Receta de Tarta Sacher

Receta de Tarta Sacher

Aunque la auténtica receta de la tarta Sacher es un secreto que se guarda con recelo, esta bien puede ser una buena recreación de este famoso pastel. He tenido la suerte de probar la auténtica tarta Sacher en Viena, en el hotel que lleva su nombre, y esta versión no le tiene nada que envidiar. La tarta Sacher auténtica, consta de un bizcocho un poco seco, con una fina capa de mermelada de albaricoque (según los propietarios la mermelada es casera), y una cobertura de chocolate.

El hotel Sacher consta de una cafetería abierta a todo el público y una cafetería donde se puede comprar su tarta, metida en unas bonitas cajas de madera o tomarla in situ.

Aunque muchas versiones llevan almendra molida o pan rallado, a mí no me pareció que esa torta Sacher llevara ninguno de estos ingredientes. Tampoco lleva levadura, dado que es un bizcocho no muy jugoso pero las claras hará que sea un poco más esponjoso y más parecido al real.

No hace falta que visitéis Viena para disfrutar de este famoso pastel ya que en RecetasGratis os contamos cómo hacer una tarta Sacher fácil al más estilo de la original explicada con todo lujo de detalles.

8 comensales 1h 30m Postre Dificultad media
Características adicionales: Coste medio, Recetas al horno, Receta tradicional de Austria
Ingredientes:
  • Para la cobertura:
Cómo hacer Tarta Sacher:
1

Para hacer el bizcocho para la torta Sacher original primero vamos a separar las yemas de las claras de huevo. A continuación, ponemos en un bol amplio 50 gramos de azúcar y la mantequilla reblandecida y batimos.

Truco: Podéis fundir un poco la mantequilla en el microondas, pero sólo para reblandecerla, sin que llegue a fundir del todo.

2

Añadimos las yemas de huevo una a una y la adicionamos bien a la masa del bizcocho.

3

Troceamos el chocolate y lo fundimos poco a poco en el microondas. Lo añadimos poco a poco a la mezcla de huevos, azúcar y mantequilla mientras removemos constantemente.

4

Montamos las claras a punto de nieve con unas varillas eléctricas. Cuando estén casi totalmente montadas, añadimos el resto de azúcar (50 gramos).

5

Añadimos poco a poco las claras montadas a la masa del bizcocho para la tarta Sacher fácil con una espátula y con movimientos envolventes.

6

Ahora, es el momento de mezclar la harina junto con el cacao en polvo y los tamizamos encima de la masa para el bizcocho de la torta Sacher de Viena. Lo mezclamos suavemente para no quitarle aire.

7

Precalentamos el horno a 175 ºC. Engrasamos un molde redondo de unos 10-20 cm de diámetro con un poco de grasa o con un spray antidesmoldante. Vertemos la mezcla del bizcocho de la tarta Sacher auténtica que tendrá una textura tipo mousse y lo nivelamos. Horneamos a 175 ºC con calor arriba y abajo durante 25-30 minutos. Comprobar pinchando con un palillo por varias partes del bizcocho que está cocido. No tiene que tener ningún resto de masa.

Truco: Este bizcocho engaña, el centro suele quedar un poco crudo si no está bien cocido, así que ojo y comprobar bien su punto de cocción.

8

Una vez horneado, dejar enfriar en una rejilla por completo.

9

Una vez bien frío, cortar con un cuchillo de sierra por la mitad. Extendemos en una de las mitades la mermelada de albaricoque. Tapamos con la otra mitad.

Si lo prefieres puedes preparar tú mismo esta receta de mermelada de albaricoque sin azúcar en vez de comprarla.

10

Ahora, vamos con la cobertura para la tarta Sacher original. Ponemos en un bol el agua y el azúcar. Lo ponemos encima de una cazo con agua al fuego hasta que el azúcar se haya disuelto por completo, todo al baño María.

11

Cuando el azúcar esté bien fundido le añadimos el chocolate troceado y la cucharada de cacao en polvo y removemos hasta que consigamos una cobertura de chocolate homogénea, sin grumos y un poco espesa.

12

Dejamos entibiar un poco la cobertura de chocolate para que espese un poco más. Ponemos la tarta Sacher encima de una rejilla con un plato debajo y vertemos la cobertura de chocolate por encima. Con la ayuda de una espátula igualamos bien y cubrimos los laterales de la tarta. Dejamos enfriar por completo.

13

Si además quieres adornar la tarta Sacher fácilmente, funde unos 75 gramos de chocolate negro para postres en el microondas.

Dibuja un círculo en un papel de horno con el diámetro del molde donde hemos hecho la tarta y dibuja en el centro la palabra Sacher, así podrás borrar y rectificar.

En una manga pastelera con una boquilla finita redonda, vierte el chocolate negro fundido y cubre la palabra escrita Sacher con el chocolate. Deja enfriar en la nevera.

14

Una vez enfriadas las letras, despega con cuidado y ponlas encima de la torta Sacher fácil. Presiona un poco con cuidado con una espátula y ya estará lista.

15

Aunque la tarta Sacher del Hotel Sacher original los camareros te sirven cada porción con un sello de chocolate, también puedes hacerlo en casa: para ello, pon montoncitos de chocolate fundido encima de un papel de horno. Pon el sello entre unos cubitos de hielo para que enfríe bien.

Truco: He utilizado un sello de los de lacre para cartas.

16

Presionamos el sello en el montoncito de chocolate, esperamos unos segundos y retiramos. Volvemos a poner el sello en los cubitos y repetimos la operación tantas veces como sellos queramos hacer, mejor uno por ración.

17

Servimos cada porción con un sello encima y acompañamos si deseamos con nata montada, como se sirve la auténtica tarta Sacher.

Si queréis ver mi visita al hotel Sacher de Viena, podéis visitar mi blog Cakes para ti y ver el reportaje que en su día hice.

Si te ha gustado la receta de Tarta Sacher, te sugerimos que entres en nuestra categoría de Recetas de Tartas.