los ingredientes: los reservados, el yogur griego, la sal y un chorrito de limón.
  3. Prueba la mezcla y verifica los condimentos, corrige si resulta necesario.

Truco: La salsa de yogur e hinojo también sirve para aliñar ensaladas verdes o como acompañante de pescados al vapor.

+30 aperitivos fáciles y elegantes - Quenelles de calabacín y queso

Queso de cabra crujiente con cebollas caramelizadas

Si pensaste en una tabla de quesos para tu fiesta, te invitamos a ir un poco más allá y agregarle esta deliciosa propuesta culinaria: queso de cabra crujiente con cebollas caramelizadas. Imagina, por un momento, la textura del queso empanado con cobertura crujiente e interior fundido. Luego, imagina el sabor intenso del queso de cabra, coronado con cebollas caramelizadas, las cuales otorgan a la receta ese original toque salado-dulce. Es, sin duda, ¡una delicia de queso con sello gourmet!

Ingredientes

  • 1 rulo de queso de cabra
  • Huevo
  • Pan rallado (suficiente para rebozar)
  • ½ cebolla
  • Azúcar moreno (o blanco)
  • Vinagre de Módena

Preparación

Los pasos para elaborar la cebolla caramelizada son los siguientes:

  1. Pica la cebolla en láminas muy delgadas y reserva.
  2. Luego, prepara una sartén con aceite caliente y pocha las cebollas reservadas.
  3. Cuando las veas transparentes, agrega el azúcar. Remueve constantemente y espera hasta que se caramelicen. Reserva.

A continuación, te detallamos los pasos para hacer el queso crujiente:

  1. Corta el rulo de queso de cabra, en porciones de 1 centímetro.
  2. Prepara el pan rallado, mezclándolo con ajo y perejil. Puedes comprar el pan rallado o rallarlo en casa, utilizando pan viejo y duro.
  3. Dentro de un bol, coloca el pan rallado y el huevo. Remueve muy bien.
  4. Reboza cada disco de queso con el huevo y pan rallado.
  5. Reserva los quesos en la nevera antes de freírlos, específicamente en el congelador, durante 10 minutos. Así, no se desmoronarán al momento de freírlos.
  6. Prepara una cazuela con abundante aceite y espera hasta que se encuentre bien caliente. Fríe las piezas de queso 1 minutos por cada lado hasta que se vean doraditas.
  7. Escurre los discos de queso en papel absorbente hasta eliminar el excedente de aceite.

Por último, solo queda el montaje del aperitivo. Esto es lo que debes hacer:

  1. Puedes servir este aperitivo sobre pan tostado, una cracker de tomate y queso, o simplemente sin base.
  2. Coloca la cebolla como cobertura final, también puedes reemplazarla por mermelada de tomate, frutos rojos o higos.
  3. Disfruta de este aperitivo a temperatura templada, así podrás degustar el queso fundido que surge de su interior.
+30 aperitivos fáciles y elegantes - Queso de cabra crujiente con cebollas caramelizadas

Mini alcachofas rellenas

Si buscas sofisticación en tu mesa, te invito a probar el gran estilo de las alcachofas. Sí, definitivamente este ingrediente posee muchas cualidades: delicioso sabor, magníficos nutrientes, excelentes beneficios para la salud y proporciona… ¡gran versatilidad culinaria! Por esta razón, no podía faltar esta propuesta fácil, elegante y original: mini alcachofas rellenas, ¡un aperitivo glamuroso!

Ingredientes

  • Mini alcachofas frescas, congeladas o en lata (se necesita el corazón completo, no sirven las alcachofas troceadas)
  • Queso crema (semejante al Philadelphia)
  • Taquitos de jamón cocido (también sirven los taquitos de pavo o salmón humado picado pequeñito, mousse de salmón o jamón, atún desmenuzado con tomate, entre otros)
  • 1 cebollino picado

Preparación

Para preparar las alcachofas, solo debes tener en cuenta lo siguiente:

  1. El ingrediente crucial de esta receta son las alcachofas, las cuales puedes preparar o comprar (en bote, lata o congeladas). Si las compras ya listas, procura enjuagarlas muy bien, así eliminas el sabor a conserva. Si eliges las congeladas, puedes cocinarlas con muy poca agua y una pizca de sal, durante 5 minutos. También puedes cocinarlas al vapor o al microondas; empleando el mismo tiempo.
  2. Escurre las alcachofas con la ayuda de un colador, no dejes nada de líquido dentro de ellas.
  3. Utiliza una cucharita para abrir un poco el hoyo interior de cada alcachofa y retira la pelusilla, si la poseen. Corta un poco la base de cada alcachofa, así la base se asentará bien cuando las coloques en el plato o bandeja.

Si, en cambio, prefieres preparar las alcachofas en casa, te invitamos a revisar algunos trucos muy útiles en nuestro artículo "Cómo cocer alcachofas", ¡te encantará!

Ahora, es tiempo de preparar la crema con la que le darás ese toque único a las alcachofas. Solo sigue los siguientes pasos:

  1. Mezcla el queso crema y el jamón (bacon, pavo o salmón ahumado) muy bien picadito. Reserva.
  2. Si lo preparas con antelación, guárdalo en la nevera.

Para realizar el montaje de estos aperitivos fáciles y baratos, pero muy elegantes, haz lo siguiente:

  1. Rellena cada alcachofa con la crema y, al finalizar, redondea la superficie, cuidadosamente.
  2. Finalmente, coloca las verduras sobre una bandeja, sobre una cama de lechuga picada. También, puedes pinchar cada alcachofa con una brocheta.
+30 aperitivos fáciles y elegantes - Mini alcachofas rellenas

Canelón de mango con langostinos y aguacate

¿Quieres lucir como todo un profesional de la cocina? ¿Deseas que todos recuerden tu mesa de aperitivos? Pues, puedes recrear los sabores del trópico para tus invitados a través de esta infalible combinación de frutas y productos del mar. El grado de dificultad de estos canelones de mango con langostinos y aguacate es muy bajo, así que te sentirás muy a gusto preparando estos aperitivos fáciles y rápidos, cuyos distintivos sabores ácidos, dulces y salados están imperdibles.

Ingredientes

Estos son los ingredientes necesarios para los langostinos:

  • 1 mango (preferiblemente pinton, pues debe poseer una textura firme para facilitar el corte)
  • 12-16 langostinos gambones
  • ¼ de aguacate
  • 1 limón o lima
  • Caviar de AOVE (aceite de oliva extra virgen) o en su presentación habitual
  • Algunas hierbas aromáticas de tu preferencia como el micromezclum, hojas muy pequeñas de albahaca, menta, rúcula u otros brotes
  • Sal marina

En cuanto a la mayonesa cítrica, necesitarás:

  • 1 huevo
  • 150 ml de aceite de girasol
  • Zumo de ½ lima
  • 1 pizca de sal

Preparación

  1. Para preparar la mayonesa cítrica, coloca en la licuadora 100 ml de aceite, el huevo y un poco de sal. Mezcla durante 1 minuto, en alta velocidad.
  2. Cuando consigas una consistencia cremosa, agrega poco a poco el limón, alternándolo con el aceite restante. Añade ambos en forma de hilo y sin dejar de mezclar hasta lograr la textura deseada. Reserva en la nevera.
  3. Cocina los langostinos en abundante agua durante dos minutos. Haz cada tanda con 6 unidades.
  4. Simultáneamente, prepara un bol con agua fría. Para esto, agrega abundante hielo y dos puñados de sal marina. Remueve.
  5. Enfría los langostinos en el agua fría por 15 minutos, así cortas la cocción.
  6. Corta un mango grande en tres partes, los extremos y el centro con el hueso. Quédate con los extremos, pélalos con un cortador de papas y finalmente corta en láminas con una mandolina. El mango rinde para 15 o 12 lonchas, resérvalas. El resto del mango te lo puedes comer o emplearlo en otra receta.
  7. Pica el aguacate por la mitad, pélalo y córtalo en tiras. Separa dos tiras y córtalas en cubos. Estas servirán para decorar el plato al final. El resto del as tiras córtalas un poco más delgadas. Rocía todo con un poco de lima o limón y reserva por separado.
  8. Pela los langostinos y retira el intestino (la venita negra).
  9. Con una manga pastelera (puedes improvisar una con una bolsa), coloca una línea de mayonesa en el medio de una de las láminas de mango reservadas.
  10. Pon un langostino y una tira de aguacate sobre el cordón de mayonesa. Enrolla.
  11. Para emplatar, coloca los rollos sobre una bandeja o plato grande (mejor aún si pueden ser un par de platos blancos rectangulares).
  12. Adorna el plato y la superficie de los rollos con el micromezclum. Añade también unos puntos de mayonesa sobre el plato (hazlos con la manga pastelera) y coloca encima los dados de aguacate. Para finalizar, coloca un caviar de AOEV o unas gotitas de aceite de oliva sobre cada rollo de mango y langostinos.

Chupitos de crema de aguacate y langostinos

¿Chupitos de crema de aguacate y langostinos? ¡Pues, sí! Estos aperitivos fáciles, ricos y muy vistosos resultan perfectos para sorprender a tus invitados. ¿Y el sabor? ¡Es simplemente magnífico! Están compuestos por una crema de aguacate muy sedosa y gustosa, hecha de fruta, verduras y langostinos. Todo esto está coronado al final con uno o dos langostinos enteros. Definitivamente, forman parte de esas recetas de aperitivos y entrantes con un sabor tropical muy embriagante.

Ingredientes

  • 2 aguacates
  • 8 langostinos
  • 1 puerro
  • 1 patata
  • 1 cda semillas de sésamo
  • 1 ramita de perejil
  • ½ limón
  • Sal
  • Aceite de oliva

Preparación

Elaborar los langostinos es muy fácil, solo sigue estos pasos:

  1. Primero, sella los langostinos en una sartén, medio minuto por cada lado.
  2. Reserva 4 para el montaje final del aperitivo y deja el resto aparte, pues luego servirán para preparar la crema de aguacate.
  3. Coloca todo lo reservado en la nevera hasta el momento que necesites utilizarlos.

Ahora bien, para preparar el caldo de la crema de aguacate, necesitarás hacer lo siguiente:

  1. Lava el puerro y el perejil. Reserva.
  2. Pela los langostinos y retira los intestinos. Reserva por un lado el cuerpo y, por otro, las cabezas y las cáscaras.
  3. Saltea las cabezas y las cáscaras reservadas dentro de una sartén con un chorrito de aceite.
  4. Saltea durante 4 minutos y agrega 3 vasos de agua. Añade la parte verdosa del puerro y el perejil en el agua.
  5. Cocina todos los ingredientes durante 15 minutos. Una vez transcurrido el tiempo, cuela el caldo y reserva.

Para tener listas las hortalizas de la receta, continúa con estos pasos:

  1. Lava la patata y el puerro.
  2. Por una aparte, pela la patata y por la otra, conserva solo la parte verdosa del puerro.
  3. Pica estas hortalizas en cubos y ponlas en una cazuela, cubiertas del caldo que reservaste.
  4. Tapa y deja cocinar durante 20 minutos, aproximadamente. Deja que enfríe y reserva.

Finalmente, para preparar la crema, haz lo que detallamos a continuación:

  1. Pela los aguacates y retira el hueso.
  2. Agrega a la licuadora todos los ingredientes: las verduras en caldo, los langostinos, el aguacate, la nata, el zumo del limón y la sal. Procesa la mezcla hasta lograr la consistencia deseada. Si prefieres una mezcla más fina, pasa la crema por un colador.

Si quieres hacer un montaje del plato vistoso y de lujo, te aconsejamos servirlo de la siguiente forma:

  1. Vierte porciones de la crema de aguacate en vasitos de chupito.
  2. Agrega una pizca de pimienta rosa molida y rocía sésamo en la superficie de la crema.
  3. Para terminar con broche de oro, coloca una brocheta con uno o dos langostinos.
+30 aperitivos fáciles y elegantes - Chupitos de crema de aguacate y langostinos

Tartaletas de queso de cabra y tomates secos

Unas ricas tartaletas siempre son una magnifica alternativa a la hora de preparar aperitivos para un gran evento o celebración. Quizás sea porque las tartaletas son muy versátiles y económicas, ya que combinan con todo, tanto con productos salados como dulces, tanto con ingredientes económicos como costosos. Por esta razón, no podían faltar en esta lista, así que si quieres un aperitivo elegante y fácil, prueba la tartaleta de queso de cabra y tomates secos, ¡un clásico culinario elegante y accesible!

Ingredientes

  • 24 tartaletas (compradas o preparadas en casa)
  • 200 gramos de queso de cabra fresco
  • 8 cucharadas de leche
  • 8 tomates secos
  • Aceite
  • Sal
  • Pimienta
  • Albahaca seca
  • ½ nuez pelada

Preparación

  1. Prepara un bol con agua templada, sumerge los tomates y déjalos reposar por un par de horas (rehidratación de los tomates).
  2. Luego, escúrrelos y colócalos dentro de otro envase con aceite hasta cubrirlos.
  3. Deja los tomates macerándose por 12 horas como mínimo.
  4. Por otra parte, funde el queso con la leche.
  5. Pica los tomates hidratados, salpimienta al gusto y mezcla. Reserva.
  6. Rellena las tartaletas con la preparación. Decora con la nuez, rocía la albahaca picada y ¡está listo para servir!
+30 aperitivos fáciles y elegantes - Tartaletas de queso de cabra y tomates secos

Chupito de pimiento rojo con pinchito de merluza

¡Otra ronda de chupitos! Sí, nuestra segunda ronda de chupitos sin alcohol, pero con mucho sabor. En esta versión, esta receta de aperitivos combina una crema de pimientos rojos con merluza. Sin duda alguna, una alternativa que decorará tu mesa, deleitará a los invitados y dará mucho de qué hablar en tu celebración o reunión. ¿Imaginas este aperitivo en Navidad, Año Nuevo o alguna otra celebración significativa como un cumpleaños?

Ingredientes

  • 18 pimientos del piquillo en conserva
  • 200 ml de nata
  • 300 g de filetes de merluza o algún pescado blanco (sin piel ni espinas)
  • 1 huevo
  • 2 dientes de ajo
  • 30 g de semillas de sésamo
  • Aceite de oliva para freír
  • Sal y pimienta

Preparación

En primer lugar, deberás elaborar el chupito de pimiento. Puedes hacerlo siguiendo estos pasos:

  1. Coloca en una sartén una cucharada de aceite y espera hasta que caliente. Allí, dora los dientes de ajo con su piel.
  2. Una vez listos, retira los ajos, añade los pimientos y póchalos durante 10 minutos. Aplica fuego bajo durante ese tiempo.
  3. Deposita los pimientos en la licuadora y vierte también la nata.
  4. Salpimienta todo (utiliza pimienta recién molida).
  5. Reserva la preparación hasta el momento de montar el aperitivo.

Ahora, es momento de preparar la merluza:

  1. Pica los filetes de merluza en bastones. Salpimiéntalos y ensártalos en las brochetas. Reserva en la nevera.
  2. Bate un huevo y salpimiéntalo. Reserva.
  3. Extiende semillas de sésamos sobre un plato grande y reserva.
  4. Calienta abundante aceite en una sartén.
  5. Sumerge los bastones de merluza dentro del huevo batido y, luego, pásalos por las semillas de sésamo.
  6. Finalmente, fríelos en el aceite.
  7. Escurre los bastones en papel absorbente a medida que salen de la sartén.
  8. Monta los aperitivos en unos vasitos. En cada uno, vierte primero la crema de pimiento y dale el toque magistral con una brocheta de merluza.

Brochetas de sandía, melón y jamón

Si buscas aperitivos para hacer el día anterior, las brochetas son un clásico perfecto para reuniones o fiestas. Si, además, le proporcionas un giro magistral a la receta, el resultado puede sorprender a todos. Por esta razón, te proponemos unas brochetas de sandía, melón y jamón, ¡una propuesta sabrosa, refrescante y colorida! Tradicionalmente, el melón resulta un perfecto compañero del jamón. No obstante, combinarlo con sandía, mozarella y albahaca te proporcionará una combinación única de sabores mediterráneos con sabores del trópico.

Ingredientes

  • ½ melón cantaloupe (de color naranja)
  • ½ melón gala (de color verde)
  • Sandía
  • Mozarella fresca en bolitas
  • Hojas de albahaca fresca
  • 100 g de jamón serrano en tacos o cubos
  • Sal
  • Pimienta blanca
  • Albahaca seca
  • Salsa pesto (opcional)

Preparación

  1. Corta la sandía y el melón por la mitad, elimina todas las semillas.
  2. Utilizando un saca-bolas, vacía la sandía y los melones (cantaloupe y gala). Reserva todas bolas de fruta.
  3. Coloca todos ingredientes en varios recipientes (incluyendo los reservados), así se te facilitará el montaje de las brochetas.
  4. Introduce brochetas, a las bolas de frutas y al resto de los ingredientes. Intercala las frutas entre sí con la mozarella, las hojas de albahaca y el jamón ibérico (dóblalo ligeramente, para que armonice con el resto de los ingredientes). Prepara cada brocheta diferente, variando el ingrediente predominante (por ejemplo, más queso, más jamón o más albahaca o más fruta).
  5. Sirve las brochetas recién montada preferiblemente o déjalas reservadas en la nevera, cubierta con papel film. Al momento de degustarlas, rocíales aceite de oliva virgen extra y espolvoréalas con albahaca seca. También, coloca en la mesa de aperitivos salsa pesto o una salsa de vino para que cada comensal se sirva al gusto.
+30 aperitivos fáciles y elegantes - Brochetas de sandía, melón y jamón

Profiteroles o petit choux salados rellenos de salmón ahumado con queso crema y tomillo

¿Profiteroles salados? Sí, aunque no lo creas. La clásica masa choux es muy versátil por su sabor neutro, lo cual permite gran variedad de rellenos (tanto salados como dulces) y combinaciones de sabores muy originales. Además, los profiteroles son una de esas tapas y apreitivos fríos muy elegantes y que nunca te dejan mal.

Por esta razón, compartimos contigo estos profiteroles de salmón ahumado con queso crema y tomillo, ¡te dejarán sin aliento! Al degustar este aperitivo, notarás que la mezcla del salmón ahumado y el queso crema otorgan un matiz fresco y, al mismo tiempo, muy vivaz, lo cual despierta el paladar para dar paso al plato principal. ¡Viva Francia!

Ingredientes

Para la masa de profiteroles, necesitarás:

  • 150 g de harina de trigo
  • 100 ml de agua
  • 1 pizca de azúcar
  • 125 ml de leche
  • 5 huevos
  • 90 g de mantequilla sin sal
  • Sal

Por su parte, para el relleno de los profiteroles, requerirás:

  • 1 blister de salmón ahumado
  • 1 ½ terrina de queso crema
  • 1 rama de tomillo

Preparación

Comenzaremos con la masa de los profitelores, ¡manos a la obra!

  1. Calienta el agua con el azúcar, la sal y la mantequilla (córtala en dados con antelación). En algunas recetas, también agregan leche.
  2. Justo en el momento en el que la mantequilla se derrita, y la mezcla comience a hervir, añade la harina de golpe (utiliza una cuchara de madera o espátula lengua para mezclar), remueve muy rápidamente y baja el fuego, nunca dejes de mezclar.
  3. Retira la mezcla de la cocina, justo cuando comience a integrarse, sin parar de remover. Cuando observes que la preparación está bien unificada, regrésala al fuego, siempre removiendo. Este punto es vital para eliminar el excedente de humedad, lo cual resulta esencial para facilitar la absorción del huevo, evitando que la masa pierda textura y quede muy líquida.
  4. Cuando observes la textura de la pasta compacta y bien homogénea, retírala del fuego. Sabrás que la masa está lista cuando veas que se despega de las paredes y se pega de la cuchara, es decir, alrededor de ella, formando una bola. Recuerda, para que la masa consiga esta consistencia, no pares de remover desde que agregas la harina, hasta llegar a este punto. Reserva la preparación y deja enfriar durante 3 o 5 minutos.
  5. Cuando la masa alcance una temperatura templada, agrega los huevos, uno a uno. Mezcla muy bien cada huevo hasta lograr que se incorpore por completo. Repite el mismo proceso con el resto de los huevos.
  6. No te preocupes si te parece que la mezcla se separa, pues a medida que remuevas se unificará de nuevo. El resultado final será una masa compacta pero manejable.

Para hornear los profiteroles, deberás seguir los pasos a continuación:

  1. Precalienta el horno a 200 ºC con calor arriba y abajo.
  2. Rellena una manga pastelera con la masa y prepara una bandeja con papel de hornear.
  3. Aplica la masa sobre la bandeja, utilizando la manga y dándole la forma de profiterol.
  4. Bate un huevo y pinta cada profiterol.
  5. Antes de hornear los profiteroles, baja la temperatura a 180 ºC y hornea durante 15 minutos.
  6. Pasado ese tiempo, disminuye la temperatura a 150 ºC y hornea durante 10 minutos más.
  7. Una vez horneados los profiteroles, púyalos con una brocheta, preferiblemente en la base. Luego, colócalos en una rejilla y déjalos enfriar. Recuerda, cuando los pinches debe ser rápido, para así expulsar el vapor contenido en el interior sin que se bajen.
  8. Cuando los profiteroles estén fríos, córtalos justo en la mitad pero sin llegar al final.

Por último, pasarás a rellenar los profiteroles. En esta parte, sigue las siguientes instrucciones:

  1. Coloca el queso crema en un bol y remueve con una cuchara de madera o espátula. Bate hasta conseguir una consistencia cremosa. Una vez lograda la textura deseada, introduce la mezcla en una manga pastelera, con boquilla de estrella.
  2. Rellena el interior de cada profiterol con la crema, una porción de salmón ahumado y unas hojitas de tomillo fresco.
+30 aperitivos fáciles y elegantes - Profiteroles o petit choux salados rellenos de salmón ahumado con queso crema y tomillo

Más recetas de aperitivos fáciles y elegantes

Porque quizás 10 aperitivos no sean suficientes, sobre todo en caso de grandes festejos con numerosos invitados, te traemos más recetas de aperitivos y entrantes. Además, puede que te hayas quedado esperando alternativas dulces para llenar una mesa de postres, así que aquí tienes una lista con una gran variedad de recetas, tanto dulces como saladas. Todas son tan exquisitas como fáciles de hacer, ¡que las disfrutes!

Otros aperitivos salados

Aperitivos dulces

Si te ha gustado el artículo +30 aperitivos fáciles y elegantes, te sugerimos que entres en nuestra categoría de Otros aperitivos.

Escribir comentario sobre +30 aperitivos fáciles y elegantes

¿Qué te ha parecido el artículo?

+30 aperitivos fáciles y elegantes
1 de 8
+30 aperitivos fáciles y elegantes

Volver arriba